Principios doctrinales del fascismo

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 2,76 KB

 
El fascismo
El fascismo surgió del rechazo a la tradición ilusttrada, al Racionalismo, a la democracia, al parlamentarismo y al pluralismo político. El termino fascismo hace referencia al modelo político que tuvo su primera expresión en Italia y la Alemania de entreguerras. Con el tiempo ha adquirido una reacción violenta contra la expansión del principio de igualdad entre ciudadanos. Principios del fascismo:
- La sumisión y obediencia ciega a un líder carismático, es jefe del partido único.
- La exaltación del Estado por encima de los derechos y libertades de los individuos.
- La exaltación y el uso sistemático de la violencia que sanciona el dominio del mas fuerte y del que es superior.
- La defensa de una sociedad no igualitaria en la que dominan las élites y los escogidos. Niega el principio de igualdad entre los ciudadanos.
- El nacionalismo exacerbado que defiende la preservación y exaltación de la raza.
- Desconfianza en la razón, se oponía a la tradición racionalista y materialista.
-La movilización y organización de las masas que canalizan la participación del individuo en un proyecto nacional unitario.
Mussolini toma el poder
En 1919 Mussolini un ex militante expulsado del partido, fundo los llamados Fasci Italiani di Combattimento, unas fuerzas militares que agrupaban viejos combatientes y jóvenes burgueses. Estas fuerzas paramilitares actuaron contra políticos, ayuntamientos y periódicos de izquierdas con asaltos. Quedaban impunes porque contaban con la ayuda de las autoridades. En Noviembre de 1921, Mussolini transformo los Fasci en el partido nacional fascista. El partido adquirió una simbología propia, la camisa negra. Las bases se nutrieron de:
- Sectores obreros descontentos.
- La pequeña burguesía.
Pronto el partido fasci fue bien visto por:
- Los industriales.
- Los grandes propietarios con tierras.
- Sectores del ejercito.
- La confindustria.
En Agosto de 1922 los fascistas demostraron que contaban con una buena organización, consiguieron abortar una huelga general. Pero para hacerse con el poder llego tras la marcha sobre Roma. Miles de Faascis ocuparon los edificios públicos de la capital. El gobierno quiso proclamar el estado de excepción, pero el rey se negó a firmar el decreto y el gobierno dimitió. 

Entradas relacionadas: