Idea kantiana de ilustración

Clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,94 KB

 
COMENTARIO:La época de la Ilustración cabe situarla entre los años 1685 (Newton, Locke) y 1785 (Kant). Es una época en donde la metafísica clásica ha caído. La experiencia ha hecho tambalearse al Racionalismo cargado de innatismo. Dios tampoco está en su antiguo pedestal. El hombre anda buscando su lugar en el mundo. Pero, junto a esto, hay también un fuerte optimismo en el futuro, en la idea de progreso en la historia, en la consideración del hombre como ser fundamentalmente racional, en el ideal de igualdad entre los hombres y el derecho sobre bases racionales. El espíritu ilustrado se manifestó con carácterísticas propias en cada uno de los tres países en lo que principalmente se desarrolló. Así, en Francia es donde con más intensidad se desarrolló este movimiento gracias a los enciclopedistas. Se caracteriza por el desarrollo de la ciencia histórica, en contra de la tradición, y por la consideración del hombre culto como alguien menos ocupado de la teología y más atento a los avances de las ciencias y de las letras. La cultura debe ser clara y accesible a todo el mundo. Es ilustrativo que Voltaire, uno de sus más eminentes representantes, escribiera un Diccionario filosófico portátil.En Inglaterra es donde surgíó primero el movimiento ilustrado y se caracterizó por su defensa de la libertad política y de la tolerancia religiosa, estando muy influido por el Empirismo de Hume y de Locke. En Alemania el fenómeno llegó con cierto retraso y en unas circunstancias más difíciles que las de los otros dos países. En efecto, Alemania estaba políticamente disgregada en más de doscientos pequeños Estado. La sociedad era mayoritariamente feudal, con una clase media débil y un proceso de industrialización aún balbuceante. Las discusiones teóricas se centran sobre todo en la ética, asunto que consideran previo a cualquier cambio político. Los temas principales de la Ilustración alemana son introducidos por uno de sus primeros representantes, C. Thomasius: la tolerancia religiosa, la libertad de pensamiento y de discusión, la lucha contra los prejuicios y la abolición de la tortura. La figura más representativa de la Ilustración alemana es Kant, sobre todo en lo que se refiere a la historia, la política y la religión, aunque no se le puede considerar circunscrito a este movimiento, pues fue él mismo quien le puso los limites al optimismo ilustrado al efectuar su crítica a la razón.Kant escribíó en 1784 este breve ensayo titulado ¿Qué es la Ilustración? Que ha llegado a ser clásico y ha influido enormemente en la idea que posteriormente se ha tenido de lo que representó la Ilustración El espíritu de la Ilustración, como se ve en el inicio del texto, es un espíritu de emancipación y de liberación intelectual y moral. En efecto, el hombre ilustrado quiere emanciparse de todo aquello que le constriñe externamente, de la autoridad, sea religiosa o política, de la superstición, de la tradición, etc.Esta emancipación intenta realizarla, no a través de una revolución, sino basándose en la razón, que considera que es el medio más poderoso y eficaz. El ilustrado no es un conspirador, sino un hombre que lucha contra el poder con la fuerza de la cultura.El que el hombre deba afrontar esa tarea individualmente frente a los que le oprimen y sufriendo, además, la hostilidad de los oprimidos, exige que el hombre ilustrado sea un hombre valeroso, dispuesto y decidido. Nótense las alusiones en este sentido a la pereza, la cobardía, la falta de decisión y de valor y la autoculpabilidad del hombre al mantener su situación. El lema Sapere aude, esto es, ten el valor de servirte de tu propio entendimiento, lo toma Kant de Horacio. El que no es capaz de seguir exclusivamente a su propia razón permanece aún en estado de minoría de edad, no ha llegado a su madurez como hombre.“Ilustración significa el abandono por parte del hombre de una minoría de edad cuyo responsable es él mismo. Esta minoría de edad significa la incapacidad para servirse de su entendimiento sin verse guiado por algún otro. Uno mismo es el culpable de dicha minoría de edad cuando su causa no reside en la falta de entendimiento, sino en la falta de resolución y valor para servirse del suyo propio sin la guía del de algún otro. 

Entradas relacionadas: