Eficiencia del mercado de valores

Clasificado en Economía

Escrito el en español con un tamaño de 3,88 KB

 

EFICIENCIA DE LOS MERCADOS DE VALORES

Un mercado de valores es eficiente, cuando la información proporcionada por el mismo es idéntica para todos los inversores y, en el cual, los precios a lo largo del tiempo son independientes. Es decir, el mercado es eficiente cuando los precios actuales y los futuros no tienen nada que ver con los del pasado, por lo tanto, las series históricas de los precios no son indicativas del comportamiento que puedan tener los precios futuros, de ahí que no sirvan para predecir los comportamientos de los precios.

Cuando una nueva información puede influir en el valor intrínseco de un título o títulos, el mercado eficiente reflejará inmediatamente esta nueva información. Puede ocurrir que desde el momento que esta noticia se rumorea hasta que se produzca, pase algún tiempo, en el cual los inversores más expertos la utilicen a su favor inmediatamente, aunque dicha información sea conocida por todos.

No obstante, si el mercado actúa inmediatamente frente a la noticia, ni siquiera los más expertos pueden utilizar la información a su favor.

Se puede considerar, por lo tanto, que un mercado es eficiente cuando refleja inmediatamente toda la información existente y ésta es conocida de la misma manera por el público en general.
Se considera que la eficiencia de un mercado de valores puede venir reflejada en tres hipótesis que defienden tres grados de eficiencia:



-Fuerte: los precios incorporan toda la información referente a una empresa, incluso la no pública o privilegiada.
-Semifuerte o intermedia: Los precios incorporan toda la información pública disponible. Es decir, los precios no incluyen sólo la información que hace referencia a los volúmenes y precios, sino también la referente a sus fundamentos (crecimiento en resultados, situación financiera, situación competitiva…). Este es el concepto cercano al utilizado por el análisis fundamental.
-Débil: Los precios incorporan la información que se deriva de la evolución histórica de las cotizaciones y volúmenes. Por tanto, analizando las pautas seguidas por las cotizaciones en el pasado, no se puede derivar ninguna regla que permita obtener beneficios extraordinarios. Es un concepto cercano al utilizado por el análisis técnico.
Para la comprobación de que los precios se comportan siguiendo un modelo de recorrido aleatorio, existen las tres conocidas pruebas, denominadas.

oCorrelación serial: En ella, se comprueba que entre los precios no existe correlación y son independientes, por lo que también lo serán las tasas de rendimiento en los diferentes periodos.
oTest de signos: En él, se analizan las tendencias, y cuando éstas son sistemáticas se rechaza la hipótesis de que los precios se comportan siguiendo un recorrido aleatorio.
oRegla de los filtros: Analiza la hipótesis débil partiendo de la consideración de que cuando el precio de un título suba o baje durante algún tiempo superior a lo previsto, va a seguir subiendo o bajando.