Pueblos prerromanos. Colonizaciones históricas: fenicios, griegos y cartagineses.

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,69 KB

 

La configuración de las áreas celta e ibérica: Tartesos, indoeuropeos y colonizadores orientales

Desde el Siglo XI a.N.E., diversos pueblos indoeuropeos se van asentando en la Península ibérica, con un mismo sustrato lingüístico, conocimiento del hierro y rituales de enterramiento singulares (campos de urnas: incineración). A lo largo del I milenio, se fueron conformando en la Península ibérico varias culturas interrelacionadas:

El reino de Tartessos es el primer pueblo de la Península ibérica con referencias a su desarrollo. Se extendía de Huelva a Cartagena en la primera mitad del I milenio a.N.E. Por referencias grecolatinas, sabemos que era una civilización muy rica en agricultura, ganadería, minerales y con un activo comercio, que incluso llegaba a las islas británicas. Se han encontrado restos importantes, como el Tesoro de Carambolo (600-550 a.N.E.). Desconocemos el motivo de su declive.

Los iberos se situaban en el sur y en el levante, y eran descendientes de los indígenas prehistóricos. Su economía era rica en agricultura, ganadería, minería o comercio (con el uso frecuente de la moneda). La sociedad estaba muy jerarquizada (aristocracia-esclavos) y vivían en poblados amurallados. Su organización política era de tipo estatal, unas con régulos, otras con asambleas. El contacto con griegos y fenicios impulsó su desarrollo cultural y artístico, como podemos ver en sus damas de Elche (VI a.N.E.) y Baza.

El área celta-celtíbera se situaba en el norte, centro y oeste. En ella se distinguen los celtíberos, en la zona centro oriental de la meseta, y los celtas, al norte, alejada de la influencia de los colonizadores orientales. Su economía era poco evolucionada (agricultura, ganadería, minerales, comercio escaso y sin moneda y pillaje) y la estructura social primitiva (clanes). Su organización política era de tipo pre-estatal (cabecillas o consejos de ancianos con normas consuetudinarias). Los celtas vivían en castros.

Las colonizaciones históricas eran básicamente pueblos comerciantes que establecieron colonias para comerciar. Se tiene noticias de ellos desde el siglo IX a.N.E. Estos pueblos se interesaron por los minerales (oro, plata, cobre, estaño) y otros productos (como salazones, etc.). Distinguimos tres:

  • Los fenicios, pueblo mercantil muy desarrollado procedente de Fenicia (Líbano). Llegaron en el siglo IX a.N.E. Y fundaron diversas colonias como Gádir o Malaca. Difundieron el uso del hierro, el torno de alfarero, el alfabeto, los salazones de pescados y la agricultura de la vid y el olivo.
  • Los griegos, procedentes de Massalia (Marsella), fundaron ciudades como Emporion  (Ampurias) y Rodhe (Rosas). Tanto griegos como fenicios fundaban sus colonias para comerciar con los habitantes peninsulares. Se aprecia su influencia en el arte, la lengua y en el cultivo de vid y el olivo. Mantuvieron su prosperidad comercial hasta época romana.

Los cartagineses. Van a controlar el comercio del Mediterráneo sustituyendo a los fenicios (sobre todo el de metales). Su colonización fue más hostil, ocupando de forma militar el S y SE peninsular como consecuencia de las guerras contra romanos. Colonias: Ibiza, Cartago Nova.

Entradas relacionadas: