Economía liberal

Clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 10,75 KB

 

El texto expositivo

Tiene como objetivo informar y aportar conocimientos sobre un tema. La intención es pues didáctica: hacer entender una idea o un concepto

El texto expositivo debe tener una forma ordenada, clara y objetiva. Son ejemplos de textos expositivos: exámenes, apuntes, exposiciones orales o escritas, libros de texto; las enciclopedias; las conferencias y algunos artículos periodísticos. En general, los textos expositivos se pueden agrupar en:

  • Textos divulgativos: informan clara y objetivamente de un tema de interés general; han de ser fáciles de comprender porque se dirigen a un amplio sector de público.
  • Exposición científica: el desarrollo de la ciencia actual hace que estos textos formen un subgénero muy especializado, con un grado de dificultad alto.

Estructura. Los textos expositivos parte de una idea o tema que se desarrolla a continuación. Los elementos del texto se relacionan siguiendo un razonamiento ordenado según el tema: siguen una relación lógica, cronológica o jerárquica. La relación lógica se establece a partir de que ciertos hechos (causas) provocan determinados resultados (efectos); la relación cronológica se da en exposiciones donde se plantean, por ejemplo, los avances de un tema científico o de temas humanísiticos (arte, cine historia..). En la relación jerárquica, los hechos se refieren por orden de importancia. La estructura básica es:

  • Introducción. Se plantea el tema
  • Desarrollo. Se aborda el tema  se incorporan los subtemas y ejemplificaciones
  • Conclusión. Se cierra el texto llegando a la tesis que se ha expresado al principio, valorando la información que se ha expuesto.

Formas lingüísticas de la exposición. Las fomas más características de la exposición son las siguientes:

  • En la sintaxis, las oraciones suelen ser enunciativias, abundan también las oraciones atributivas y conjunciones de: causa, consecuencia, ejemplificación…que explicitan la organización de las ideas.

El verbo suele estar en un presente intemporal. Predomina la tercera persona con formas impersonales

El léxico es claro y preciso, fundamentalmente denotativo; se evita la ambigüedad, la polisemia y los juicios de valor

El texto argumentativo

El texto argumentativo tiene como objetivo expresar opiniones o rebatirlas con el fin de convencer a un receptor. La argumentación se da en temas que se prestan a discusión o bien que pueden contemplarse desde diversos puntos de vista. Son textos argumentativos, entre muchos otros: el ensayo, los textos propios de la política (un mitin o un debate) y judicial (la defensa de un abogado), los anuncios, los artículos de opinión; los editoriales; las cartas al director y los artículos de crítica cultural (cinematográfica, teatral, deportiva..) y los debates y tertulias de la radio y la televisión.

Estructura. En el texto argumentativo, como en el expositivo, se suele organizar el contenido en tres apartados: introducción, desarrollo – donde aparecen los argumentos – y conclusión.

Introducción. Se suele partir de una breve exposición del tema donde acostumbra presentarse la tesis, que es la idea sobre la que se va a tratar

Desarrollo. En ella se van aportando argumentos, es decir, razones para confirmar la tesis o rechazarla. Entre las cuales los más frecuentes son:

  • De autoridad: argumentos de un experto. Aquí pueden incluirse documentos o datos
  • Del sentir de la sociedad: argumentos que coinciden con la opinión de la mayoría (a nadie le gusta..; todos sabemos…; muchos estaremos de acuerdo en que.. etc) Podríamos incluir aquí los proverbios, los refranes.
  • Por analogía: se relaciona el razonamiento con casos o situaciones semejantes.
  • De ejemplificación: se pasa de un caso particular a una generalización.
  • De la experiencia individual: argumentos que son fruto de las vivencias del emisor.

Conclusión. En este apartado se vuelve a la tesis para reforzarla, se resume el desarrollo de los argumentos o bien se aportan elementos nuevos para tratar en un futuro.



Técnicas y formas lingüísticas de la argumentación.

Un aspecto fundamental de la argumentación es el orden de las ideas, que hace posible seguir el hilo argumentativo y comprender el texto. Por ello es especialmente importante la estructuración del contenido en párrafos y la relación entre ellos. Las relaciones lógicas entre las partes de la argumentación se explicitan a través de los marcadores o conectores adecuados (casuales, consecutivos, de contraste, distributivos…). Las ideas deben presentarse de forma clara y directa. Recursos muy efectivos en la argumentación son los ejemplos y las comparaciones.

En cuanto al léxico. Abundan las voces relacionadas con la expresión de opiniones: considerar, creer, pensar, etc.. así como los adverbios o adjetivos que permiten conocer la opinión del autor: ciertamente, desagraciadamente, interesante, negativo, etc..

La sintaxis sigue el razonamiento lógico por lo que predominan las oraciones que mejor se ajustan a la expresión del razonamiento, que suelen ser las coordinadas y las subordinadas.

Por lo que a los verbos se refiere, predomina el presente, que expresa el tiempo que comparten emisor y receptor y se emplean a menudo la primera y segunda personas.

El texto instructivo y predictivo

Tienen como objetivo instruir al receptor; dirigiendo, enseñando, ordenando o aconsejando realizar determinadas acciones. Son muy variados y frecuentes en la vida cotidiana: las reglas de los juegos, als recetas de cocina, las intrucciones para el manejo de aparatos de todo tipo, las leyes y reglamentos, las instrucciones para hacer ejercicios gimnásticos, etc… El objetivo es informar sobre un tema a un receptor. Sin embargo, lo específico del texto instructivo es la intención de planificar su actuación en el futuro.

Estructura.Suelen presentar una estructura básica, habitualmente en dos partes: el objetivo que se pretende y las instrucciones para lograrlo.

El objetivo en el que aparece la finalidad del texto puede ser muy breve y quedar resumido en un título

Las instrucciones, en las que siguiendo un orden lógico, o cronológico, en función del objetivo que se pretende conseguir, se van presentando los pasos; sean estos órdenes, consejos, acciones, etc. Las ideas suelen estar distribuidas en diversos párrafos. Las instrucciones pueden presentarse agrupadas en apartados y subapartados.

Forma lingúistica.

    • Uso frecuente de formas verbales conativas o apelativas, como el futuro apelativo, el imperativo, el infinitivo o las perífrasis obligativas (debe hacer, tiene que hacer…)
    • Uso de la segunda persona, puesto que el textos se dirige a un receptor.
    • El léxico suele ser denotativo y preciso, dado que son textos utilitarios.
    • La sintaxis suele ser simple, con oraciones ordenadas y no muy largas.
    • Los recursos tipográficos, como la disposición espacial del texto, los títulos las sangrías y los subrayados, son muy característicos ya que facilitan la lectura y en la actualidad la tendencia a usarlos va en aumento. Con frecuencia el textos instructivo incluye también códigos icónicos, como las gráficos y las ilustraciones.