Teatro español posterior a 1936

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 6,32 KB

 
Valoración critica del Romancero Gitano de FEDERICO GARCÍA LORCA XX.Consta de 18 romances compuestos entre 1924 y 1927. Con Lorca culmina la renovación del romance que se había iniciado en el siglo XIX (Zorrilla) al devolverle el carácter narrativo después del lirismo del Siglo de Oro. El Modernismo volvió al romance lírico y García Lorca va a fundir lo narrativo y lo lírico pero además va a añadir elementos dramáticos con lo que consigue una síntesis perfecta. Además en esta época los del 27 estudiaban a Góngora y eso se hace visible en las imágenes y metáforas tan particulares de estos poemas. Lo gitano es el punto de partida y Lorca lo sitúa en un espacio andaluz. El gitano representa al pueblo perseguido y enfrentado con la Guardia Civil, fuerza negativa que representa el poder y la civilización frente a la libertad, el instinto y la naturaleza de lo gitano. Todo gira en torno a los dos grandes temas de la literatura: el AMOR y la MUERTE.La estructura del Romancero Gitano consta de dos partes: la primera parte, son los quince primeros romances, que tratan sobre todo del amor y la muerte. La segunda parte son los tres romances restantes, y son tres romances históricos. El amor y la muerte son los dos temas, a menudo unidos, que recorren toda la obra. Lorca no los separa, pues la línea existente entre uno y otro se confunde constantemente.El estilo del Romancero Gitano, desde su publicación, lo que más llamó la atención fue la brillantez de sus metáforas. Muchas de ellas son metáforas puras, es decir con elisión del plano real. La confusión entre mundo metafórico y real es constante. La concentración del sentido se da también en las metonimias. Por otro lado, el valor simbólico del libro es muy importante (la luna, las estrellas, el mar, el color verde, el caballo...) Estos símbolos sirven para superar lo concreto y que el contenido tenga una trascendencia universal. No son tópicos, sino que deben interpretarse según el contexto. La conclusión a la que llega Lorca, es que quiere hacer el poema de Andalucía y escoge lo que le parece elegante, distintivo: lo gitano. Ese mundo se halla caracterizado por la pena (la pena negra), estrechamente unida al tema de la frustración, de la insatisfacción. Precisamente, la mujer gitana simboliza esa pena por vía de la frustración erótica que la conduce a la muerte.  

Valoración crítica de Historia de una escalera de BUERO VALLEJO 2ºmitad XX post.1939.Historia de una escalera es la primera obra de Antonio Buero Vallejo, estrenada en 1949 en plena dictadura franquista. La obra inaugura en la escena española una tendencia de teatro realista y social que se mantuvo durante varias décadas de la segunda mitad del siglo XX.Esta obra de Buero Vallejo está incluida dentro de su etapa existencial y contrasta vivamente con el tono general de la época. No se trata ni de una obra cómica ligera ni de una comedia burguesa de ambientes lujosos o acomodados, sino de la pobre vida material y espiritual de varias familias trabajadoras de una humilde cada de vecinos. El tono es costumbrista está, sin embargo, muy lejos en intenciones del tradicional sainete; al contrario, retrata con eficacia la situación de pobreza y falta de salidas de una colectividad atrapada en un mundo miserable y sin futuro.Historia de una escalera narra las diferentes historias cotidianas de los vecinos de una vivienda durante treinta años. El protagonismo lo llevan Carmina y Fernando, jóvenes enamorados y con grandes proyectos (Buero hace que un cántaro de leche se desparrame simbólicamente por el suelo cuando expresan sus grandes sueños de futuro), pero que se dejan vencer por el adormecedor ambiente y, con el paso del tiempo, acaban casados cada uno por separado con alguien que no aman y sometidos al ir y venir de la escalera olvidando todos sus proyectos de grandeza y aventura. En el último acto, los hijos de ambos, también llamados Carmina y Fernando, repiten esas aspiraciones con mayor firmeza, a pesar de las broncas y represiones de sus fracasados padres.El lenguaje es sencillo y directo, contribuye a la verosimilitud de los ambientes que aparecen en la obra y al éxito de la misma entre un publico más amplio que el habitual en el teatro comercial del momento.Formalmente, la pieza sigue los cánones clásicos del drama realista, al que se suman hábilmente ingredientes del sainete y de la comedia benaventina, pero que funcionan aquí en conjunto como una especie de drama existencial que testimonia la completa frustración de una colectividad. Con todo, en la evolución del teatro español Historia de una escalera es objetivamente un retroceso estético sobre los logros alcanzados por las obras de Valle-Inclán o de Lorca, ampliamente superadoras del realismo costumbrista de principios de siglo. Su importancia histórica radica en su fecha de estreno y en el revulsivo que supone en el ínfimo teatro español de su época.