C

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,13 KB

 
La narración.
Consiste en contar hechos, reales o imaginarios, que les suceden a unos personajes en un tiempo y en un espacio concretos. Son contados por un narrador en un orden cronológico determinado y desde una perspectiva específica.
Elementos de la narración.
La acción.
La constituyen los elementos que van sucediéndose y que dan origen a la historia. Deben presentar un orden lógico, un motivo y una transformación sucesiva. Los textos narrativos suelen presentar una acción principal y otras secundarias.
Los personajes.
Son los encargados de realizar los hechos que se narran. Pueden ser principales, en torno a los que gira la narración, o secundarios, cuya función es la de completar.
La
caracterización de los personajes puede presentarse al principio de la narración de una sola vez o puede ir mostrándose en el relato.
Según la precisión de las características de los personajes se clasifican en: personajes
tipo. Que responden a unos rasgos muy genéricos, o personajes individualizados, que son los que poseen unos rasgos específicos muy definidos.
Según su evolución se distinguen entre personajes
planos, que no cambian a lo largo del relato, y personajes redondos, que poseen una gran variedad de rasgos que modifican a lo largo del texto.
El tiempo y el espacio.
El tiempo narrativo es el momento y duración de la acción del relato. Puede ocupar una vida, una hora…
El
espacio narrativo es el lugar en el que los personajes desarrollan acciones. Puede ser ficticio o real…
Técnicas narrativas en el relato literario.
El narrador y la perspectiva narrativa.
El narrador es quien cuenta los hechos, es un emisor imaginario que forma parte de la ficción. Tiene diferentes puntos de vista.
Cuando participa en los hechos es porque es un personaje, es narrador en
primera persona. Si es el personaje principal del relato, se llama narrador protagonista. Si el personaje es secundario se trata de narrador testigo. Si el narrador se limita a transcribir lo que otro ha creado, es un narrador transcriptor.
Cuando el narrador cuenta lo que les ha sucedido a otro se trata de un narrador en tercera persona. Si el narrador sólo conoce lo que ve u oye, pero desconoce a los personajes, se trata de un narrador observador. Si conoce todo acerca de los personajes, su intimidad y pensamientos, se llama narrador omnisciente.
En algunas ocasiones el narrador cuenta lo sucedido en segunda persona. Se dirige a sí mismo, desdoblando su personalidad.
Orden de los acontecimientos.
Estructura progresiva y lineal. Siguiendo un orden cronológico de los hechos.
Suele ser: planteamiento, nudo y desenlace de los acontecimientos.
Estructura
in medias res. Se presenta el nudo en primer lugar, después se retrocede a los hechos que han originado la situación.
Estructura
in extremas res. Se inicia el relato con la situación final, para después volver a la situación inicial.
Estructura
fragmentada y disgregada. El lector debe reconstruir el orden cronológico.
Procedimientos lingüísticos.
Las características lingüísticas más habituales son:
La aparición de
formas verbales que cuentan sucesos. El tiempo que suele predominar es el pretérito perfecto simple.
Las oraciones suelen ser de carácter
predicativo.
Se utilizan oraciones
subordinadas adverbiales.
Se utilizan numerosos recursos
anafóricos, catafóricos y deícticos.
Empleo de
figuras literarias.