Análisis de berenice

Clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 15,68 KB

 
Berenice:
Para comenzar, vamos a resumir el cuento de Edgar Allan Poe titulado “Berenice” y luego analizaremos su relato y los personajes.
El cuento comienza con una reflexión de Egaeus hablando de su infancia, luego habla de su prima Berenice, cuenta cómo crecieron juntos y sus distintas características: Egaeus se describe como una persona enfermiza, envuelto en melancolía, encerrado en si mismo y entregado en cuerpo y alma a la intensa meditación. En cambio, Berenice es ágil, graciosa y desbordante de fuerzas.
Egaeus explica que Berenice padece de una enfermedad que la trasmutó física y moralmente. Esta era una extraña enfermedad que comenzaba como una epilepsia y que muchas veces terminaba en catalepsia (enfermedad en la cual se entra en un estado inmóvil, similar al de un muerto), sin embargo, Egaeus también sufría una enfermedad la cual consistía en entrar a un estado el cual sólo meditaba en un objeto, desconectándose del mundo real. Este podía durar minutos, horas, incluso días.
A medida que transcurría el tiempo, sus enfermedades iban creciendo. Berenice trasmutaba cada vez más físicamente, adquiría una apariencia pálida, extremadamente flaca y de pelo largo; mientras que Egaeus sufría estos trances cada vez más frecuentes y duraderos. Egaeus le propone matrimonio a Berenice, ya los dos estando en una condición deplorable.
Después de haber hecho estas descripciones, el narrador cuenta que, un día mientras el estaba en la biblioteca, Berenice se le apareció enfrente con un aspecto terrorífico. Lo que a Egaeus más le llama la atención fueron sus dientes ya que eran puntiagudos, blancos y finitos. Tras esto, entra en uno de sus trances y al volver a la realidad descubre que Berenice había muerto y la habían enterrado. Inmediatamente después de esto, entra en otro de sus trances. Este es interrumpido por un criado que le informa que Berenice se hallaba tirada en el patio, fuera de su tumba, aún viva. Además, señaló que la ropa de Egaeus estaba manchada con barro (sangre coagulada) y que junto a el había una pala. En ese momento Egaeus se dio cuenta de algo; asustado, agarró una caja que pertenecía al médico de la familia. Al intentar abrirla se cae al suelo y se rompe. En su interior se encontraban distintos instrumentos de odontología y 32 pequeños objetos blancos.
Relación con el vampirismo

El cuento se puede relacionar con el vampirismo a través del personaje de Berenice. Esta tiene características similares a los vampiros como por ejemplo, la palidez, los ojos sin vida, la manera en que describe el pelo largo que cae sobre su frente, dándole un aspecto malévolo; y sus dientes que se los describe como blancos finos y puntiagudos. También se puede relacionar su enfermedad ya que la catalepsia es un estado similar al de los muertos, es decir se transformaba en un muerto vivo.
Egaeus es un ser introvertido y solitario, estas son características que se pueden asociar con el vampirismo. Otra característica vampiresca es la obsesión que tiene este personaje con el cuerpo de Berenice, enfatizando los dientes, que en el caso de los vampiros son la fuente mas preciada con la cual muerden y succionan la sangre.

Relación con lo siniestro

Hay ciertas partes del cuento donde se pueden encontrar similitudes con lo siniestro. Se podría decir que Egaeus tiene algo casi siniestro porque se ve que es un ser normal y natural pero en su enfermedad y en sus trances se descubre algo desconocido. Hablábamos de lo “casi siniestro” ya que cumple con la parte del descubrimiento de algo desconocido, pero esto no llega a ser algo angustiante al lector. Algo siniestro que resulta ser bastante “familiar” en el cuento es lo del incesto; Egaeus se casa con su Berenice, su prima.

Ligeia

El cuento comienza con una descripción de parte del narrador acerca de su primera esposa llamada Ligeia, y de sus sentimientos hacia ella. Habla de la relación entre ellos y deja ver que estaba fascinado con ella. Los problemas comienzan, según el narrador, cuando Ligeia cae enferma. Después de su muerte, el se muda a una abadía y gasta su tiempo y fortuna en comprar y decorar el terreno.Luego conoce a Lady Rowena Trevanion, con quien se casa. Viven dos meses “tranquilos” pero al segundo ella se enferma gravemente.Lo llamativo de esto es que una noche, mientras la cuidaba, percibió unos movimientos fuera de lo normal en la habitación. Pensando que eran efectos del opio, siguió cuidando a su esposa. No paso demasiado tiempo para que el volviera a ver estos movimientos y figuras en el cuarto; sin embargo, siguió sin darle importancia. lo que sí le prestó atención fue a una noche en la que vio caer gotitas de color rubí provenientes de su mujer, en una copa de vino . Pudo relacionar estas gotas con un empeoramiento de la salud de su mujer. Los días pasaron sin más sobresaltos hasta que al tercer día, ya preparado el ataúd, Lady Rowena empezó a tener resurrecciones no permanentes; es decir que aparentaba revivir pero luego volvia a caer en la muerte. A la mañana siguiente el cuerpo que él creía que pertenecía a Lady Rowena se levanta del lecho y camina hasta el centro de la habitacíon. Él, extrañado, se acerca al cuarto esperando ver a su esposa, pero en vez de ella, se encuentra con Lady Ligeia.
Análisis:
Lo primero que se pudo notar con relación al vampirismo es la descripción que hace el narrador de Ligeia. Esta es descripta como una sombra que se mueve, tenia una voz “con una melodía sobrehumana” y una figura hermosa con la que hechizaba al narrador, sus dientes reflejaban un brillo sorprendente y por último, sus ojos, en donde hacen mucho incapié, eran más grandes que los ojos comunes de nuestra raza (ahí es cuando nos damos cuenta que habla de un ser distinto al de los humanos), con oscuras y largas pestañas. La peculiaridad de los ojos se hacia más notable cuando ella se excitaba. El narrador dice, haciendo referencia a su belleza: “era las los seres que están por encima o fuera de la tierra”(pag. 302). Esto refiere, podria verse, a un ser fuera de lo humano. Cuando Ligeia se enfermó, sus características físicas se tornaron más parecidas a las de un vampiro. Sus ojos brillaban más de lo que siempre brillaban y estaba más pálida que de costumbre. La actitud vampiresca se puede encontrar cuando esta intenta sobrevivir a su enfermedad. El narrador dice: “pero la intensidad de su salvaje deseo de vivir, vivir, sólo vivir.” (pag. 305)).La enfermedad de Lady Rowena se parece a la enfermedad de Ligeia ya que la describe con rasgos similares como la palidez y la rigidez de su figura. Otro rasgo vampiresco del relato es el de las figuras que el narrador decía ver en su cuarto dado que es probable que hayan sido estas las causantes de la enfermedad y la transformacion de Lady Rowena. Versos del narrador a Lady Ligeia: en la segunda estrofa se pueden encontrar varias alegorías al vampirismo, como por ejemplo cuando dice: “sus alas desplegadas” o “su largo sufrimiento (ya que Lady Ligeia estaba sufriendo antes de morir y los vampiros padecen ese eterno sufrimiento de no poder morir)”. También se puede encontrar varias relaciones con lo siniestro. El narrador no para de decir que en sus características había algo extraño. El narrador dice, refiriéndose a los ojos: “y (¡extraño a, el más extraño de los misterios!) encontrada en los objetos más comunes del universo, un circulo de analogías con esa expresion. Otra característica que se puede relacionar con los siniestro y el vampirismo es que Lady Rowena era un muerto vivo ya que moría y por instantes presentaba signos de vida (como un vampiro) y la última vez que revivió, el narrador esperaba encontrarse a Lady Rowena (algo conocido) y terminó siendo Lady Ligeia (lo siniestro).

Relacion entre Ligeia y Berenice:

Se puede notar que en ambos el conflicto es en una relacion en la cual la mujer se ve afectada por una enfermedad y por lo general termina en muerte. Ambos cuentos describen a las mujeres de una forma algo tétrica por ejemplo, su cabello y sus ojos. También se puede notar que en ambos cuentos hay cierta obsesión del hombre para con la mujer, es decir, en Berenice, Eageus tiene una obsesión con sus dientes específicamente mientras que en Ligeia el narrador tiene una obsesión profunda con ella. Las mujeres de ambos cuentos mueren trágicamente debido a enfermedades, estas enfermedades suelen ser algo extrañas, o mas que nada morbosas, ya que nunca son muy explícitas y son enfermedades las cuales van creciendo con el tiempo, es decir van empeorando con el pasar del tiempo. Las similitudes entre cuentos se presentan esencialmente en como se describe a las mujeres, ya que son algo sobrenatural, tienen un belleza suprema pero al mismo tiempo algo extraño, “una voz con melodía sobrehumana”. Se puede notar claramente algo bello en Ligeia pero al mismo tiempo extraño. Lo mismo pasa con Berenice ya que es descripta como una persona totalmente activa y feliz, bella y hermosa pero algo en ella, en sus ojos y su pelo presentaba algo ambiguo que la hacía bella pero extraña o malévola.

Biografía del autor

Edgar Allan Poe (Boston, Estados Unidos, 19 de enero de 1809 – Baltimore, Estados Unidos, 7 de octubre de 1849) fue un escritor, poeta, generalmente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros practicantes en su país. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror.

El cuento apareció por primera vez en la hasta cierto punto refinada publicación Southern Literary Messenger en marzo de 1835. Muchos lectores se sintieron conmocionados por la violencia sugerida en "Berenice" y se quejaron al director del periódico, Thomas W. White, lo que condujo a una nueva versión suavizada que salió en 1840. Los cuatro párrafos retirados (incluidos en la versión traducida por Baudelaire, según Cortázar, y que no aparecen en la propia traducción de éste) muestran una visita de Egaeus a Berenice antes de su entierro, en la que se aprecia claramente que ella está todavía viva, moviendo los dedos y sonriendo.

 

 

 

 

 

 

 

Biografía del autor (Charles Baudelaire):
Charles Baudelaire nació en 1821 en París. Hijo de un sacerdote, Joseph François, y de Caroline Archimbaut-Dufays. Baudelaire tenía un hermano llamado Claude Alphonse, hijo de su padre con un matrimonio anterior. A los 6 años pierde a su padre y su madre contrae matrimonio con el comandante Jacques Aupick. Este nuevo matrimonio le da la sensación de abandono que es manifestada siempre como falta de buenas relaciones a lo largo de su vida. A partir de la llegada de Aupick a la familia, Baudelaire comienza a vivir en diferentes lugares; por un lado, en Lyon durante cuatro años y luego de vuelta a París donde es internado en el colegio Louis-le-Grand, del cual más tarde es expulsado por razones desconocidas.
En 1840, con diecinueve años, su vida comienza a formarse. Frecuenta por los prostíbulos, en los que están inspirados muchos poemas de Las flores del mal (1857) como “Una noche que estaba junto a una horrible judía” en el que habla de una prostituta judía con la que entabla una relación. La madre y Aupick se sienten horrorizados con la vida que lleva y lo mandan a Burdeos, con el fin de que que se aísle del ambiente bohemio en el que había entrado, para que embarque en el paquebote Mares del Sur en una travesía que había de llevarle a Calcuta y durar dieciocho meses, pero Baudelaire lo único que quería era regresar a París.
En 1842, nuevamente en París, Baudelaire alcanza la mayoría de edad y recibe una herencia de 75.000 francos, dándole la posibilidad de independizarse y abandonar el piso familiar. Una vez independizado, vuelve a la vida bohemia que tenía antes de embarcarse en la travesía. El autor vuelve a la vida con prostitutas y conoce a Jeanne Duval, una actriz mulata a la cual, a pesar de sus infidelidades frecuentes desavenencias, siempre vuelve. Esta toma protagonismo en distintos poemas del autor como “Perfume exótico", "La cabellera", "Te adoro igual que a la bóveda nocturna", "Meterías al universo entero en tu callejuela", "El vampiro", etc.
En 1857, Baudelaire escribe el poemario Las flores del mal del cual fueron suprimidos seis poemas ("Las joyas", "El leteo", "A la que es demasiado alegre", "Lesbos", "Mujeres condenadas", Delfina e Hipólita" y "Las metamorfosis del vampiro") por ultraje a la moral y a las buenas costumbres. Luego, su segunda obra, Paraísos artificiales, escrito 1860, es un relato de las experiencias personales del poeta con drogas como el opio.
Luego de una vida de fracasos, idas y vueltas y mujeres de mala influencia hacia él, Charles Baudelaire muere a la edad de cuarenta y seis años (1867) en brazos de su madre a causa de sífilis, otorgándole una parálisis y dejándolo mudo.
Conclusión final
Después de leer los poemas de Baudelaire podemos pensar que el autor se basa en su vida personal para hacer sus obras ya que en ambos poemas hay una dominación del género femenino frente al masculino; en “La fuente de sangre” ya que son las “crueles muchachas” quienes beben la sangre de él y en “La metamorfosis del vampiro” como la vampiresa que lo muerde y transforma. Esta dominación es claramente una representación de cómo Charles Baudelaire volvía a la mujer que amaba aún cuando ella lo había hecho infiel y como estas heridas nunca terminaban de cerrar porque todo comenzaba de nuevo una vez que volvían a unirse.
Por otro lado, otro indicio de la vida personal del autor que se ve reflejada en los poemas es la presencia del vino en “La fuente de sangre” que es tomado como una forma de escape, argumentación que tienen los alcohólicos para su enfermedad. En conjunto con el tema del vino y el alcoholismo, aparece la fe cristiana de la cual era creyente Baudelaire, hijo de un sacerdote, aunque a lo largo de su vida ha ido cambiando su mente por los movimientos bohemios, etc.
Por otro lado, podemos hablar de que el tema del vampirismo y esta contraposición que aparece en este género de “muerte-vida” puede conectarse con la muerte de su padre que es otra herida que Baudelaire nunca pudo superar ya que una vez muerto su padre, su madre contrajo matrimonio con otro hombre que intentó ser su figura paterna pero nunca lo logró. Además, la figura del vampirismo está también muy conectada con Jeanne Duval ya que los vampiros que encarnan los poemas del autor son principalmente femeninos y otras bestias menores que beben su sangre, pero las autoras de los actos para obtener la sangre son siempre mujeres. Otro punto del vampirismo que aparece en los poemas, es el del vampiro sin sentimientos, por ejemplo, cuando en “La metamorfosis del vampiro” habla de conocer la ciencia de olvidar y por otro lado en “La fuente de sangre” cuando habla de que hay un colchón de agujas en el sueño olvidadizo en el que él buscó el amor hecho para que crueles muchachas beban, es decir, que no importa cómo él se sienta siempre y cuando las vampiresas obtengan su sangre, sea por una trampa llamada amor.