Caracteristicas

Clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 3,53 KB

 

La «Elegía a Ramón Sijé» es un poema escrito por Miguel Hernández de remordimiento y de reconciliación espiritual donde Miguel Hernández, reconoce su deuda, imposible de pagar esta deuda imposible a pagar es la reconciliación entre Ramon sijé i Miguel Hernández. Ramon sijé era un poeta católico de carácter clasicista de Orihuela, muy importante en la formación inicial de Miguel Hernandez. En 1935 Miguel había entrado en el círculo de lapoesía de Pablo Neruda y consideraba la amistad con Ramón Sijé unlastre en su proyección poética, de aquí su ruptura.Pero la prematura muerte de Sijé impidió la posible reconciliaciónentre ambos amigos, de aquí sale y siento más tu muerte que mi vida, ya que el poeta no pudo reconciliarse con Sijé por cuanto le debía y había ayudado en sus primeros tiempos poéticos.En cuanto a la estructura externa, el poema está formado por tercetos encadenados. La tradición de los tercetos encadenados se incorpora a la literatura castellana a raíz de la revolución Italianizante. Se puede apreciar que la Elegía está formada por 49 versos cuya métrica corresponde a dieciséis tercetos encadenados de arte mayor (endecasílabos) de rima consonante. La estructura de los tercetos encadenados me gusta porque rima el primer verso con el tercero, y el segundo con el primero del siguiente (ABA/BCB/CDC…)En cuanto a la estructura interna la elegía es un poema de carácter expositivo. Ya que hay dos visiones del mundo contrapuestas que corresponden a las contradicciones de los conflictos de Miguel Hernández que son la vida y la muerte. Una de carácter materialista que hace referencia a Pablo Neruda y otra de carácter espiritual y cristiano esta hace referencia a la visión de Ramon Sijé. También se puede apreciar que el poema esta divido en tres partes, cada parte tiene una temática diferente. La primera es la llamada de meditación, en la que Hernández reflexiona y recuerda los tiempos pasados con su gran amigo y también manifiesta hasta donde le ha llegado su muerte. Esta etapa de meditación o recuerdo comprende los cuatro primeros tercetos. La segunda parte es el lamento de los sobrevivientes. Es quizá donde Miguel Hernández se expresa con más emotividad ya que nos habla de su propio sentimiento ante la pérdida de un ser querido. Habla en primera persona de la pena que siente. Dentro de este lamento enmarcamos desde la quinta estrofa hasta la onceava. Y la tercera y última parte es la de alabanza, en la que el autor elogia al fallecido, destaca sutilmente algunas cualidades de este y hace una declaración de intenciones imposible.En cuanto al estilo del poema es un estilo muy sencillo ya que Miguel Hernández escribe este poema en un momento en que los sentimientos brotan puros, por lo tanto no escatima en buscar palabras de gran dificultad, todo lo contrario. Miguel en este poema quiere transmitir proximidad con un léxico claro y cercano ya que el poema está escrito como la última carta que miguel no pudo enviar a su amigo.