La reconversión del carlismo

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,13 KB

 

3.- La oposición al sistema: carlismo y republicanismo

Tras la derrota carlista en 1876, se prohibió la estancia En España de don Carlos de Borbón.

La Constitución de 1876 descartaba de la sucesión al Trono a toda la rama carlista de los Borbones. El carlismo entró en crisis y Miembros como el héroe militar Ramón Cabrera reconocerán a Alfonso XII.

Carlos VII depositará su confianza como jefe del carlismo En Cándido Nocedal, quien extendió El carlismo por todo el país. Los carlistas sólo mantuvieron su fuerza en Navarra, País Vasco y Cataluña, pero su influencia era escasa en el resto del País. La renovación del carlismo corrió a cargo de Juan Vázquez de Mella, quien propuso un programa conocido Como el Acta de Loredan, Adaptando el carlismo a la nueva situación política, que ya no se manifestaba a Favor del Antiguo Régimen y aceptaba el nuevo orden liberal. Sin embargo, en el Seno del partido tomo fuerza la disputa Religiosa. Una parte del partido acusó a Carlos VII y a los principales Dirigentes de no apoyar suficientemente la política impulsada por el papado Contra el liberalismo, culpando a Don Carlos de “cesarismo”. El líder de esta corriente fue Ramón Nocedal, hijo del líder carlista, que protagonizó una Escisión en 1888 y fundó el Partido Católico Nacional, que dejó de Reconocer a don Carlos como rey convirtiéndose en un partido integrista.

Aunque sus principales dirigentes optaron por la vía Política, el Partido Carlista no olvidó su tradición insurreccional y promovió Algunos intentos fracasados. Del mismo modo, continuó manteniendo las Jerarquías militares y fundó una milicia, el Requeté.

Tras el fracaso en el Sexenio Democrático, el republicanismo tuvo que hacer Frente al desencanto de parte de sus seguidores y a la represión de los Gobiernos monárquicos. Además, los republicanos se hallaban fuertemente Divididos.

La adaptación más rápida a las nuevas condiciones las Protagonizó el republicano Emilio Castelar, que evolucionó hacia posturas cada vez más moderadas. Consideró posible que la Restauración garantizara el orden social y que la Monarquía asumiese algunos principios democráticos, creando el Partido Republicano Posibilista. El caso contrario fue el del progresista Ruiz Zorrilla, quien viró Hacia un republicanismo radical, que no descartaba la acción violenta contra la Monarquía: fundó el Partido Republicano Progresista, que llegó a tener influencia entre algunos Militares y, en 1883, protagonizó un fracasado intento de alzamiento. Estas Prácticas insurreccionales provocaron la ruptura de Salmeróncon el partido de Ruiz Zorrilla y la Creación del Partido Republicano Centralista. El republicanismo con más adeptos y más fiel a su ideario Fue el Partido Republicano Federal, Liderado por Pi y Margall y Que contaba con el apoyo de una parte importante de las clases populares.

El sufragio universal masculino comportó una cierta Revitalización del republicanismo y estimuló la formación de alianzas Electorales (Unión republicana) En 1893 y 1901, que agrupaban las distintas familias republicanas a excepción De los posibilistas. A pesar de ello, el republicanismo perdió parte de su Antigua base social y tuvo que luchar por los votos populares en competencia Con el nuevo obrerismo representado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), fundado por Pablo Iglesias en 1879.

Entradas relacionadas: