Saber ser justo

Clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 1,69 KB

 

En una formulación del problema atribuida al filósofo griego Epicuro, o bien Dios puede impedir el mal y no lo hace (con lo que no es bueno) o bien quiere impedirlo y no puede (y por lo tanto no es todopoderoso). Los conceptos de bueno y malo solo hacen sentido en referencia de los hombres. Para ejemplificar el bien y el mal y lo justo y lo injusto podemos poner el ejemplo de la persona ahogándose, todos coincidimos en que para que algo sea bueno y justo, tiene que ser una acción desinteresada, puedes obrar de manera justa, pero si lo haces para obtener algo a cambio (recompensa o fama) no estás obrando de buena manera.

Lo que hace que algo sea correcto o incorrecto son las consecuencias, es correcto moralmente si conllevan a la felicidad o te impulsan a tener menos sufrimiento, y por lo contrario lo incorrecto es si te lleva al sufrimiento. Siempre que soy libre de elegir entre múltiples acciones, debería escoger la que le aporte la mayor felicidad a la mayor cantidad posible de personas, por ejemplo, debería decir la verdad en vez de mentir cuando la verdad puede aportar más felicidad que la mentira. Pero debería mentir si la mentira probablemente tenga como resultado más felicidad, el utilitarismo se centra en las consecuencias de las mentiras de lo general, no en las consecuencias de lo particular.

Entradas relacionadas: