Titulo 1

Clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 12,65 KB

 

 La sententia

 

Era la opinión de los jueces sobre el litigio. La sentencia decía el derecho entre las partes y el juicio se terminaba. Además podía ser proclamada ante las partes por el juez o por el presidente del tribunal cuando eran varios jueces. El acto de emitir sentencia era la iudicare, podía ser reclamada ante las partes por el juez o por el tribunal del juez. La sentencia es un idicatum, cosa juzgada.

En el proceso clásico el juez podía excusarse de dictar sentencia argumentando que el asunto no le resultaba claro para su conciencia. La sentencia del juez tenía fuerza de cosa juzgada y excluíatoda revisión, no es apelable.

La sentencia producía un efecto similar a la litis contestatio, una novación ncesearia. Podia ser de varios tipos;

1. Absolutoria

2. Condenatoria

3. Declarativa

4. Constitutiva.

PROTECCIÓN JURÍDICA EXTRAPROCESAL

 

La interdicta

 

Los interdictos son órdenes del pretor para resolver provisionalmente una situación y tienden a ordenar la exhibición, restitución de una cosa o a prohibir que se cambie una determinada situación mediante violencia.

 

La parte interesada tenía que solicitar del pretor el interdicto mediante una postulatio interdicti. El pretor examinaba de forma breve los hechos alegados y si lo estimaba emitía un decreto que contenía la orden de que se tratara. Si el demandado no acataba esa orden se podía iniciar la ejecución mediante el procedimiento ex-interdicto.

 

Existía otro medio de ejecución que era el procedimiento per formulam arbitrariam que consistía en que se pedía la designación de un árbitro. Este procedimiento se utilizaba en los interdictos restitutorios y exhibitorios.

 

Los tipos de interdictos, existían los interdictos simples y dobles. Los simples son aquellos en los que sólo hay un demandante y un demandado. Y dobles en las que las 2 partes son a la vez el demandante y el demandado.

 

Hay otra definición en que se encuentran los interdictos temporales y perpetuos.

 

Dentro de los interdictos los más importantes son los que se refieren a la posesión y éstos pueden ser de 3 tipos: retinemdae possesionis –para retener la posesión-, recuperandere possesionis –para recuperar la posesión- y adipiscendae possesionis –para adquirir la posesión-.

4.   Stipulaciones praetoriae

 

            Eran contratos verbales que el pretor ordenaba realizar en su presencia a las partes en la forma de la stipulatio. Cuando sólo se pronunciaba una promesa se llamaba repromissio y cuando el cumplimiento de la promesa se garantizaba mediante una fianza se llamaba cautio o satisdatio.

 

            Las estipulaciones pretorias podían ser de 2 tipos:

 

Procesales, servirían para garantizar la marcha del proceso y entre ella está la cautio iudicatum solvi que era para asegurar el cumplimiento de la sentencia.

Extraprocesales, está la cautio damni infecti –daño temido- y el propietario de un edificio en ruinas tenía que garantizar al vecino de los posibles daños en el proceso de derrumbamiento de la casa.



CONTRATOS CONSENSUALES II

 

1. Locatio-conductio: concepto

 

            La Locatio-conductio es un contrato consensual, bilateral perfecto y de buena fe por el que una persona se obliga a ceder a otra el uso de una cosa o a realizar una obra o a prestar unos servicios a cambio de un precio convenido que se llama canon o merced. Hay 3 clase de locatio-conductio:

 1.   Locatio-conductio rei o arrendamiento de cosa.

2.   Locatio-conductio operis o arrendamiento de obra.

3.   Locatio-conductio operarum o de servicios. 

             Los elementos personales son el locator y el conductor, pero su posición es diferente según el tipo de locatio-conductio, en la locatio-conductio rei el locator es el arrendador el que percibe el precio y el conductor es el arrendatario que recibe la cosa y paga el precio.

 

            En la locatio-conductio operis el locator entrega la cosa o los materiales y paga el precio y el conductor trabaja los materiales y recibe el precio. En la locatio-conductio operarum el locator es el trabajador que pone su trabajo a disposición y recibe un salario y el conductor es el arrendatario y paga el salario.

 

            Los elementos reales son la cosa y el precio. En la locatio-conductio rei , esa cosa puede ser cosa mueble o inmueble. En la locatio-conductio operis la cosa es la obra misma; y en la locatio-conductio operarum la cosa es la actividad, el trabajo. El precio normalmente es un dinero es los 3 casos.

 

2.   Tipos de arrendamiento: locatio-conductio rei, locatio-conductio operarum y locatio-conductio operis

 Locatio-conductio rei

            Es el contrato por el que una persona llamada locator se obliga a ceder el uso o el uso y el disfrute de una cosa a otro llamado conductor  a cambio de un precio cierto. La cosa puede ser de cualquier clase con tal de que no sea consumible. Si es inmueble se puede tratar de un arrendamiento rústico o un arrendamiento urbano.

