La crisis del reinado de Carlos IV

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,28 KB

 
LIBERALISMO E INDUSTRIALIZACIÓN EN EL Siglo XIX:
Con el concepto de Antiguo Régimen se designa al sistema de organización 
política (absolutismo), social (estamentos), económica (predominio del sector 
agrario y mercantilismo) y poblacional (estancamiento demográfico) que rige en 
los gobiernos europeos desde el siglo XV hasta la Revolución Francesa (1789) y revoluciones burguesas del Siglo XIX.Crisis del Antiguo Régimen” y 
supone el paso a la edad contemporánea. En España se corresponde con el reinado de Calós IV (1788-1808) y de Fernando VII (1808, 1813-1833).

LA CRISIS DE LA MONARQUÍA BORBÓNICA:
El reinado de Carlos IV (1788-1808), se caracterizó por la actuación de un rey 
inepto que dejó el gobierno en manos de diferentes ministros entre los que destacó Manuel Godoy, que tuvo que enfrentarse con los problemas derivados de la Revolución Francesa.Este reinado se inicia con la necesidad de dar respuesta a una serie de dificultades crecientes como son el bloqueo de la economía, sobre todo a partir de 1797, el recrudecimiento de la protesta social, la agudización de las contradicciones en política exterior respecto a Francia.

Tras el inicio de la Revolución Francesa el gobierno de Carlos IV tomó decisiones erróneas . En primer lugar, se produjo un repliegue defensivo del gobierno encarnado por la actuación reaccionaria del Conde de Floridablanca. Este establecíó  un 
“cordón ideológico sanitario” con el que trató de aislar a España y su Imperio 
de las influencias de la revolución. Llegó incluso a restaurar la Inquisición.

La entrada de España en la órbita de Francia quedó sancionada en 1796 con 
la firma del tratado de San Ildelfonso para luchar contra Gran Bretaña, lo que 
tuvo importantes repercusiones. La guerra se saldó con la derrota naval de San Vicente (1797), como consecuencia la marina inglesa establecíó un bloqueo que colapsó el tráfico del atlántico y afectó al libre comercio, con los consiguientes efectos negativos sobre la exportación española.A esa situación hay que sumar 
las malas cosechas que provocaron hambrunas (Castilla 1804), y el malestar 
social que dio lugar a levantamientos campesinos y alborotos en las fábricas
 (1797-1805) que acabaron con la política de “paz social”.

El 10 de Noviembre de 1799 Napoleón dio un Golpe de Estado y proclamó el Consulado en Francia. La España de Carlos IV y de Godoy se alió con la Francia napoleónica frente al resto de potencias europeas. Como consecuencia, en 1801 se declaró la guerra a Portugal que no aceptaba el “bloqueo continental,en 1805 
la flota francoespañola es derrotada en Trafalgar por Nelson y perdíó 
definitivamente la gran flota que había costado un siglo construir; y en 1807 el Tratado de Fontenebleau, que prevéía la conquista y el desmembramiento de Portugal, fue la ocasión para la entrada de los ejércitos napoleónicos en España.

En el interior, aprovechando el desprestigio creciente de Godoy por los fracasos militares, un grupo de nobles apoyaban al príncipe Fernando para obligar a 
abdicar a su padre, Carlos IV. Este “partido fernandino”, formado por los 
elementos más reaccionarios de la sociedad, se dedicó a conspirar 
(Conspiración de El Escorial 1807) y terminó promoviendo el Motín de Aranjuez el 17 de Marzo de 1808, que acabó con la abdicación de Carlos IV y una grave crisis institucional. 
Carlos IV pidió ayuda al emperador Napoleón, quien reuníó en Bayona a ambos, Carlos IV y Fernando VII. Allí después de otra serie de abdicaciones (Abdicaciones de Bayona)

Entradas relacionadas: