Reveladoradiologia

Clasificado en Física

Escrito el en español con un tamaño de 9,13 KB

 

La imagen que se obtiene en una radiografía es una sombra y sigue muchas leyes de la proyección de la luz visible. Es importante el hecho de que es una representación en 2 planos de un objeto que tiene volumen.
Hay 2 formas de obtener estas proyecciones:p
··Proyección paralela o proyección por amplitud: el plano de proyección está paralelo al eje mayor del objeto a examinar y el rayo central incide perpendicularmente a ellos. Es la forma más común e ideal de obtener un registro radiográfico. Esta técnica produce una magnificación del objeto en todas direcciones, por los haces de fotones que pasan tangentes a los bordes del objeto. Para disminuir esta distorsión por amplitud hay que alejar la fuente de rayos X, de esa manera se usa la porción menos divergente del haz de rayos; esto tiene su límite, porque a medida que se aleja el punto focal se necesita una fuente más potente de radiación. En odontología se usa la técnica paralela o de cono largo, usando un cilindro de mayor amplitud para disminuir su distorsión por amplitud. Esta técnica, aparte de un cono localizador, usa un portapelículas conectado a un anillo localizador, lo que le permite colocar la película aproximadamente paralela al eje mayor del diente y hacer incidir el rayo central en forma perpendicular. No se usa habitualmente porque requiere demasiada aparatología y consume demasiado tiempo, aunque tiene las ventajas de ser isométrica e isomorfa.
·A veces lo anterior no es posible, por ejemplo, cuando la bóveda palatina está más abajo que el ápice dentario; en este caso la película se coloca dejando un ángulo entre el eje mayor del diente y la película, con lo que la sombra se alarga, resultando ser no isométrica con el objeto. En este caso, por tanto, se debe cambiar la forma de proyección. Cienzinsky, usando triángulos congruentes, ideó una forma de hacerlo: se hace la bisectriz entre el eje mayor del diente y el plano de proyección, y se hace pasar el rayo perpendicularmente a esa bisectriz pasando por el ápice. El triángulo ABC y CBD son congruentes porque tienen 2 ángulos iguales y un lado en común, por tanto, AB=BD y la imagen es isométrica. Estas proyecciones angulares no requieren aparatología y la película se adosa a la corona del diente y a la pared alveolar de soporte; esta técnica obtiene una imagen isométrica, pero no isomorfa, porque la mitad del haz llevará a que 2 puntos situados a la misma altura, uno próximo a la película y otro alejado, sean representados a distinta altura producto de la divergencia. Esto se denomina distorsión por desplazamiento vertical y es inherente a la técnica bisectal. Se puede evitar usando cilindros localizadores largos, pero nunca evitar completamente. Esta distorsión es mayor en la corona que en el ápice.

Toda proyección tiene algún grado de distorsión, dada, por ejemplo, por el tejido óseo que separa el plano de proyección del objeto. Además la emisión de fotones es en forma de cono, por lo que los haces viajan en un trayecto divergente, con ello la impagen es mayor y distorsionada, tanto más cuando más distancia haya entre el eje del objeto y el plano de proyección.

REVELADO PELÍCULA RADIOLÓGICA

Una vez expuesta la película no se verifica ningún cambio en ella. La alteración que los rayos X producen en los cristales de bromuro de plata es lo que se llama imagen latente. Para que ésta se haga real hay que someter la película al revelado.
El revelado se lleva a cabo en una cámara oscura, la que tiene las siguientes características:
··Blindada a la luz visible: no tiene ventanas y su acceso es en laberinto o con un sistema de doble puerta o doble cortina, con el objeto de que no entre luz en forma accidental cuando se desarrolla el proceso de revelado. Las paredes son blindadas de colores mate, sin brillo, para que no reflejen luz que pueda entrar en forma accidental.
·Tienen un doble sistema de iluminación:
··Luz blanca corriente o luz actínica, que permite el acceso, la preparación del material de trabajo, etc.
·Iluminación tenue, que permite abrir los paquetillos radiográficos o los chasis (o caset o folios) portapelículas y ejecutar el proceso de revelado sin que esta luz filtro afecte la película. La luz filtro es generalmente roja, de 7,5 a 15 W como máximo, y debe permitir exponer las películas por lo menos por un minuto sin ser alterada. Los filtros más usados son los de color rojo. Los hay de color verde, que pueden ser usados cuando se procesan paquetillos intrabucales, pero no sirven para las actuales películas extrabucales por ser sensibles a la luz verde.
··Está dividida en 2 áreas:
··Área seca, donde hay un mesón de trabajo, anaqueles con películas, folios, timer, etc. aquí se abren los paquetillos y se colocan en los ganchos portapelículas; además se procede a la numeración e identificación de las películas.
·Área húmeda: donde se encuentran los estanques con las soluciones reveladores y el agua para el lavado.

TIPOS DE REVELADO.

1..Manual.
Puede ser un proceso visual o con control de tiempo y temperatura. En este último caso, puesta la película en el gancho de revelado, se sumerge en un estanque con solución reveladora, que está a 20º (determinado por el fabricante), al igual que la solución reveladora. En luz filtro, la película se deposita por 5 minutos en el estanque con la solución reveladora, luego se pasa por un baño intermedio de agua y se coloca por 10 minutos en la solución fijadora. Posteriormente se lleva a un baño final de agua fría y circulando. El control de la temperatura en los estanques fijador y revelador se hace agregando agua fría o caliente al estanque intermedio.
La solución reveladora disocia el cristal que fue alterado por los fotones de rayos X y provoca que la plata precipite en la película como plata metálica; esto da a la película el color negro, por lo que con la solución reveladora se forman las zonas radiolúcidas (la radiografía es una imagen en negativo).
El lavado intermedio tiene por fin detener la acción de la solución reveladora y evitar que el fijador se contamine con solución reveladora.
La solución fijadora remueve el cristal que no fue alterado para que después no sea alterado por la luz visible.
El lavado final se realiza para remover restos de solución fijadora y/o reveladora. El lavado final debe ser de media hora, esto garantiza una duración de la película para que pueda ser observada más allá de 5 años.

Ventajas
··
Es económico.
·No depende de la experiencia del operador.
·Permite estandarizar tiempos de exposición, ya que no hay variaciones en el revelado.

Desventajas
··
Es lento
·Requiere de cámara oscura.

1..Procesamiento automático
Constan de un baño revelador, uno fijador y un lavado final. No tiene baño intermedio porque posee un sistema de rodillos de goma o silicona que transportan la película a una velocidad constante y exprimen la película. Luego del agua, la película es llevada a una cámara de secado, donde es secada con aire tibio. Este proceso dura 5,5 minutos y trabaja con soluciones a 27º C. El sistema entrega una radiografía revelada y seca. Algunas revelan en 1,5 minutos acelerando el transporte; otras interrumpen el secado y entregan una película mojada. Estos procedimientos acelerados disminuyen la calidad de la radiografía.

Ventajas
··
No necesita cámara oscura.
·Es rápido.
·No depende de la experiencia del operador, lo que permite estandarizar tiempos de exposición.

Desventajas
··
Es caro, por la procesadora y porque las soluciones reveladoras y fijadoras se agotan más rápidamente que las manuales.
·La conservación de la película en el tiempo es menor porque tiene menos lavado.

Es recomendable el uso de este equipo cuando se procesan más de 25 películas al día.

1..Revelado manual visual
Depende de la experiencia del operador y no permite estandarizar los tiempos de exposición. El operador sumerge la película en el revelador y la observa hasta que a su juicio haya alcanzado un ennegrecimiento suficiente. No es recomendable, porque además la percepción de los operadores es variable y se hace bajo luz filtro.
Este revelado se aplica cuando accidentalmente se ha sobreexpuesto a un paciente, lo que se corrige con un subrevelado; a la inversa, una subexposición se puede compensar con un sobrerevelado.