Contexto descartes

Clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,85 KB

 

Contexto histórico,filosófico Descartes: En los S. XIII Y XIV, el saber se mueve en torno a las relaciones entre la fe y la razon, y la sociedad se organiza deacuerdo con una vision teocentrica del mundo. Si la vida medieval giraba en torno a Dios, el humanismo renacentista, protagonizó un giro antropocentrico y naturalista, que ponia al hombre en el centro de todo. Este cambio en el pensamiento europeo provoca la "crisis de la conciencia europea". Diversos sucesos determinaron un gran cambio social, economico, religioso, cultural, artístico y científico. El avance del conocimiento cientifico exigia el abandono de la fisica aristotelica y de la imagen geocentrica del universo. habia que sustituir anteriores paradigmas basados en conceptos metafisicos por otros de caracter fisico-matematicos, fundados en la experiencia.

Este metodo consolida los siguientes presupuestos filosofico cientificos: La naturaleza tiene un orden fijo y natural, nuestra mente puede dominarla y el conocimiento cientifico puede consegir la certeza absoluta. Estos cambios se consolidaron en el S.XVII en dos sistemas filosoficos contrapuestos. el racionalismo y el empirismo, que configuran la modernidad. El racionalismo pone el criterio de verdad en la autonomia de la razon y construye el conocimiento deductivamente a partir de unos principios innatos independientes de la experencia sensible. El empirismo, parte de la experiencia sensible y por inducción llega a hipótesis explicativas de fenómenos.

Descartes, que inicia la filosofía moderna y el racionalismo, busca una certeza que este fuera de toda duda y aplica un metodo con principios sencillos y evidentes.



El objetivo de Descartes era el logro de la verdad filosófica mediante la razón. Pretendía  construir una filosofía que asegurase el conocimiento perfecto de todas las cosas que el hombre puede conocer. Las dos grandes operaciones de la mente son: la intuición, que es un ver con claridad y con distinción, que no deja lugar a dudas, y la deducción, que es toda inferencia necesaria a partir de otros hechos que son conocidos con certeza. El método propuesto por Descartes, que es válido para todas las ciencias, consiste en reglas para emplear correctamente esas dos operaciones mentales. Las reglas del método son: Evidencia (no aceptar como verdadero nada que no se conozca con total evidencia), Análisis (hemos de  reducir las ideas compuestas a ideas simples), Síntesis (conociendo intuitivamente las proposiciones más simples hay que intentar buscar todas las demás) y Enumeración. Descartes afirma que, para lograr una primera verdad de donde se deduzcan las demás, hay que empezar dudando de todo aquello que se pueda dudar (de lo que se percibe por los sentidos, de la imposibilidad de diferenciar la vigilia del sueño y de los propios razonamientos, ya que puedo concebir que exista un genio maligno que me engañe al pensar incluso en proposiciones matemáticas). La duda cartesiana es universal, metódica, teorética y provisional. Encontró la primera verdad en el cogito: "Yo no puedo dudar de que pienso, ni de que, al pensar, estoy existiendo". Sugiere como regla general que todo aquello que percibimos con claridad y distinción es verdadero. El pensamiento siempre piensa IDEAS que pueden ser de tres tipos: adventicias (parecen provenir de la experiencia sensible), facticias (provienen de la imaginación y voluntad) e innatas. Descartes se propone examinar, si hay un Dios que tenga al menos tanta realidad objetiva como la idea del yo, un Dios, no engañador, que le asegure la certeza del resto de las cosas. Estableció tres pruebas a partir de la idea de Dios, que es innata al alma. Si dudo es porque me concibo como un ser limitado, imperfecto y finito, pero no sería posible tener el concepto de lo finito sin la idea de lo infinito, luego ha de existir un ser tenga esas perfecciones (Dios).