Sistema político canovas del castillo

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 1,8 KB

 

A pesar del disgusto de Cánovas, la Restauración se inició con el pronunciamiento del general Martínez Campos, en Sagunto (Valencia) a finales de Diciembre de 1874; pero, de inmediato, el poder abandonado por el general Serrano fue entregado por el capitán general de Madrid –Fernando Primo de Rivera- al representante del rey, Cánovas del Castillo, que había conseguido que Isabel II abdicase a favor de su hijo Alfonso; de ahí que Cánovas pretendiera asentar sólidamente el poder civil (acabar con los pronunciamientos) y se esforzara en hacer del rey no sólo una pieza clave en el mecanismo de la monarquía constitucional, sino también jefe supremo del ejército (“rey soldado”).

La Restauración no fue un sistema democrático, tan sólo liberal, basado en la defensa de la propiedad y el orden social tradicional, apoyado en un bipartidismo estable, inspirado en el modelo británico con el soporte del mundo de los negocios y los grandes intereses económicos: las burguesías catalana y valenciana prestaron su apoyo económico a la causa de la Restauración (también está demostrada la participación de los intereses coloniales antillanos). Y todo ello con la aquiescencia del ejército. Así, la doctrina del “alfonsismo”, definida por Cánovas –Manifiesto de Sandhurst, 1 de Diciembre de 1874-, presentaba los elementos de la ideología política de los militares: monarquismo y liberalismo, un liberalismo compatible con la disciplina y el mantenimiento del orden social. Los principios de ese sistema político liberal conservador eran:

Entradas relacionadas: