Dificultades de aprendizaje: concepto, teorías y clasificación

Clasificado en Magisterio

Escrito el en español con un tamaño de 5,53 KB

 

EL NIÑO CON DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

Existen una serie de factores lingüísticos, biológicos y sociales que puedan servir de pronóstico de una dificultad de aprendizaje. Pero cuando resultan poco relevantes, el niño es considerado normal por familiares y profesores, de forma que la primera alteración observada será su dificultad para aprender en el colegio. La mayor proporción de niños diagnosticados de dificultad de aprendizaje se da entre los 8 y 11 años.

Las dificultades de aprendizaje suelen presentarse asociadas. No encontramos niños disgráficos, disléxicos o discalcúlicos exclusivamente; lo más frecuente es que ciertos aspectos de cada una de estas tres dificultades se presenten en el mismo sujeto.

El niño con dificultades de aprendizaje trata de evitar por todos los medios los trabajos escolares, los padres y profesores tienen que estar continuamente encima de él para que los haga.

Los niños con D.A. son niños con un desarrollo intelectual próximo a la normalidad, que pueden presentar deficiencias psicológicas en el terreno perceptivomotor. También el desarrollo del lenguaje está alterado o retardado. La dificultad de aprendizaje se relaciona con una disfunción cerebral, comprobada o no, adquirida o congénita, aunque se considera que no se debe primariamente a déficits sensitivos o motrices elementales. Tampoco se debe a un desequilibrio emocional o privación afectiva. La dificultad de aprendizaje aumenta con la falta de atención pedagógica y se reducen con su atención, por lo que estos alumnos deben ser objeto de reeducación mediante programas especiales.

Myklebust (1967) propuso el Cociente Aprendizaje (CA), para hacer más preciso el diagnóstico de D.A.. El CA es el resultado de dividir la edad de lectura, multiplicarla por 100, por la edad expectante. La edad expectante se calcula sumando la edad mental, la edad cronológica y la edad de grado y dividiéndola entre tres.

Sullivan Palincsar (1997) afirma que: las dificultades de aprendizaje han llegado a ser una categoría singular más grande de la disfuncionalidad, siguiendo incluso las categorías de desórdenes lingüísticos y del habla. Un 80% de sujetos que tienen servicios de Ed. Especial se identifican como sujetos con problemas de lectura. El procedimiento clásico para determinar si un sujeto tiene dificultades de aprendizaje en lectura es la discrepancia entre la aptitud y la ejecución.



EL CONCEPTO DE DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

El comité conjunto para las Dificultades de Aprendizaje (NJCLO) señala que las DA son como un conjunto heterogéneo, de problemas significativos en el aprendizaje de la lectura, escritura y cálculo, intrínsecas al sujeto aunque puedan coexistir con otros problemas.

DEFICINICIONES DE DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

Los autores coinciden en cinco grandes criterios de exclusión (es decir, de lo que no es una D.A):

  • el cociente intelectual bajo
  • las deficiencias sensorio-motoras (visión, audición, …)
  • las deficiencias de adquisición del lenguaje.
  • Los trastornos afectivos
  • Las deficiencias pedagógicas.

Según Ross (1977) solo si es usado un método de enseñanza apropiado y se ha mantenido una relación educativa válida se puede decir que existe una dificultad para el aprendizaje cuando un alumno no rinde suficientemente en sus tareas escolares. Siguiendo a este autor tendríamos que en la definición operativa se considera el Rendimiento Potencial (RP) que es que un sujeto muestra cuando las condiciones del proceso son óptimas.

El Rendimiento Real (RR) es una medida objetiva del Rendimiento Escolar (RE) tomada de un test pedagógico “medida intermedia entre un examen objetivo y un test de capacidad, con contenidos pedagógicos pero con una forma de respuesta, con una evaluación objetiva y con una construcción realizadas mediante técnicas psicológicas”. Los resultados del test pueden expresarse como un cociente de rendimiento o bien como una edad o grado de rendimiento.

El NJCLO en 1981 propone la siguiente definición científica-diagnóstica:

“D.A. representa un término genérico que se refiere a un grupo heterogéneo de alteraciones que se manifiestan en dificultades importantes en la adquisición y utilización del lenguaje, la lectura, la escritura, razonamiento o habilidades matemáticas. Son intrínsecas al individuo y se considera que se deben a una disfunción de Sistema Nervioso Central, aun cuando pueda manifestarse junto con otras condiciones deficitarias.