Los Orígenes de la Música (1)

Clasificado en Música

Escrito el en español con un tamaño de 5,82 KB

 
LA MÚSICA EN MESOPOTAMIA
Los restos más antiguos que poseemos sobre la música son mesopotámicos.
Principalmente bajo relieves con representaciones de músicos, o restos de instrumentos (cementerio de Ur).
En ideogramas en tablillas de escribir sumerias (3000 aC) hallamos las representaciones más antiguas. En épocas posteriores aparecerán instrumentos en sellos y en bajo relieves (arpas, flautas, tambores…). Estas representaciones nos muestran que la música tenía importancia y que era practicada, y que los diferentes pueblos que han ido viviendo en esta zona geográfica usaban instrumentos similares.
No poseemos un conocimiento del arte musical mesopotámico por falta de fuentes.
LOS SUMERIOS
Desde tiempos antiguos, la música ha tenido relación con la magia y la religión. Se cree que en la religión sumeria la música era muy importante. En los milenios IV y III aC, el canto litúrgico se interpretaba en forma de responsorio y antífona. Cada poema tenía una melodía con su “ethos” particular. Nos han llegado muchos textos literarios de los que cantaban pero no de la música. Hay un posible himno sumerio pero no ha sido descifrado.
En tabletas de arcilla de escritura cuneiforme hallamos datos musicales como contratos realizados a cantantes. Se sabe que se empleaba muchos cantantes acompañados a veces de flautas, tambores…Antiguamente los músicos servían al templo, pero al inicio del II milenio, algunos servían al rey.
Las excavaciones del cementerio de Ur nos dejan instrumentos como: flautas, instrumentos de percusión y dos tipos de arpas, una con una caja armónica baja (zagsal) y otra con alta (zaggal). También se han encontrado castañuelas de cobre representadas en sellos cilíndricos.
Se sabe también de instrumentos como la flauta (hallhallatu), un tabor en forma de reloj de arena (balag), un timbal (lilis)…
El arpa y el tambor son fundamentales en la época sumeria. El tambor era el instrumento representativo de las mujeres y se consideraba sagrado.
Casi no había instrumentos de viento.
Los instrumentos y escenas musicales que poseemos nos muestran un arte sofisticado, que utilizaba flautas sin embocadura, de plata y caña y un laúd (pantur). Un bajorrelieve procedente de las ruinas de Lagash nos muestra un arpa con columna de apoyo, y posteriormente se convertirá en lira de mano.
En percusión tenían sonajas, sistros, varios tambores y timbales.
ÉPOCA ACADIO-BABILÓNICA
Con el rey Hammurabi, finalizó el régimen de las ciudades-estado. Se estableció el sistema monárquico centralizado, se copiaron las obras maestras sumerias y nació una literatura en lengua acadia.
Los sucesores de Hammurabi conservaron bien la cultura, pero esta fue destruida al ser Babilonia tomada por los hititas.
En época de Hammurabi se alcanzó un gran nivel cultural. Los cantos religiosos se alternaban con intervenciones instrumentales, y se añadieron mujeres al templo.
No se sabe si existía la notación musical, pero algunas tabletas hacen suponer que tenían una teoría musical muy elaborada. Se cree que la gama era de cinco sonidos, pero recientes descubrimientos de tabletas cuneiformes ofrecen la hipótesis de que se usaron escalas pentafónicas y heptáfónicas. De estos elementos nace la posibilidad de que los sistemas tonales europeos son de origen mesopotámico.
El sentido simbólico del número hace comprensible que la serie de quintas perdurara como base en casi todas las civilizaciones.
Con los ataques de los hititas y después de la 1ª dinastía babilónica se pierden los datos musicales, solo sabemos que los instrumentos usados eran los conocidos en Mesopotamia y Egipto.
ÉPOCA ASIRIA (S.XIII a VII aC)
Los asirios, situados al norte de Mesopotamia son el resultado de la fusión de los pueblos con los semitas de Acad. Crearon el estado de Assur. Estuvieron más de mil años sometidos a los reyes de Babilonia, y vuelve a imponerse más tarde Asiria, hasta que en el 612 aC, Nínive sucumbió ante los Babilónicos y sus aliados, los medos. Así pues Asiria se dividió en dos imperios, el Babilónico y el Medo.
Así pues, 1000 aC los asirios dominaban Mesopotamia. Heredaron la cultura de los babilónicos. En el arte glorificaban a reyes y dioses. Los relieves que nos han llegado en piedra o bronce son los únicos elementos que nos aportan datos sobre su música. En ellos observamos que la música tenía mucha importancia e intervenía en la religión, fiestas…Se honraba y consideraba a los músicos hasta tal punto que, en las conquistas, los asirios les perdonaban la vida y los incorporaban al botín.
Los bajo relieves nos muestran que uno de los músicos portaba una especie de batuta similar a los directores de orquesta. Estos bajo relieves nos aportan mucho datos, y nos dicen que los instrumentos que aparecen en ellos son similares a los asirios.
Se sabe que determinados cantos se acompañaban con la flauta (hallhallatu). En el antiguo oriente ésta era considerada el instrumento sacro por excelencia.
A pesar de la falta de documentos, el musicólogo Fetis, tras muchos estudios llega a plantear la hipótesis de que su música debió tener diversidad de modos y tonos, y que debieron conocer su sistema tonal y cromático.