La prosa 2

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 3,99 KB

 

España en el S.XVII:En el siglo de la crisis, la decadencia española en el S.XVII es mas significativa. La crisis se produce a la vez en muchos frentes: la economia, la demografia, las guerras, el fin de la dinastia de los Austrias. Tres son los reinados: Felipe II, Felipe IV y carlos II. La importancia de la figura del rey se ve aminorada por el sistema de validos. El mas importante de ellos sera el conde de Olivares y duque de Sanlúcar. El conde-duque intentara que España recobre el protagonismo internacional tras el periodo de gobierno del duque de Lerma. Pero Olivares se encontrará con enormes dificultades.
El resultado será la pérdida de importancia política de España en beneficio de Francia. En el Tratado de Westfalia, España pierde Artois y otras plazas de Flandes, la paz de los Pirineos que confirma la supremacía francesa. Sus propuestas (del Conde Duque) se encaminan a reforzar el gobierno centralista en el levantamiento de portugueses y catalanes. El reinado de Carlos II marca el fin de la dinastía de los Habsburgo. En las tierras conquistadas en América se desarrolla a lo largo del siglo XVII el criollismo y la conciencia criolla. En torno a estos criollos se irá gestando la nueva clase dirigente americana, que en los siglos sucesivos encabezará las luchas por la independencia. Los rendimientos económicos de las Indias van siendo menores para España. Económicamente la situación de España se degrada hasta límites extremos, las causas son variadas: numerosas guerras en diversas partes de Europa, epidemias, el clima, la disminución de la llegada de metales preciosos desde América, los frecuentes conflictos interiores, el exceso de nobles y religiosos, que buscan sustento seguro en su condición estamental y por supuesto, los políticos ineficientes, la corrupción, la mala administración, el lujo etc.



Todo ello provoca un verdadero drama demográfico. En cincuenta años la población disminuyó un 20%. La despoblación rural es también notable. También la expulsión de los moriscos en 1.609. Esa expulsión tiene además otras graves consecuencias económicas, pues los moriscos proporcionaban mano de obra barata. El declive de la industria y el comercio hay que unirselo a la decadencia agrícola. La mayoría de las industrias españolas cierra y el comercio queda en gran parte, también en manos extranjeras, ello explica las continuas diatribas contra franceses o genoveses en los textos de los arbitristas (numerosos escritores de este tiempo que analizan en sus obras las causas de los problemas económicos españoles y proponen soluciones para remediarlos ). La crisis tiene una notable repercusión en la estructura social de la época. La burguesía pierde influencia, la nobleza y el clero acaparan las tierras. El proceso de refeudalización se consuma en este siglo.La aristocracia fracasa como clase dirigente, la miseria se extiende entre las clases populares y buscan la supervivencia en las grandes ciudades. El fenómeno de la marginación estará presente no solo en la novela picaresca, sino en toda la literatura satírica y en muchas obras de índole moral o reformadora. El pesimismo y el desengaño son típicos del barroco.Es general el desprecio de las actividades comerciales e industriales. España queda marginada no solo de la incipiente revolución científica e industrial que se produce, sino del desarrollo del laicismo y del pensamiento racional. En las últimas décadas del siglo hay españoles que pugnan por romper con esta atrasada ideología monolítica. Sus intentos obtienen escaso fruto que a partir del siglo XVIII habrán de librar en sus pugnas los Ilustrados en su afan por situar a España a la altura de su tiempo