 

            El precio tiene que ser verdadero y cierto excepto en un caso que es el llamado colonia partiaria, en este caso el precio lo constituye una cuota de los frutos del fundo.

             Las obligaciones del locator, la 1ª obligación es poner la cosa a disposición del conductor y permitirle su uso y disfrute, si resulta imposible el uso o el uso y disfrute por causa del locator surge para él la obligación de indemnizar por los daños causados. La 2ª obligación es hacer las reparaciones necesarias para la conservación de la cosa de manera que pueda servir para su destino específico. La 3ª obligación es rembolsar al conductor de los gastos necesarios realizados en la cosa. Y la 4ª obligación es soportar el periculum por la pérdida de la cosa o de los frutos por fuerza mayor.

 

            Las obligaciones del conductor, la 1ª es pagar la renta o precio convenido, el conductor se podía liberar de ese pago cuando circunstancias de fuerza mayor no pudiese utilizar la cosa y los emperadores establecieron una rebaja de la renta en los arrendamientos de fincas rústicas en los años de malas cosechas y esa rebaja se compensaba en los años de cosechas abundantes.

 

            La 2ª obligación es usar la cosa de acuerdo con su naturaleza y destino. La 3ª es restituir la cosa al término del contrato, cuando se había señalado un término de duración el contrato finalizaba cuando llegaba la fecha establecida pero sin embargo se admitió la llamada relocatio tacita y en virtud de éste, se prolongaba el contrato cuando el arrendador no se oponía a ello, esa prolongación del contrato era de un año en las fincas rústicas y en las fincas urbanas no tenía una declaración determinada. 

  

Causas extinción locatio-conductio rei

            1º Llegada del plazo establecido.

            2º La falta de pago de la renta durante 2 años.

            3º Por el abuso o por el deterioro de la cosa.

            4º Necesidad del locator (que necesite la cosa).

            5º Por renuncia del locator o del conductor cuando no se estableció un plazo.

            6º El retraso del locator  en la entrega de la cosa.

            7º Por defecto de la cosa que impida el uso para el que fue arrendada.

 

            La locatio-conductio no termina por muerte de una de las partes a no ser que el locator estableciera un plazo de tiempo durante el cual se muriera. Y tampoco se extingue la locatio-conductio por la venta de la cosa.

 

Locatio-conductio Operis

            Es un contrato por el que una persona llamada conductor se obliga a realizar una obra para otra persona llamada locator a cambio de un precio. Lo importante en este contrato no es el trabajo realizado sino el resultado que se obtiene. Presupuesto de este contrato es que la obra de lleve a cabo con materiales suministrados por el locator.

 

            Las obligaciones del locator son:

 

1ª   Pagar el precio convenido por la obra y si no hay pacto en contrario ese precio se entregará a la terminación de la obra.

2ª   Entregar la cosa o materiales para su realización.

3ª   Soportar en periculum de pérdida de la cosa por fuerza mayor.

4ª   Pagar los daños y perjuicios que se le ocasione al conductor por las cosas o materiales que le entrega.

 

            Las obligaciones del conductor son:

 

1ª   Realizar la obra convenida en el tiempo establecido y de esta obligación puede liberarse en caso de fuerza mayor. Además en principio no está obligado a realizar esa obra por sí mismo a no ser que haya sido contratado por sus aptitudes personales. Para realizar esa obra se pueden contratar a 3ª personas, es decir, se puede realizar un subarriendo de trabajo, pero en ese caso responde de la impericia de esas personas.

2ª   Responde por custodia pero en 2 supuestos: en caso del tintorero y del sastre.

 

Locatio-conductio Operarum

            Es un contrato por el que una persona llamada locator se obliga a una determinada actividad a favor de otra llamado conductor a cambio de una determinada remuneración llamado salario.

 

            Lo fundamental en este contrato es la actividad, no el resultado. Este contrato se deriva del arrendamiento de esclavos y tiene por objeto los trabajos manuales que se realizan a cambio de un precio.  Los profesionales liberales no eran objeto de arrendamiento.

 

            Las obligaciones del locator son:

 

1ª   Realizar cuidadosamente el trabajo para el que fue contratado y además de manera personal.

 

            Las obligaciones del conductor son:

 

1ª   Pagar el salario acordado aunque el servicio llegue a ser imposible por causa ajena al locator.

 

            Las locatio-conductio operarum se extingue por muerte del locator porque se trata de un compromiso personal, pero no se extingue por la muerte del conductor sino que se transmite a sus herederos. 

 

            Las acciones generales son la actio locati a favor del locator y la actio conducti a favor del conductor.