La oposición a las reformas "el gobierno encontró la oposición de los grandes propietarios"

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,54 KB

 

EL BIENIO REFORMISTA (1931-1933). 

La reforma agraria es el mayor proyecto republicano cuando la  mitad de la población vivía en el campo. El objetivo era el reparto de la propiedad y se centra en regiones latifundistas. La Ley de Reforma Agraria (1932) contempla la indemnización para propiedades explotadas de forma deficiente pero hubo expropiación sin indemnización de tierras de la nobleza. Después se asentaban los campesinos. Esto lo controlaba el IRA (Instituto de Reforma Agraria). Los resultados fueron escasos por la oposición, complejidad, lentitud… y tuvo efectos negativos como la oposición de sectores conservadores agrarios y los campesinos decepcionados y violentos. 

Autonomía de las regiones:Cataluña: aprueba el Estatuto de Nuria. El partido que lideraba el catalanismo era Esquerra Republicana, con Maciá como primer presidente de la Generalitat y Companys, su sucesor. País Vasco: no llega su autonomía en la Segunda República por la oposición. En Octubre de 1936 accede a la autonomía con Aguirre como primer lendakari. 

Las reformas educativas contemplan la duplicación de escuelas primarias y las Misiones Pedagógicas para divulgar la cultura. 

La oposición al gobierno de Azaña supone un intento de golpe del General Sanjurjo en 1932. Se crea la UME (Uníón Militar Española), clandestina, que participa en el golpe del 36. 

Oposición política: CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas): por José Mª Gil Robles, como coalición de organizaciones agrarias y católicas. Defensor de religión y propiedad y quería cambiar las Constitución. Renovación Española: (alfonsina) por Calvo Sotelo. JONS: (1931) por grupos fascistas con Redondo y Ledesma. Falange Española: (1933) por Primo de Rivera (hijo).

La oposición social vino de organizaciones patronales, del movimiento obrero y de la FAI.

Los disturbios en el medio rural fueron constantes. Destaca el de Casas Viejas (1933), donde la protesta de campesinos originó una matanza injustificada.

El gobierno de Alcalá Zamora pasó a Leroux y de este a Martínez Barrio, del Partido Radical para convocar elecciones generales. 


Entradas relacionadas: