Restauración Fernando VII 1814

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,83 KB

 

¡El reinado de Fernando VII (1813-1833): absolutismo y Liberalismo.

Fernando VII, prisionero de Napoleón durante la Guerra de Independencia, volvió a España en Marzo De 1814. Llegaba a un país destrozado (quizá un millón de muertos), convertido En potencia de tercer orden y sin recursos para sostener un Imperio que se Emancipaba. Liberales y absolutistas esperaban mucho de él, unos para que Confirmara las medidas revolucionarias aprobadas por las Cortes de Cádiz, otros Para que hiciera volver el Antiguo Régimen.Su reinado se caracteriza Precisamente por las luchas de unos y otros, en parte condicionadas por la Intervención extranjera. Con su muerte desapareció formalmente el Antiguo Régimen.

El retorno al Absolutismo en el contexto de la Europa de la Restauración (1814-1820).

Tras La derrota de Napoleón en 1814 (Leipzig), las potencias que lo habían vencido junto Con la Francia Derrotada se reunieron en el Congreso de Viena. Allí se restauro los principios Del Antiguo Régimen y devolver a cada soberano los territorios que les correspondían.Los Soberanos de Rusia, Austria y Prusia crearon una alianza militar la Santa Alianza, a la que se unió la Francia de Luis XVIII. En este contexto llega Fernando VII a España, que acabo suprimiendo la Constitución de 1812.Comenzó la represión política contra afrancesados y liberales, y cierre de Todos los periódicos. El ejército y la Iglesia fueron los pilares de esta labor. La vuelta al Antiguo Régimen se plasmó en la Reaparición de Consejos, Audiencias y gremios, la no convocatoria de las Cortes, la restauración de la sociedad estamental y la jurisdicción señorial, La devolución de sus propiedades a la Iglesia... El gobierno de Fernando VII fue muy inestable: más de 30 ministros Para cinco ministerios.La Hacienda Real estaba casi en quiebra. La política exterior fue otro desastre. La Guerra de España había contribuido enormemente a la derrota final del ejército Napoleónico, pero España fue tratada como una potencia de segundo orden en el Congreso de Viena y nuestro representante, el marqués de Labrador, sólo Consiguió que le engañaran los rusos vendiéndole dos barcos que se hundieron al Llegar a la costa española. Tampoco se consiguieron de Francia indemnizaciones De guerra. La última característica Destacable del periodo es la abundancia De conspiraciones y pronunciamientos liberales y que fueron cruelmente Reprimidas.

En Enero de 1820, la Conspiración triunfó. Tras un enorme esfuerzo presupuestario, se había Conseguido reunir un ejército en Cádiz para ser embarcado hacia América y combatir Allí a los liberales independentistas. Uno de sus jefes, el comandante Riego, proclamó la Constitución de 1812 En Cabezas de San Juan (Sevilla). La sublevación se extendió a otras Guarniciones y finalmente, en Marzo, Fernando VII, abandonado hasta por su Guardia.

Entradas relacionadas: