Derecho empleo

Clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 5,94 KB

1) VIGENCIA, OBSERVANCIA Y EFECTOSUn tratado comienza a desplegar efectos jurídicos plenos a partir de su entrada en vigor, lo que se produce en la manera y fecha que en el mismo se disponga o conforme lo hayan acordado los negociadores. Si nada se establece se entiende que la entrada en vigor, se produce cuando conste el consentimiento de todos los Estados en obligarse por el tratado. Sucede de modo normal en los tratados bilaterales y multilaterales restringidos. /Los tratados multilaterales generales suelen recoger expresamente las condiciones para su entrada en vigor. Lo usual es prever el depósito de un número de consentimientos y el transcurso de un cierto tiempo. Si el umbral de consentimientos requeridos es bajo, el tratado podrá entrar en vigor con rapidez para las partes que han prestado el consentimiento. En los tratados internacionales adoptados en el seno de la Organización Internacional de Trabajo requieren tan solo dos manifestaciones del consentimiento para su entrada en vigor; y sus efectos iniciales serán muy reducidos. Por el contrario, si el número es elevado, la entrada en vigor puede demorarse en demásía. /Los actos, situaciones y hechos anteriores a la entrada en vigor no entran dentro del régimen jurídico que crea el estado. Rige la irretroactividad y el tratado solo se aplica a los actos posteriores a la entrada en vigor, y en todo caso a los hechos y situaciones no agotados ni concluidos en el momento de la entrada en vigor. /Antes del momento de entrada en vigor los Estados pueden haber acordado la aplicación provisional del tratado de parte de él. / Ya en vigor, el tratado adquiere fuerza obligatoria (los Estados parte quedan sometidos a la regla pacta sunt servanda), así lo recoge le Art. 26 de la Convencíón de Viena, que disponiendo que todo tratado en vigor obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe (implica que están comprometidas a tener en cuenta el objeto y el fin)./Los tratados deberán interpretarse de buena fe conforme al sentido corriente que haya de atribuirse a los términos del tratado en el contexto de éstos y teniendo en cuenta el objeto y el fin. Esta es la regla general de interpretación que ha de seguirse para conseguir el sentido, alcance y significado de las disposiciones del tratado. Es una regla que atiende a tres criterios interpretativos:-Interpretación literal (sentido corriente del texto)-Interpretación sistemática (contexto normativo)-Interpretación teleológica (de buena fe y persiguiendo dar satisfacción plena al obejto y fin del tratado)El tratado solo tiene vigencia para los Estados partes. Quedan los terceros ajenos al mismo. La convencíón quiso dejar claro el principio relativo de los tratados para los terceros. Dispuso de un tratado que no crea obligaciones para un tercero sin su consentimiento. Si por un tratado se quiero hacer esto, la Convencíón fija como ha de manifestarse el consentimiento del tercero para ver aparecer en su esfera derechos u obligaciones derivados de un tratado celebrado por otros.En el caso de las obligaciones, ha de aceptarse expresamente y por escrito, por lo que se establecería un nuevo acuerdo que no podrá ser modificado ni revocado. En los derechos se presume este consentimiento sino se fija lo contrario. Elejercicio de los derechos debe hacerse con las condiciones establecidas por el tratado. 2) MODIFICACIÓN Y ENMIENDAEl contenido de los tratados requiere su revisión. La Convencíón lo llamó “enmienda”. La palabra enmienda evoca un contenido de menor alcance, pero cubre el cambio menor de disposiciones concretas y una revisión general del tratado./La enmienda de los tratados bilaterales no plantea problema. En los multilaterales es mas compleja. En ellos cabe la posibilidad de que el tratado quiera ser revisado por alguna de sus partes con la intención de cambiar el régimen de sus relaciones o con el propósito de que la versión revisada del tratado original rija en el futuro para todas las partes del tratado. La Convencíón limita la utilización del término enmienda a este último caso. Antes de la Convencíón no existía esta distinción. Además se podía constatar una práctica copiosa de revisiones sustanciales de los tratados multilaterales realizada por un grupo de Estados sin contar con la participación de los demás. De ahí que fuera lógico que la evolución de la técnica jurídica se encaminara a limitar este tipo de revisiones. Así, la Convencíón de Viena sólo permite la modificación:-Si no ha sido expresamente prohibida por el tratado-Si no se afecta el disfrute de los derechos y obligaciones de las demás partes-Si se refiere a disposiciones cuya modificación es compatible con la consecución del objeto y fin del tratado./La Convencíón se preocupa por reconocer un derecho a todas las partes contratantes a participar en el proceso de enmienda. Rigen las mismas reglas que para la celebración de los tratados y la primacía del consentimiento de los Estados, de manera que una enmienda puede ser adoptada por la mayoría de 2/3 de Estados partes pero sólo obliga a Estados que le prestan su consentimiento. Pueden acabar coexistiendo dos regulaciones de la misma materia con efectos subjetivos limitados:-La enmendada que rige entre los Estados que la aceptan-La no enmendada que rige entre los Estados que no aceptan las enmiendas y entre estos, los que sí las aceptaron.

Entradas relacionadas: