Poesía española

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,57 KB

 

GERARDO DIEGOEl dominio de las más variadas formas poéticas, el ansia de experi­mentación y un hondo anhelo de espiritualidad son los rasgos más sobresalientes , fue profesor de Instituto en Soria, co­mo Antonio Machado.Promotor de muchos de los actos del centenario de Góngora en 1927 . En su obra con­viven la estética vanguardista con la neopopular y la clásica.  El rigor formal y un hondo lirismo predominan, en cambio, en Versos humanos, libro al que pertenece el famoso soneto al ci­prés de Silos. Diego se inclinó progre­sivamente por las formas tradicionales, bien sea en libros como El romancero de la novia y Soria.FEDERICO GARCIA LORCAPocos poetas españoles han alcanzado la universalidad conseguida por el granadino Federico García Lorca. Pasa los años decisivos de su infancia en el pueblo de Fuente Vaqueros, origen de su amor hacia lo popular y de su solidaridad hacia los desfavore­cidos. Sus dotes artísticas para la música, la pintura, el teatro y la poesía. Residencia de Estudiantes, amistad con Salvador Dalí y Luis Buñuel. En sus primeros libros el Ro­mancerogitano, elabora un particular universo simbólico, profundamente andaluz y absolutamente universal. Para escapar de ciertos tópicos asociados a su obra como el del gitanismo, Lorca ra­dicaliza su lenguaje poético en PoetaenNuevaYork, durante su estancia en EEUU. Muestra una brillante asimilación del surrealismo, una profunda crítica social y el hondo pesimismo existencial que acompañó siempre al poeta y que contrasta con la arrolladura vitalidad y alegría de su imagen pública. Tras su regre­so a España, Lorca se compromete cada vez más con los ideales re­publicanos, acrecienta su producción dramática. Tras el golpe de estado de 1936, Lorca marcha a Granada, pero allí es de­tenido por los franquistas y fusilado. Un símbolo de la libertad y la cultura agredidas por la barbarie del fascismo.DÁMASO ALONSOGeneracion del 27. Hijos de la ira. En este poemario da cauce libre, tras la dura expe­riencia de la guerra civil, a su angustia existencial y a su conflicti-va relación con Dios y la muerte. El verso libre y un lenguaje rico en léxico y giros expresivos que tienden al prosaísmo y al monólo­go, no exento de improperios e imágenes alucinadas y macabras,  inicia una corriente de "poesía desarrai­gada" de corte existencial y honda influencia en los jóvenes poetas de los años cuarenta y cincuenta.VICENTE ALEIXANDREUna grave enfermedad renal lo apartó para siempre de la vida activa. Con el inicio de su enfermedad, la creación poética, inducida por la lectura de Rubén Darío, se le ofrece como posibilidad de trascender el dolor y dar un giro radical a su vida, el poeta se abre al influjo del surrealismo francés y cultiva un len­guaje liberado de la lógica, capaz de expresar la dimensión incons­ciente del ser humano. La primera etapa de su obra es una celebra­ción vitalista y romántica de la unidad del cosmos. En los años cincuenta Aleixandre se convierte en referencia es­tética y moral para los poeras jóvenes, por la importancia que ad­quiere en su obra la solidaridad y el compromiso ético.RAFAEL ALBERTILa infancia de Rafael Alberti (1902-1999)transcurre en la locali­dad gaditana de El Puerto de Santa María, escenario paradisiaco éel que es desterrado en 1917 cuando su familia se traslada a Ma­drid. Sus primeras obras evidencian una prodi­giosa capacidad para asimilar tonos y estilos muy diferentes: la tra­dición popular en Marinero en tierra, la poesía pura. En 1931 se afilia al Partido Comunista y su poesía adquiere un to­no comprometido y polític. La derrota de los republicanos lo obliga a exiliarse primero en Buenos Aires y luego en Roma, hasta que, tras la restauración de la democracia, regresa a España y es elegido diputado a Cortes. LUIS CERNUDALa poesía de Cernuda, un hombre que vivió de manera trágica el choque fron­tal entre sus ansias de realización personal y el "muro" que le opo­nía una sociedad de rancios valores, fue alumno de Pedro Salinas. Apoyó la causa republicana y en 1938 par­tió al exilio. Profesor en varias universidades inglesas y norteameri­canas. Se insraló en Méjico, donde falleció. Su ca­rácter sensible, tímido y rerraído le hizo vivir de modo traumático su homosexualidad, una circunstancia que agravó su conciencia de marginado y le hizo desarrollar actitudes negativas ante el hombre y la sociedad. Tras sus inicios poéticos en la estela de Jorge Guillen, entra en contacto con el surrealismo y da rienda suelta a su pulsión erótica, al desengaño y a la rebeldía. Una amarga relación amorosa le llevó a es­cribir Donde habite el olvido, cuya visión devastadora del amor y la vidaMIGUEL HERNANDEZLa vida y la obra de Miguel Hernández son un ejemplo de tesón y lucha contra las dificultades materiales y ambientales hasta conse­guir una voz poética propia y un hueco en el exquisito ambiente literario de los años treinta. Nacido en el seno de una fa­milia modesta de tratantes de ganado en la ciudad clerical y conser­vadora de Orihuela, se inicia en la poesía de forma auto­didacta leyendo e imitando a poetas clásicos y a autores regionalis-tas y de vanguardia. En El rayo que no cesa su voz apasionada se muestra ya inconfundible, las formas clásicas del soneto y los tercetos encadenados. La amis­tad con Pablo Neruda y otros poetas y artistas en el politizado am­biente madrileño de los años de la República despierta su concien­cia social, que le lleva a convertirse en la voz del pueblo y de los oprimidos al estallar la guerra civil. El tono combativo y exaltado de los poemas de Viento del pueblo, pronto deja paso a una vi­sión desalentada de la guerra, se niega a perder la esperanza. La du­ra experiencia de la cárcel, al finalizar la guerra , y la au­sencia de la esposa y del hijo, quedan reflejados en una serie de sencillos, íntimos y emotivos poemas que serán publicados tras su prematura muerte en Cancionero y romancero de ausencias.