Vi.- estructura externa

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 11,12 KB

 

VI.- ESTRUCTURA EXTERNA

La novela pertenece al género narrativo y está formada por 14 capítulos y un epílogo. el punto de vista del narrador se trata mayoritariamente de un narrador en tercera persona omnisciente que vive todos los sucesos; pasado, presente, y futuro. Es un narrador que conoce psicológicamente y sabe analizar interiormente los sentimientos, vivencias y inquietudes de todos los personajes.
Por otro lado existe un narrador en primera persona que coincide que siempre se trata de Esteban Trueba
 la que escribe y narra la historia en el libro de la vida; Blanca se presenta como un personaje algo mas secundario, y Alba única nieta de Esteban Trueba, que representará a nuevas generaciones de mujeres liberadas e intelectuales            La historia se presenta como una compilación de escritos de Esteban Trueba, de las anotaciones en el diario de Clara, su esposa, y las ediciones y anotaciones de su nieta Alba. Como el libro es una compilación de escritos de diferentes autores, el punto de vista cambia frecuentemente sin previo aviso.                                                    La historia inicia con una entrada del diario de la niña Clara en un Jueves Santo seguido por un comentario en una misa de mediodía en la capital de un país desconocido de Sudamérica. El escandaloso incidente en la iglesia establece el tono del resto de la novela.                     La novela se estructura sobre la técnica literaria de la falsa autoría: la verdadera historia se encuentra escrita en unos cuadernos, los cuadernos de anotar la vida, por la mano de una de sus protagonistas, Clara. Casi cincuenta años después, Alba, la última mujer de la saga, rescata los cuadernos, donde su abuela Clara, desde niña y hasta su muerte ,ha ido anotando la historia de toda la familia. La historia se estructura , así, como una serie de eslabones sueltos, de relaciones causa-efecto, que sólo al final forman una cadena                              VII.- ESTRUCTURA INTERNA                                                                                                                                                                  Estructura del relato: está compuesta por tres partes destacadas, una introducción, un nudo que se corresponde básicamente con los dos grandes espacios: el campo y la ciudad y con los personajes femeninos siendo el protagonista en todos ellos, Esteban Trueba) y un desenlace,:  - Introducción.- Comprende el primer capítulo en la que se nos presentan a los personajes (Clara, Rosa, Severo Valle, Nívea, Férula y Esteban Trueba).

  • El nudo empieza en el segundo capítulo y la marcha de Esteban Trueba a las Tres MaríasPodría coincidir esta parte con la etapa de la colonización, en la que predomina el autoritarismo y la dictadura del patrón. los abusos de poder y las injusticias a las que el gran latifundista, Esteban Trueba, somete a los campesinos que trabajan sus tierras, y, específicamente, la violación de una de las campesinas, Pancha García, será la chispa que desencadene una serie de circunstancias trágicas que marcan profundamente el destino de todos y cada uno de los personajes de la novela y que los conducirá irremediablemente hacia la fatalidad, el error y , a la postre, la infelicidad.

  • Desenlace (la autora nos relata la situación de todos los personajes principales) Después del golpe militar,(capítulos XIII Y XIV)        -Jaime es fusilado, Blanca se va con Pedro                                                                                                                     -Alba es torturadahasta el momento en que la prostituta Tránsito Soto, informa a Esteban que ha conseguido rescatar a su nieta:  Finalmente en el epílogo Alba coge los “cuadernos de anotar la vida”, normados al principio, recurso que un carácter cíclico, y los comienza a ordenar y leer, muerte de Esteban Trueba , y fin de la obra del mismo modo como empezó: “Barrabás llegó a la familia por vía marítima


VIII.-ESPACIO                                                                                                                                                                                           La casa de los espíritus es una novela donde aparecen dos espacios contrapuestos; por un lado un espacio exterior abierto, que sería el campo, concretamente las Tres Marías, la hacienda que los Trueba poseen en el sur de ese país lationameriacano, donde la autora sitúa a los principales personajes porque los referentes de ese país se encuentran más en el campo que en la ciudad, en la tradición que en la modernidad, en la violencia que en la razón y en el mito. Lo que nos ofrece este espacio es una versión de la identidad latinoamericana que revela el mito de la violencia reproducida por el señor de la hacienda sobre su familia y sus inquilinos.                                                     Una identidad en la que la hacienda aparece como la estructura básica de la sociedad chilena, desde fines del siglo XVI y hasta mediados del siglo XX, no sólo como forma de propiedad de la tierra, sino como institución que moldeó un “tipo humano”. En la Hacienda se producen los abusos de poder de Esteban Trueba hacia los campesinos y  Fruto de estos abusos, es también en las Tres Marías donde comienzan las primeras manifestaciones de las ideas comunistas.    . Y por el otro un espacio cerrado que corresponde a la casa de la esquina, que es realmente la “casa de los espíritus”, la casa en la que Clara Trueba recibe a quienes practican el espiritismo y otras artes esótericas, poetas y artistas, “aquel inmenso carromato lleno de alucinados”, pero también a los ‘desposeídos’,                                          El espacio exterior es símbolo de libertad, de desorden incluso de barbarie. En el campo las personas dan rienda suelta a sus pasiones, es en el campo donde Esteban Trueba viola a algunas jóvenes, donde Blanca vive una pasión desenfrenada con un campesino y donde Clara se siente realmente feliz.                                                                                                                                                                           IX.- TIEMPO.         Tiempo interno.-  El tiempo en esta obra de esta gran chilena es toda una generación en la que se habla a partir de un personaje,  Desde casi principios de siglo, hasta 1973 casi, con una historia casi paralela a la historia más reciente de Chile, con sus rebeliones, sus represiones y sus dictadores.

Encontramos tambien multiples referencias al paso del tiempo: “Han pasado veinte años......ahora cerca de los noventa” “anotó la niña Clara con su delicada caligrafía ....cincuenta años después...”)                                                                                                                              La novela narra la vida de cuatro generaciones de mujeres;  Blanca se presenta como un personaje algo mas secundario, y Alba única nieta de Esteban Trueba, que representará a nuevas generaciones de mujeres liberadas e intelectuales. El tiempo en la casas de los espíritus es el recorrido desde la barbarie y la esclavitud a una sociedad modernizada donde las mujeres tienen un papel importante y donde la política conservadora dará paso a una política liberal y socialista.  Tiempo externo.-    En ningún momento se hace ninguna alusión cronológica o concreta pero nos encontramos ante un tiempo lineal y abierto en el que han podido transcurrir unos noventa o cien años, sin embargo hay muchas referencias temporales.             La situación se puede suponer porque, en principio los desplazamientos son en tren o caballo, hasta que llega el automóvil. También, a lo largo de la historia aparecen innovaciones como la radio, el televisor (el hombre llega a la luna), etcétera y alguna referencia temporal como que Severo del Valle oía las noticias sobre la guerra del golfo en la radio. Se hacen numerosas referencias a acontecimientos reales e importantes (“El terremoto marcó un cambio tan importante en la vida de la familia....”, “el resto del mundo, demasiado ocupado en otra guerra...”                    También hace referencia al terremoto que durante este período de tiempo sumió al país en un largo luto.