T.7 Geografía

Clasificado en Geografía

Escrito el en español con un tamaño de 9,07 KB

 

Tema 7.- LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL EN UN MUNDO GLOBALIZADO; la industria española: factores de localización y su distribución actual

 La industria se localiza en los espacios que ofrecen las condiciones más ventajosas para lograr el máximo beneficio. No todos los factores tienen el mismo peso en la localización de la industria y su importancia varía para cada sector industrial y con el paso del tiempo.

A.- Los factores y tendencias clásicos de la localización industrial

Los factores “clásicos” explican la localización de la industria en el período comprendido entre 1855 y 1975:– Proximidad a las materias primas y fuentes de energía.

Mercado de consumo amplio, que asegura a las empresas un mínimo de rentabilidad y propicia las economías de escala.

Mano de obraabundante y barata o bien preparada para trabajar.

Sistemas de transporteeficaces para los productos.

Capitalo la capacidad para atraerlo.

Sectores de apoyo: servicios, buenas infraestructuras y equipamientos.

Política industrial favorable a la implantación de fábricas.

Durante el período 1855-1975, las industrias tendieron a concentrarse en grandes aglomeraciones urbano-industriales, donde podían beneficiarse de las ventajas de las economías de aglomeración: facilidades para el abastecimiento, el transporte y la obtención de mano de obra, la proximidad al mercado, existencia de numerosos servicios y equipamientos y fácil acceso a la información y a la innovación. Estas ventajas tienden a atraer a estas concentraciones a un número creciente de industrias dependientes o relacionadas con las existentes.

B.- Los factores y tendencias actuales de la localización industrial

Desde la década de 1980 se observan cambios en los factores y en las tendencias de la localización industrial, aunque se mantienen las grandes concentraciones industriales heredadas.

Los cambios de la tercera revolución industrial han hecho que algunos factores clásicos de localización pierdan la importancia que tuvieron en épocas pasadas, mientras ganan relevancia nuevos factores.

– Pierde importancia la proximidad a los recursos naturales ante el abaratamiento del transporte de las materias primas y la creación de sustitutos sintéticos para algunas de ellas y ante la facilidad para el transporte de energía eléctrica. También decrece la importancia de la proximidad al mercado de consumo, dada la mejora de los transportes y de las comunicaciones y la ampliación de las áreas de venta en el contexto de la globalización.

– Mantienen su relevancia la existencia de buenos sistemas de transporte y comunicación y de mano de obra, numerosa o cualificada.

– Los principales factores actuales de localización son el acceso a la innovación y a la información y las ventajas competitivas proporcionadas por el territorio.



– El acceso a la innovación y a la información es esencial para la competitividad de las industrias actuales. Por tanto, algunas, especialmente las de alta tecnología, tienden a localizarse en los llamados “medios innovadores”, caracterizados por la presencia de mano de obra muy cualificada; centros de investigación, infraestructuras telemáticas y servicios avanzados.

– El territorio también adquiere cada vez más peso como factor de localización industrial, cuando proporciona ventajas competitivas a las empresas instaladas en él. Entre ellas destacan la existencia de recursos transformables; una mano de obra numerosa o cualificada; un entorno empresarial innovador y de cooperación; y el apoyo de los agentes sociales a las empresas.

Los cambios señalados han modificado las tendencias de localización industrial: se acentúa la difusión de parte de la industria hacia espacios periféricos, a la vez que se mantiene el fuerte atractivo de las áreas urbano-industriales más desarrolladas.

 a) La difusión de parte de la industria hacia espacios periféricos hasta ahora poco atractivos se debe a los siguientes factores.

Los problemas que presentan las grandes concentraciones industriales (deseconomías de aglomeración): la saturación y consiguiente encarecimiento del suelo, de los equipamientos y de las infraestructuras; el aumento de la conflictividad laboral y de la carestía de la mano de obra, y el deterioro del medio ambiente juegan a favor de localizaciones con menores costes.

Las mejoras tecnológicas permiten localizar las industrias en los emplazamientos más ventajosos.

El desarrollo de la industrialización endógena, basada en las ventajas competitivas de cada territorio, atrae hacia ciertos espacios a las industrias que se benefician de sus ventajas.

Los sectores industriales más afectados por la desconcentración o deslocalización son los sectores maduros, poco exigentes en tecnología y muy consumidores de recursos y mano de obra, quedeben competir ofreciendo precios bajos. Estos tienden a desplazarse a los espacios donde puedenreducir los costes de producción: países subdesarrollados, regiones más atrasadas, periferiasurbanas e incluso áreas rurales bien comunicadas. No obstante, hay que tener en cuenta que, aveces el uso de nuevas tecnología puede frenar la deslocalización, al favorecer la reintegración deindustrias hacia espacios centrales o permitir la modernización in situ de los sectorestradicionales, evitando su traslado hacia otras áreas.

b) La concentración industrial en los espacios centrales se mantiene también, dado el fuerte atractivo que ofrecen. En ellos tienden a instalarse los sectores de nuevas tecnologías, que exigen servicios e infraestructuras avanzadas y un mercado de mayor nivel, con compradores para bienes de alto contenido tecnológico. También buscan emplazamientos centrales las sedes sociales y de gestión de las empresas.

Estas actividades tienden a concentrarse en los países más avanzados, las regiones más dinámicas y los núcleos centrales de las áreas metropolitanas o los sectores más valorados de sus coronas.

Así, la situación actual es de complejidad, pues se da a la vez el fortalecimiento de la capacidad de atracción de los centros industriales y el aumento de las fuerzas difusoras desde éstos hacia sus periferias.