Garantías de las obligaciones

Clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 2,89 KB

 

T4 Garantías de la obligación. Las garantías de la obligación, son los medios accesorios de que puede servirse el acreedor para asegurar la efectividad de su derecho de crédito. Las garantías tienen carácter accesorio pues existen y subsisten en función de la existencia y subsistencia de la obligación principal garantizada El derecho de retención: Consiste en la facultad concedida al acreedor para conservar en su poder bienes que debería entregar al deudor, mientras éste no satisfaga su deuda (ejemplo: art. 1.780, el depositario que puede retener la cosa en depósito hasta que se le pague lo que se le deba por razón del mismo). La cláusula penal: También llamada pena convencional: Es la prestación que se conviene debe realizar el deudor si no cumple su obligación. Las arras: Se denomina así al objeto u objetos, generalmente una suma de dinero, que se entrega en garantía del cumplimiento de la obligación, quedando para el acreedor si el deudor no cumple. (Ejem.: art. 1.454 C.C.). La fianza: Por la fianza, según el art. 1.822 CC, se obliga uno a pagar o cumplir por un tercero, en el caso de no hacerlo éste. Es decir, que junto con una obligación que vincula autónomamente a un acreedor y un deudor, nace otra obligación de igual contenido, a favor del mismo acreedor. En definitiva, una nueva deuda subsidiaria de la primera, para el caso de su impago. De este modo se proporciona al acreedor mayor probabilidad de ver satisfecho su interés, ya que su poder de agresión se extiende a un patrimonio distinto del originariamente responsable. En la práctica, la fianza se pacta, en la mayoría de los casos, con el carácter de solidaria, para vincular con mayor intensidad al fiador, proporcionando al acreedor una más expeditiva satisfacción de su crédito. La fianza siempre es una obligación accesoria a la deuda principal, lo que significa que la fianza no puede existir sin una obligación válida.