Realismo y romanticismo

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 4,48 KB

 
EL ROMANTICISMO: Nació a finales del siglo XVIII en Inglaterra y Alemania con un movimiento alemán llamado Sturm und Drang. ‘tempestad y empuje’. En España tuvo un desarrollo más tardío que en Europa, comparte, sin embargo, la misma idea central de exaltación de la libertad que genera las características propias de este movimiento:
-Individualismo o exaltación de “yo”. Se establece una primacía de los sentimientos sobre la razón, y una visión subjetiva del mundo. Aparecen ambientes nocturnos i misteriosos o de la naturaleza en estado salvaje, que participa en los estados de ánimo del poeta. Cobran una gran importancia lo irracional y el genio creador del artista, que rechaza cualquier norma que limite su libertad creadora.
-Rebeldía ante la realidad. El artista romántico se enfrenta al mundo unas veces mediante actitudes inconformistas que suelen provocar el desengaño, y otras, mediante la evasión hacia mundos fantásticos, exóticos o del pasado histórico. Las figuras de marginados sociales como piratas encarnan a menudo este espíritu rebelde.
-Idealismo. Además de la búsqueda de ideales personales muchas veces inalcanzable, en lo colectivo surgen los ideales nacionalistas, que darán pie a la recuperación de leyendas y al gusto por las novelas y dramas históricos, los romances, etc. (José de Espronceda la poesía del cual representa el romanticismo más exaltado, de caracter rebelde y progresista, ensalzo en sus versos el ansia romantica de libertad a traves de individuos marginados como la cancion del pirata, el verugo, El cosaco o El reo de muerte.)


EL REALISMO: frente al enfoque subjetivo de la literatura romántica, los autores realistas de la segunda mitad del s. XIX se proponían reflejar la realidad con una intención objetiva. Por ello, la literatura realista presenta las características siguientes:
-Observación de la realidad. Los autores siguen un método riguroso de análisis de su contemporánea realidad cotidiana, para lograr después un retrato exacto y verosímil del entorno social que les rodea. Pretenden que su obra literaria sea un espejo de la vida.
-Retrato social. Los escritores realistas llevan a cabo una descripción de distintos ambientes sociales y personajes, pero la mayoría de las veces se centran en la vida y costumbres de la burguesía, a menudo con una intención crítica.
-Triunfo de novela. El género narrativo por excelencia, la novela, se convierte en el vehículo idóneo para la literatura realista. El novelista suele adoptar el punto de vista del narrador omnisciente, desarrolla la introspección psicológica de los personajes que utiliza un estilo sobrio y detallista, adaptado en los diálogos a su condición social. El más destacado de los narradores realistas españoles es Benito Pérez Galdós con obras como Fortuna y Jacinta, La desheredada, La de Bringas, Miau, etc. Leopoldo Alas con su obre principal, La Regenta, supone la culminación del Realismo