Burlador de Sevilla

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 8,28 KB

 
CONTEXTO HISTORICO
-Felipe III, Pelipe IV y Carlos II. Valido de Felipe III duque de Osuna, Valido de Felipe IV: Conde Duque de Olivares
Crisis:
-político-militar: Guerra en Flandes, Independencia de Portugal, Conflictos en Cataluña, disputas con los franceses.
- socio-económico: consequencias: derrotas, pérdida de vidas, descenso demográfico, gastos militares, malas cosechas, epidemias, Bancarrota del Estado, aumento de impuestos, aumento de la pobreza.
ARTE NUEVO DE HACER COMEDIAS:
Para Lope, las reglas de las anteriores comedias, se oponen a lo natural, al gusto del público.

División en 3 actos o jornadas: Se adapta a las partes básicas de la acción: planteamiento, nudo y desenlace.
Rechazo de las tres unidades: Acción: la comedia presenta varias acciones paralelas, Tiempo: la obra puede abarcar años, sin límites temporales(antes 24h) Lugar: puede desarrollarse en diversos lugares(no en uno solo como antes).
Mezcla de lo trágico y lo cómico: Tal y como ocurre en la vida misma.
La variedad de estilo y el decoro poético: el comportamiento y el lenguaje deben adecuarse a la índole de cada personaje: no puede hablar igual el rey que el lacayo, un noble que un campesino, una mujer que un hombre.
La polimetria.
Lírica intercalada: canciones y danzas insertadas.
Los personajes: plano elevado: Galán(caballero joven, apuesto, valiente, idealista...) Dama (bella y osada) plano inferior: el Gracioso: suele ser el criado del caballero, ayuda a su amo y contrasta con éste por su desenfado, lenguaje llano y sentido común. Criada: confidente de la dama.
Temas: amor y en el burlador de sevilla en concreto, la defensa del honor y la honra como la estimación intachable que una persona merece a los demás.
ESPECTÁCULO TEATRAL EN EL BARROCO
Se representaban en corrales que eran patios interiores de un conjunto de casas en las que los balcones interiores servían de palcos y en medio del patio se sentaba la gente por orden, primero las mujeres, luego lso hombres y al fondo de pie, los más pobres. Incluso se podía llegar a ver al rey. Sólo un toldo protegía del sol.
Duraba casi tres horas ininterrumpidas. El espectáculo se iniciaba con una Loa que era una pequeña pieza en verso, a modo de representación, con la que se intentaba ganar al público mediante halagos a la compañía, a la obra y al propio público., tras la que se representaba el primer acto o jornada de la comedia. Inmediatamente después se representaba un entremés que era una breve comedia (10 min) de un solo acto, de carácter humorístico, ambientado en la vida cotidiana y protagonizada por plebeyos, viejos ridículos, esposas jóvenes, hampones, bobos e ingenuos...después empezaba el segundo acto de la comedia, tras la que se representaba una jácara cantada o baile antes del tercer acto y después de este último, se finalizava con un fin de fiesta o mojiganga.
Los valores e ideales que los autores teatrales fomentaban desde el escenario eran los propios a los de la época y de una sociedad estratificada: el inmovilismo social, la monarquia como forma de gobierno incuestionable y la aceptación sin reserva del dogma católico.

el autor de el Burlador de Sevilla y el convidado de piedra
Tradicionalmente, y durante casi tres siglos, se ha considerado al fraile mercedario Gabriel Téllez, conocido en la literatura como Tirso de Molina, autor de la obra. En las últimas décadas, sin embargo, las investigaciones históricas y filológicas han puesto en tela de juicio tal atribución.
algunos datos biográficos sobre Tirso de Molina
nació en 1579 en Madrid. Inició su carrera religiosa en la orden de los Mercedarios, donde ingresó en 1600. Entre 1608 y 1610 amplió los estudios teológicos en Alcalá de Henares. De regreso en Madrid, iniciió su labor como comediógrafo(1611). Entre 1618 y 1626 alcanzó el apogeo de su producción literaria. Sufrió evidencias y enemistades de ciertos adversarios y la Junta de Reformación de las costumbres -fundada por el conde-duque de Olivares- prohibióa Tirso la redacción de comedias y lo desterró de Madrid. (Tirso mantenía ideas contrarias al Valido de Felipe IV). Afectado por este episodio, y por las presiones recibidas, Tirso fue abandonando la produccón de comedias y textos profanos. A principios de 1648 cayó enfermo en el convento soriano de Almazán, donde murió ese mismo año. Se le atribuyen un total de 400 comedias-aunque sólo se conservan 80-.
obra de Tirso de Molina
Autos sacramentales
Comedias religiosas: El condenado por desconfiado
Comedias historico-legendarias: El burlador de Sevilla y convidado de piedra.
Comedias de costumbres: Psicológicas: El vergonzoso en palacio, Intriga y enredo : Don Gil de las calzas verdes.
ANÁLISIS DE LA OBRA
el problema de la autoría y antecedentes de la obra

Su autoría es, todavía hoy, objeto de controversia. Las comedias del Barroco estaban pensadas àra ser representadas. Los escritores o poetas entregaban un manustrico a los autores o empresarios. En muchas ocasiones, si el autor no era demasiado conocido se la atribuía a uno de renombre para poder venderlo mejor. La primera edición conocida de El buraldor de Sevilla y convidado de piedra de 1630 apareció recogida en un volumen titulado Doce comedias de Lope de Vega. Respecto a la génesis de la obra, intentos de localizar en la vida real antecedentes personalidades históricas de don Miguel de Mañara o el conde de Villamediana y otros.. En relación con el otro gran personaje y motivo de la obra, el convidado de piedra, se han documentado testimonios en todo el folclore europeo.
unidades dramaticas y los personajes acción espacio y tiempo
Las tres unidades dramáticas de la obra están orientadas y dirigidas desde la fuerza del personaje central de la comedia: Don Juan Tenorio. La acción surge de una alternancia continuada entre huidas de Don Juan y las persecuciones de los personajes agraviados. El hilo causal del argumento progresa a partir de los engaños que realiza el caballero de Sevilla. De hecho, la velocidad y el ritmo precipitado de la acción se imprimen desde el primer momento. La obra empieda in media res, es decir, la acción ya está teniendo lugar cuando el público tiene la primera noticia.