Las formas del relieve

Clasificado en Geografía

Escrito el en español con un tamaño de 11,16 KB

 

LAS FORMAS DEL RELIEVE

El relieve es el conjunto de geoformas de la superficie terrestre. En el territorio argentino, los sistemas montañosos predominan en el Oeste; y las mesetas y las llanuras en el Este.

Los sistemas montañosos

La Argentina tiene localizado en el borde oc­cidental el macizo andino que forma parte del sector central y meridional de la Cordillera de los Andes. En este sistema montañoso se apoya el lí­mite argentino-chileno, y en Mendoza se en­cuentra la altura máxima del mismo, el cerro Aconcagua de 6.959 metros.

Para estudiarlos, se divide a los Andes en tres sectores: septentrional (norte), central y meridional (sur). En el territorio de la Argentina solo se ubica la parte sur del sector central y todo el sector meri­dional (ambos compartidos con Chile), el sector norte esta abarca desde Venezuela a EE.UU.:

•  El sector central ocupa el Sur del Perú, Bolivia y corresponde a la región del Noroeste de nuestro país, donde se encuentra encerrado el gran altiplano denominado Puna;

•  El sector meridional en la Argentina se divide en dos sectores: los Andes áridos formados por las cordilleras Frontal y Principal, donde se ubican las mayores altu­ras, y los Andes patagónico-fueguinos. Al Este de la cordillera, se localizan otros sistemas monta­ñosos como la Precordillera de La Rioja, San Juan y Mendoza en Cuyo.

Se destacan también en el área montañosa las Sierras Pampeanas; sus cordones angostos y alargados tienen dirección Norte-Sur. Reciben este nombre por tener sus cumbres aplanadas a las que se denominan pampas.

LAS LLANURAS

La llanura Platense, denominada así porque su mayor parte integra la cuenca del Plata, es otro de los relieves de la Argentina. Su sector Norte se denomina Chaco o llanura chaqueña y el Sur, Pampa o llanura pampeana. Tiene escasa altitud en el Este, aumentando su altura hacia el Oeste hasta el piedemonte cuyano y de las Sie­rras Pampeanas y Subandinas.

Por su desarrollo en latitud, esta llanura ocu­pa parte de dos regiones climáticas, cálida al norte y templada al sur. Estas diferencias en los tipos de clima inciden en las formaciones vege­tales, boscosas en el Chaco y herbáceas en la Pampa, y tienen influencia en algunas activida­des económicas como la agrícola-ganadera y fo­restal.

LAS PLANICIES Y LAS MESETAS

Las planicies y las mesetas ocupan distintas áreas del territorio de la Argentina:

•  La meseta misionera, en el extremo Nordeste del país, presenta un relieve abovedado, sua­vemente ondulado, con pendiente hacia los ríos Pararía y Uruguay Tiene suelos rojos por los minerales de hierro que contiene;

•  La Puna en el extremo Noroeste, está inserta en la Cordillera de los Andes y está formada por una serie de mesetas con una altura me­dia entre 3.000 y 3.500 metros;

•  Las mesetas patagónicas tienen forma escalo­nada, con un descenso gradual de altura des­de el borde de la Cordillera de los Andes ha­cia el océano Atlántico, y se continúa por debajo del mar Argentino en una de las plataformas continentales más extensas del mundo, un millón de kilómetros cuadrados, de la cual emergen las Islas Malvinas;

  • el piedemonte cuyano es la planicie que se extiende desde el Oeste de la llanura pampea­na hasta el macizo montañoso y está cruzado por los ríos que descienden del mismo.

LA FORMACIÓN DEL TERRITORIO

En el territorio argentino, los bloques anti­guos se denominan Brasilia el del Norte y Patagonia el del Sur. En el transcurso de las eras geológicas, estos macizos se fracturaron y se dis­locaron, dando origen a unidades estructurales con diferentes formas de relieve. En algunos lu­gares del territorio, el relieve surgen como su­cede en la Puna, en las Sierras Pampeanas y en la isla Martín García.

SÍNTESIS DE LA EVOLUCIÓN ESTRUCTURAL DEL TERRITORIO ARGENTINO.

Tiempos Precámbricos:

 -  Formación del basamento cristalino.

Paleozoica:

- Acumulación de grandes espesores sedimentarios en la cuenca Chaco Paranaense y en la Antártida.

-  Plegamiento y ascenso de la Cordillera Oriental; Precordillera de La Rioja, San Juan y Mendoza, Cordillera Frontal.

Mesozoica:

- Ciclos eruptivos en grandes áreas.

- Las formaciones montañosas tuvieron un prolongado e intenso proceso erosivo.

-  Los sedimentos marinos y continentales se acumularon en las zonas deprimidas o cuencas.

- Formación del sistema de Ventania.

Cenozoica:

-  En el TERCIARIO, durante el Plegamiento Andino:

Plegamiento y ascenso de las Sierras Subandinas, Cordillera Principal, Andes Patagónicos, sistema de Famatina y Antartandes.

- El plegamiento fue acompañado de grandes efusiones volcánicas.

En el Cuártico: se produjeron las glaciaciones que afectaron principalmente los Andes patagónicos-fueguinos.

- Se alcanza la configuración actual, continúa la erosión en todo el país y la sedimentación en las llanuras, las mesetas patagónicas, los valles y las cuencas intermontanas.

Los agentes formadores y transformadores del relieve.

El origen y la transformación del relieve son el resultado de dos acciones principales:

•  El movimiento de las placas de la corteza te­rrestre; y

•  La acción de los agentes exteriores que los mo­difican.

El territorio argentino está ubicado sobre la placa tectónica sudamericana.

Las fuerzas ejerci­das desde el Oeste hicieron que unas montañas se formaran por el plegamiento y el ascenso de los sedimentos acumulados en una zona localizada donde se elevó la Cordillera de los Andes, y otras se originaran por la fractura y la elevación del reborde de los bloques antiguos como las Sierras Pampeanas.

El empuje y acomodamiento de las placas también es la causa de los movimientos sís­micos y del vulcanismo.

La acción de los agentes exteriores mo­dificadores del relieve, como el viento y los ríos, erosionaron los relieves montañosos del Oeste, transportaron los sedimentos y los acumularon en las depresiones. Por ejemplo, rellenaron los valles intermonta­nos.

La acción marina, con sus avances y retro­cesos durante los movimientos epirogénicos (1) del continente, también contribuyó a la for­mación del territorio mediante la erosión y la sedimentación.  Los glaciares actuaron en la Patagonia duran­te el Cuártico de la era Cenozoica y formaron los valles y los lagos cordilleranos. También los vegetales, los animales y, sobre todo, la acción humana colaboran en la trans­formación del relieve.