Muestras

Clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 7,11 KB

 

1. Toma de muestra de exudado nasal.
Se realiza la toma de muestra introduciendo una torunda estéril a través de las fosas nasales y rotándola suavemente hasta llegar a la nasofaringe. A continuación se coloca la torunda en su tubo de transporte debidamente etiquetado y se envía al laboratorio.

2. Toma de muestra de exudado faríngeo.
La torunda estéril contacta con las amígdalas, la faringe y cualquier otra zona que pudiera estar afectada, evitando tocar lengua y paredes bucales. Para facilitar ésta maniobra se utiliza un depresor lingual. Una vez obtenida la muestra, se coloca la torunda en su medio de transporte y debidamente etiquetada se envía al laboratorio.

3. Concepto de esputo y objetivo de su análisis.
El esputo es la eliminación al exterior de productos de secreción traqueo bronquial coincidiendo con un golpe de tos.
El objetivo de la muestra de esputo es el diagnóstico de la patología bronco-pulmonar realizándose un estudio macroscópico donde se determinan sus características físicas: color, volumen, consistencia y olor. Y microscópico, determinándose los distintos elementos presentes en la muestra (estudio citológico y microbiológico).

4. Clasificación de los esputos. Esputo mucoso y muco purulento.
Según el aspecto y los elementos presentes en la muestra, los esputos pueden clasificarse en los siguientes tipos:
- Mucoso.
- Purulento y muco-purulento.
- Seroso.
- Hemoptoico.
Mucoso: presenta gran cantidad de moco, un color blanquecino y es muy adherente.
Purulento y muco-purulento: el contenido fundamental es pus y mucosidad y su color es amarillento verdosos.

5. Clasificación de los esputos. Esputo seroso y hemoptoico.
Según el aspecto y los elementos presentes en la muestra, los esputos pueden clasificarse en los siguientes tipos:
- Mucoso.
- Purulento y muco-purulento.
- Seroso.
- Hemoptoico.
Seroso: presenta un color blanco o rosado. La muestra es abundante y de poca consistencia.
Hemoptoico: la muestra presenta estrías sanguinolentas o es francamente sanguíneo ya que la muestra es consecuencia de una hemoptisis (hemorragia en el tracto respiratorio inferior).



6. Recogida de la muestra de esputo. Recursos materiales.
Es aconsejable recogerla a primera hora de la mañana ya que hay un mayor número de secreciones que se han ido acumulando durante la noche.
Si sobre la muestra se va a realizar un estudio microbiológico conviene recoger muestras tres días consecutivos.
Recursos materiales.
- Frascos estériles debidamente identificados.
- Material específico y sistema de aspiración en caso de pacientes que no colaboran (inconscientes o traqueotomizados).

7. Protocolo de actuación en la recogida de la muestra de esputo.
Debe realizarse previamente un lavado bucal para evitar la contaminación de la muestra.
Se le pide al paciente que respire profundamente dos o tres veces consecutivas y en la última respiración que tosa con todas sus fuerzas para liberar el esputo. Si encontráramos dificultad pueden aplicarse nebulizaciones de suero fisiológico y realizar maniobras fisioterapéuticas de drenaje.
Recoger la muestra colocando el frasco estéril abierto directamente pegado a la boca.
Cerrar el frasco y debidamente etiquetado enviarlo al laboratorio.

8. Concepto de vómito.
El vómito es la expulsión brusca del contenido gástrico a través de la cavidad bucal al exterior. Es un acto reflejo que se produce como consecuencia del estímulo del Centro Emético localizado en el bulbo raquídeo. Este estímulo provoca una contracción en la región pilórica y a su vez la relajación del esfínter inferior y del esófago.

9. Clasificación del vómito según su contenido.
- Alimenticio (contiene alimento).
- Acuoso (es importante la presencia de jugo gástrico).
- Bilioso (presencia de bilis).
- Hemático, denominado hematemesis. La sangre proviene de hemorragia bien esofágica o bien gastroduodenal. Si la sangre ha sido digerida a nivel gástrico presentará un color oscuro por lo que se le denomina vómito en pozos de café.
- En casos excepcionales pueden haber vómitos purulentos (pus) y fecaloideos (heces).

10. Clasificación del vómito según su mecanismo de producción.
- Vómitos digestivos o directos: afectan al estómago y duodeno y son debidos a causas funcionales u orgánicas.
- Vómitos no digestivos, reflejos o indirectos: son producidos por patologías localizadas en órganos anatómicos distintos a los anteriores.

11. Recogida de la muestra del vómito. Objetivo de su análisis.
Si el paciente está consciente y colabora le explicamos la técnica de producción del vómito (estímulo mecánico de la úvula o faríngeo) y la recogida del mismo en un recipiente estéril, debiendo permanecer a su lado por si fuera necesario.
El análisis del vómito contribuye a diagnosticar posibles alteraciones anatomo-funcionales del aparato digestivo o la existencia anormal de otros elementos como sangre, medicamentos, tóxicos, microorganismos patógenos, etc.