La economia esclavista

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 13,77 KB

 

1.-  LA ECONOMIA ESCLAVISTA Y LA CRISIS DE ESTA

El sistema económico romano, se basa en el esclavismo, el cual supone unas relaciones jurídicas y económicas con diferencia de derechos entre ciudadanos romanos y lo que no lo son y también entre hombres libres y los esclavos, tratándose de una sociedad elitista y en general poco productiva.

En el sistema de economía esclavista, los romanos viven en las ciudades o el campo una vida ociosa y son los esclavos lo que trabajan para ellos, llegando con el tiempo a una separación clara del trabajo intelectual y el físico, considerándose el físico, indigno para un hombre libre.

La economía esclavista no es productiva, al no estar los esclavos interesados en la producción.

A partir del siglo II d.c. Roma deja de conquistar territorios, se produce un desabastecimiento de prisioneros y por tanto de esclavos empezando a escasear estos para trabajar, teniendo en cuenta que la vida de estos era corta debido a sus condiciones de vida y a los procesos de manumisión ( convertir esclavos en hombre libres )

Mantener el sistema esclavista es cada vez más difícil, al no haber esclavos suficientes y los que hay tienen un rendimiento muy bajo, su precio sube, surgen revueltas de esclavos difíciles de aplacar ( Espartacus, en el siglo I A.C. liberó a 70 gladiadores que llegaron a juntar un ejercito de más de 90.000 hombres )

La sociedad romana, no es productiva y la crisis del siglo III, agravada por los problemas internos, provocará una progresiva ruralización del mundo romano, los propietarios de los latifundios contrataran colonos para trabajar sus tierras, al salir más rentable que tener esclavos. Para muchos ciudadanos libres, el colonato es una salida viable a sus problemas y a la subida de impuestos para costear las campañas contra los bárbaros o las guerras civiles ya que les ofrece la posibilidad de obtener el abastecimiento de sus primeras necesidades.

Comenzaran a establecerse vínculos de dependencia entre hombres y la tierra y entre los campesinos y los propietarios de los latifundios. Es la transición del sistema económico esclavista propio de la antigüedad a uno basado en el trabajo y la explotación de la tierra, antecedente y preludio de lo que será en la edad media el feudalismo.      

5.- LAS INVASIONES BÁRBARAS

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, el Imperio romano no acabó de repente y de una sola vez tras una invasión violenta de los bárbaros.  De hecho lo que se acepta normalmente entre los historiadores es que la caída del imperio romano se produce más a consecuencia de las profundas transformaciones internas de la sociedad romana: nuevas estructuras económicas y sociales, la nueva religión, las luchas civiles, reformas políticas, las dificultades de organización y administración e importantes movimientos migratorios en los territorios del Imperio. Es dentro del ámbito de estos movimientos migratorios, unos violentos y otros pacíficos, que hemos de entender la barbarización  

Del Imperio como uno de los factores determinantes para que se deshaga.

Evidentemente, la presión de los pueblos bárbaros procedentes del norte de Europa y de Ásia fue una de las causas de este hundimiento, pero no en forma de una única invasión y derrota, sino más bien en una larga y progresiva llegada continuada de pueblos que llegan a instalarse en los límites territoriales del Imperio. De hecho, si existieron continuamente desde el siglo III internadas violentas de pueblos bárbaros por los territorios imperiales. Los saqueos, agresiones i asedios a las ciudades fueron muchos y el ejército romano tuvo que luchar contra diferentes olas de pueblos invasores que, en muchos casos, no pretendían destruir el imperio, sino saquear ciudades, con el fin de obtener oro y riquezas o tierras donde instalarse.      

Pero en realidad, la presión de los bárbaros se nota también, a parte de las incursiones militares, a nivel de migraciones de pueblos enteros que llegaron a instalarse al fuera de las fronteras del imperio y dentro de ellas, conviviendo con los romanos. En algunos casos, el asentamiento, era tan evidente que los romanos no tuvieron más remedio que aceptar estos pueblos como parte del imperio y articular con ellos mecanismos de convivencia.

Desde el final de la expansión territorial en el siglo I y II, el Imperio, vivirá una época relativamente larga de tranquilidad en política exterior, la denominada Pax romana o la Pax Augusta ,en gran medida debido a que sus límites están bien definidos por fronteras geográficas o barreras artificiales difíciles de superar y sobretodo, están muy bien defendidas.  ( Limes romano ) .

Estos Limes serán durante dos siglos, infranqueables y los romanos, conscientes de su superioridad militar, gozaran de la tranquilidad de saberse el Imperio más poderoso del mundo. La presión de los pueblos bárbaros, es real, especialmente en el Danubio y el Rhin, pero el ejército romano tendrá sus fronteras muy bien controladas durante dos o tres siglos.

Fuera de sus fronteras, se acumulan tribus procedentes de muchos lugares, del Norte y de Este especialmente. Muchos envidian sus riquezas y la forma de vida y aspiran a ocupar las tierras romanas. Otros son pueblos nómadas que huyen de un posible cambio climático en sus lugares de origen ( Asia y norte de Europa ).

En el siglo III, se produce una primera oleada violenta de invasiones bárbaras. La parte germana del Limes  caerá y algunos pueblos bárbaros entraran dentro del Imperio. La Gália  es devastada por los francos. Los alemanes ocupan la península Itálica y los godos entran en Grecia y äsia menor. Roma acostumbrada históricamente a atacar, a de defenderse en el interior de sus fronteras, por primera vez en mucho tiempo.

Aureliano consigue reconstruir las fronteras y expulsar a los invasores después de muchas batallas y pacta con ellos en el año 274  . La provincia de la Dacia ( actual Rumanía ), en la cual se instalan es cedida a los godos y los francos pactan una federación con los romanos, permitiéndoles quedarse en el norte de la Galia a cambio de luchar para ellos y defender sus fronteras. El Imperio romano tiene así, una primera muestra de vulnerabilidad y debilidad  y además encarga la defensa de sus fronteras principales a pueblos enemigos.

A partir del siglo IV , la presión de los pueblos bárbaros, será un problema en aumento e insoportable, la cual pese a haber existido desde siempre, se verá agrvada por dos factores decisivos que cambiaran el equilibrio del Limes .

Por una parte, oleadas de pueblos germánicos provenientes del Este y del Norte aumentan la presión sobre las fronteras romanas. Estos pueblos, ( visigodos, vándalos, burgundis, ostrogodos…) van escapando de la expansión por todo el continente asiático de otro pueblo bárbaro no germánico muy poderoso y temible ( Los Hunos ) .

Por otra parte, la reforma del ejército que realizó  Constantino en el siglo anterior, desprotegió el Limes , ya que buena parte de las tropas, pasan a luchar en el interior por los problemas y rebeliones internas. Las fronteras eran más débiles que nunca y los pueblos federados que tienen que colaborar con Roma, no son mecanismos de defensa eficaces ni fiables.

Los visigodos, escisión de los godos que en el siglo anterior habían ocupado la Dacia

Se internan en el Imperio por la presión de los Hunos, que destruyen su reino el año 370

Inicialmente son admitidos como foederati ya que los romanos pensaban que les convenía tenerlos como aliados para luchar contra los hunos, pero poco a poco, se rebelan contra ellos y les derrotan en la espectacular batalla de Adrianopolis ( 378 ), Valente el emperador de la parte oriental del imperio, muere en la batalla y se pierde buena parte del oro imperial.

En el año 395 el imperio se divide definitivamente en dos. Los emperadores de la parte oriental llegan a pactos con los pueblos bárbaros, a los que ofrecen tierras o pagan para evitar una invasión.

Años después los visigodos, invaden la península Itálica y saquean Roma el año 410, siguiendo con su incursión llegan a Hispania y los romanos se ven obligados a pactar nuevamente con ellos.

Los bárbaros más temibles que habían hecho huir a los visigodos y los alanos de los territorios que habían ocupado tendrán en el siglo V  un líder brutal y temiblellamado Atíla . Su reino será más extenso y poderoso que cualquiera de los reinos germánicos que se han formado en Europa. Los otros bárbaros y hasta los emperadores romanos de Oriente y Occidente le pagaran tributos para que no les ataque.

 Atíla avanza hacia el Oeste y desesperado, el emperador de lo que queda del imperio de Occidente, pacta una alianza con los germánicos, que temían terriblemente a Atila y sus tropas. En un primer momento, la alianza romano-germánica derrota a Atila en la gran batalla de los Campos Catalunicos . Atila, se ve forzado a retirarse, pero un año más tarde volverá y ya nadie le podrá hacer frente. En esta segunda ofensiva, Atila hubiera podido fácilmente conquistar todo Occidente, pero cuando se encontraba a las puertas de Roma, decide retirarse inexplicablemente tras una entrevista con el Papa y una embajada diplomática romana . Atila morirá al poco tiempo y su reinado se deshará.

En el año 476, Odoacro  un caudillo germánico, depone al último emperador de Occidente ( Rómulo Augusto ) un niño de tan solo 16 años. Los emblemas imperiales son enviados a Constantinopla y oficialmente en este momento de disuelve el Imperio romano de Occidente.