Matrimonial

Clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 6,89 KB

 

El matrimonio, como término verbal, es ambivalente, esto es, que se aplica indistintamente a dos aspectos diferentes:matrimonio in fierie: por matrimonio se entiende el acto jurídico por el que los contrayentes se prestan mutuo consentimiento para constituir la sociedad conyugal; en este caso, equivale a celebración o momento en el que el matrimonio se constituye jurídicamente;matrimonio in facto esse: la palabra matrimonio hace referencia también a la sociedad conyugal o comunidad que forman marido y mujer, esto es, al momento de la relación jurídica entre los cónyuges.

Esta duplicidad de significados está en la base de las dos clásicas polémicas acaecidas en el ámbito del Dº matrimonial sobre su configuración jurídica:si técnicamente, el matrimonio debía de estar adscrito a la esfera del Dº público o a la del Dº privadoy si tal figura revestía es contrato o institución.

Naturaleza jurídica del matrimonio: Dos tesis:

La tesis contractualista (matrimonio como contrato) tuvo un gran auge  durante los s. XVII a XIX. La naturaleza contractual es el nervio central de toda la doctrina sobre el matrimonio. Sin embargo, un sector doctrinal ha negado tal carácter contractual, aduciendo:

*que no basta que se de en el matrimonio el acuerdo de voluntades para afirmar sin más que sea un contrato, porque en el matrimonio las partes no pueden disciplinar la relación conyugal de modo contrario a lo establecido en la Ley, al ser necesarios unos determinados requisitos formales para su validez jurídica;

*que es ajena al contrato la materia sobre la que recae el acuerdo matrimonial, esto es, las relaciones personales o familiares;

*que muchas de las normas de los contratos son inaplicables al matrimonio (ej: el principio de mutuo disenso).

    Matizaciones doctrinales a la tesis contractual:

Teoría del contrato “sui generis”, personal y social. Sus defensores son conscientes de que no todas las características del contrato como categoría pueden ser aplicadas al matrimonio, por ello hablan de contrato sui generis o singular en el que es obligatorio la bilateralidad (sólo puede estipularse entre 2 personas de distinto sexo capaces de prestar consentimiento matrimonial) y tiene unos efectos estipulados por el Dº (las partes carecen de libertad de contratar en cuanto que el esquema normativo matrimonial no puede ser alterado o modificado por la libre voluntad de las partes).

Es un contrato:     -de ius cogens o de Dº vincular.

-que posee unas chrs que lo diferencian de los contratos regulados por el Dº privado.

 Matrimonio como un acto del Estado o como un negocio complejo, donde concurren: de una parte, las voluntades de los esposos y, de otra,  la voluntad del Estado (matrimonio civil), y la de la Iglesia (matrimonio canónico).

Crítica: Esta tesis sobrevalora la función oficial del Estado y de la Iglesia en el matrimonio, que lo único que hacen es calificar el negocio jurídico creado por las partes y la relación consiguiente como matrimonio, no pudiendo situarse en un mismo plano el consentimiento de las partes y la función de aquellas.

Matrimonio como negocio bilateral, en cuanto que procede de la voluntad de las partes, pero no de contrato, ya que carece de naturaleza patrimonial.

Al respecto, V. Reina considera que la definición del matrimonio como contrato de Dº de Familia es admisible, pero quizás pueda parecer menos conforme con la actual técnica jurídica, que reserva  la expresión contrato para  las relaciones jurídicas de contenido patrimonial.

 Teoría del matrimonio como acuerdo, no como contrato. En el contrato los intereses de las partes son contrapuestos o divergentes, mientras que en el matrimonio son paralelos o convergentes. Crítica: no hay garantía de que los intereses de las partes sean paralelos o convergentes.

 Por otra parte, la Tesis institucionalista: cuyo principal defensor es Giménez Fernández.

Esta tesis concibe el Matrimonio como institución: ésta responde mejor a la idea de que el matrimonio constituye un conjunto de relaciones impuestas por el Estado. Los institucionalistas toman el concepto de institución tal como se entiende en la doctrina civil:

.

En ese concepto se encuentran mejor explicados y desarrollados la naturaleza, chrs y relaciones jurídicas que vinculan a los cónyuges, ya que:

- se salva la libertad personal (el consentimiento matrimonial es libre a la hora de aceptar el matrimonio) y,

-el matrimonio se haya ya establecido de forma previa e inmodificable a los cónyuges.

Según esta concepción, en la medida en que el matrimonio es un todo previamente configurado por el Oº a través de  una normativa inderogable a la que las partes se adhieren, de modo que los efectos matrimoniales derivan no tanto de la autonomía privada cuanto de la configuración institucional, el matrimonio responde y encaja en esa categoría jurídica –institución-.

Giménez Fernández: el concepto de institución (que él define como

sistema de vinculaciones jurídicas preestablecidas en orden a una finalidad y públicamente conocidas, al que libremente prestan su adhesión las personas capaces de ello, obligándose a su cumplimiento respecto al copartícipe, cuya libre elección les compete”),

Entradas relacionadas: