Derecho romano

Clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 5,7 KB

 

Época clásica o del principado: comprende desde la concesión de poderes excepcionales a Augusto en el año 27 a.C. hasta mediados del siglo III d.C. en el que la fórmula política autoritaria del principado evoluciona hasta la fórmula totalitaria del Imperio absoluto. Se considera esta época, clásica para el Derecho, en el sentido de modélica, ejemplar o digna de ser imitada, caracterizada por su consideración de la equidad y su intento de conciliar el interés público y el particular como criterios rectores. Las obras de los juristas de esta etapa, recopiladas en parte por Justiniano en el Digesto, están consideradas como el legado más valioso que el Derecho Romano ha trasmitido a la posteridad. Época postclásica o Bajo Imperio: comprende desde el 265 d.C. hasta la invasión de Roma por pueblos germanos  o bárbaros en el año 476 de nuestra era.Desde el punto de vista jurídico se produce una vulgarización del Derecho, pues desaparecen los juristas creadores y se convierten en burócratas al servicio del Emperador, quien ostenta todo el poder, que se considera absoluto y de carácter divino. Asimismo, se aceptan las Instituciones de Derecho provincial y la positiva influencia de la filosofía cristiana en la legislación. A finales del siglo IV d.C. se produce la división del Imperio romano en dos partes: Occidente y Oriente. En el año 476 d.C. se produce la caída de Occidente, y Oriente continúa existiendo hasta el siglo XV, en el que Constantinopla (antigua Bizancio y actual Estambul)  es invadida por los turcos. Época Justinianea o Bizantina: comprende el período de gobierno del emperador Justiniano en el siglo VI d.C. hasta su muerte en el año 565 d.C. Éste ordena la recopilación del Derecho Romano anterior, que se conoce con el nombre de “Cuerpo de Derecho Civil” (Corpus Iuris Civilis), que abarca todas las ramas del Derecho y se divide en cuatro partes: Instituciones, Digesto, Código y Nuevas Constituciones. Esta recopilación se considera la más importante e influyente obra jurídica de todos los tiempos.



Periodificación para el estudio de la Historia de Roma: la concepción política imperante en cada momento histórico condiciona el sistema de fuentes de Derecho. Utilizando una perspectiva jurídica, antes que histórica, pueden distinguirse cinco grandes etapas:Época arcaica: comienza con la fundación de Roma en siglo VII a.C. por Rómulo, que sería el primer rey. La monarquía o regnum será la forma política imperante durante dos siglos y medio. Esta época primitiva suele considerarse concluida con la publicación, en os años 450-451 a.C., de las normas jurídicas entonces en vigor, que se encontraban recogidas en el Código de las XII Tablas, así denominado por contener 12 tablas de bronce o madera, con los preceptos jurídicos vigentes y aplicables a la ciudadanía. En esta época, Roma se regía, en buena medida, por imperativos religiosos, en atención a que es la casta sacerdotal, que habitaba en el templo Capitolino, quien crea, interpreta y aplica el derecho de la época. De este modo, derecho, religión y moral se encuentran entrelazados, produciéndose se forma progresiva y, solo con el paso del tiempo, la separación entre las mismas. Época preclásica o republicana, así llamada por ser la república la forma política imperante. Abarca desde la publicación de las XII Tablas hasta el 27 a.C., momento en el que se le conceden a Augusto poderes excepcionales contrarios al modelo republicano. El Código de las XII Tablas contiene las líneas generales de la organización política y de la convivencia ciudadana. Cuatro siglos después de su publicación, Cicerón nos dice que en su época los niños lo aprendían de memoria en las escuelas, cantando sus preceptos y Tito Livio lo considera fuente de todo Derecho Público y Privado Romano. Las novedades fundamentales de las XII Tablas son la publicidad, lo que supone una gran garantía ciudadana y seguridad jurídica y, por otra parte, la isonomía, es decir, la igualdad ante la ley de patricios y plebeyos. Los preceptos de las XII Tablas requerían de interpretación por parte de los magistrados, denominados pretores, y los juristas, que son, cada vez en mayor medida, laicos. El Derecho comienza así, a secularizarse, desvinculándose de connotaciones religiosas. Se produce asimismo en esta época la elaboración de los conceptos fundamentales del Derecho Privado, que llegan hasta nuestros días, como los de dominio, usufructo, herencia, etc.