Reformas económicas de Carlos III

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,56 KB

 

1. El Reformismo ilustrado de Carlos III

El Reinado de Carlos III (1759-1788) constituye el ejemplo español del despotismo ilustrado. Como otros monarcas absolutos europeos, se mostró partidario de Seguir algunas de las ideas de progreso y racionalización de la ilustración Siempre que no atentaran contra el poder de la monarquía absoluta.

CARLOS III, EL DESPOTISMO ILUSTRADO

Carlos III accedíó al trono español al morir su hermano Fernando VI sin descendencia Directa. El monarca ya había reinado en Nápoles desde 1739, donde había entrado En contacto con las ideas ilustradas. Llegó a España para hacerse cargo de la Corona, rodeado de sus consejeros italianos e intentó aplicar un programa de Reformas para modernizar el país siguiendo los principios de despotismo Ilustrado (economía y bienestar; organización y racionalización del Estado).

Carlos III contó con una serie de colaboradores, que eran, en realidad, los Responsables de los esfuerzos reformistas, que, desde diversos puestos del Gobierno, lo auxiliaron. Entre ellos cabe destacar a Pedro Rodríguez Campomanes, Al conde de Floridablanca y al conde de Aranda. Junto a ellos, y desde otros Puestos públicos, ilustrados como Pablo de Olavide, Cabarrús o Gaspar Melchor De Jovellanos estudiaron y propusieron una serie de medidas que pretendían la Modernización y racionalización del Estado.

Pero el Rey tuvo una fuerte oposición, que al hacerlo frente acabaría en revueltas y Motines populares contra su acción de gobierno. En estas revueltas se unía el Malestar popular con la carestía y el precio de los alimentos, fruto de una Mala cosecha en 1765 y de la paralela liberalización del comercio de trigo, la Oposición al excesivo poder de los altos cargos extranjeros y la resistencia de Los privilegiados, que venían como menguaban, con las reformas, su poder e Influencia.

De entre Estas revueltas destaca el motín de Esquilache (1766) un levantamiento popular, Apoyado por la nobleza y el clero ante la pérdida de poder, realizado en Madrid Contra las medidas tomadas por el ministro Esquilache: limpieza urbana, Alumbrado, prohibición de juegos de azar y uso de armas, uso de sombreros Chambergos y capas alargas.  Ante la extensión De la revuelta, Carlos III destituyó al ministro, frenó algunas de las reformas Y bajó el precio de los productos de primera necesidad. Los motines cesaron Rápidamente y, pasando un tiempo, Carlos III continuó, ahora con ministros Españoles y con más cautela, su programa de reformas. Uno de los principales Motivos del motín de Esquilache fue la importancia de la vestimenta, por lo que Se firma un Decreto sobre la indumentaria (Febrero 1766), por lo que se prohíbe La capa larga y el sombrero de ala ancha (chambergo), como medida de seguridad Pública. Tras el destierro de Esquilache se acepta la copa corta y el sombrero De tres picos.

LA OBRA REFORMISTA

Las reformas impulsadas por el monarca y sus Ministros tenían por objetivo cuatro ejes básicos:

-Una Serie de medidas legales para abolir algunos de los privilegios propios de la Sociedad del Antiguo Régimen. Así, en 1783, se declararon honestas todas las Profesiones, admitiendo incluso como mérito para la consecución de la hidalguía Las actividades profesionales de alta utilidad pública.

-La reforma de la educación. Se inició una reforma de los estudios universitarios y De las enseñanzas medias (Estudios de San Isidro de Madrid), pero muy Especialmente se fundaron las escuelas de artes y oficios ligadas a Conocimientos prácticos, y se impulsó la obligatoriedad de la educación Primaria. Además, se promovíó la fundación de academias dedicadas a las letras Y las ciencias.



Entradas relacionadas: