La Teoría Marxista

Clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 2,81 KB

 
La Teoría Marxista Es una concepcion del mundo, una visión global de la naturaleza y del hombre. Se opone a las concepciones cristiana e individualista. Se niega a establecer una jerarquia exterior a los individuos, pero no acepta como marco final la conciencia del individuo y el examen de esa consciencia aislada. Advierte realidades que escapan a tal examen como realidades naturales (mundo exterior), practicas (el trabajo), sociales e históricas (estructura económica de la sociedad, clases sociales).
El Materialismo La filosofía del marxismo es el materialismo. El Materialismo Histórico es el estudio de las leyes generales que explican el desarrollo de las sociedades. Se trata de establecer cuáles son los mecanismos que permiten el nacimiento, devenir y muerte de una sociedad. Sólo el conocimiento de las leyes del movimiento de las sociedades puede llevar a una previsión científica del porvenir histórico, ejercer una influencia oportuna sobre él y dirigirlo. Esta concepción parte de un análisis del proceso de producción. El concepto de producción tiene vital importancia en la teoría marxista ya que de acuerdo a ella, en el proceso productivo los hombres crean sus condiciones materiales de vida, que sirve de fundamento a la vida espiritual e intelectual. Se resume: De acuerdo a las condiciones materiales que lo rodean, al nivel de desarrollo de las fuerzas productivas el hombre organiza la producción de una determinada forma, entra en determinadas relaciones de producción. El conjunto de las relaciones de producción de un sistema es lo que se llama infraestructura económica. La infaestructura económica d ela sociedad es la base sobre se levantan las instituciones a las que corresponde determinadas formas d ela conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual. El paso de un modo de producción no se realiza automáticamente en el momento en que apraece la contradicción entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, si no que debe llevarlo a cabo las clases de la sociedad par las las cuales el modo de producción existente se transforma en un obstáculo para su desarrollo. Al cambiar la estructura económica, se revoluciona más o menos rápidamente todla la inmensa superestructura erigida sobre ella. Ninguna sociedad desaparece antes que se desarrollen todas las fuerzas productivas que encuentren campo de acción en ella. Jamás aparecen nuevas y más perfectas relaciones de producción antes de que las condiciones materiales para su existencia hayan madurado en el seno d ela propia sociedad antigua.