Tamara,camacho

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 6,46 KB

LA IDEA DEL BIEN:I. La Idea del Bien. Si las ideas son modelos de perfección y la auténtica realidad, la Idea de bien representa la máxima perfección y lo máximamente real, y gobierna el mundo de las Ideas. De acuerdo con la filosofía platónica la Idea del Bien desempeña varias funciones: 1. Función ontológica: Platón identifica perfección y realidad, de modo que cuanto más perfecto es algo, más real es, y cuanto menos perfecto, menos real. Ella es la cause del ser de la perfección y de la existencia de las demás ideas. Las Ideas deben su perfección, su ser y su esencia, a esta Idea. Y también las cosas sensibles le deben su existencia al menos indirectamente. 2. Función epistemológica: la Idea de Bien, es además la causa de que puedan ser conocidas o inteligidas por el alma humana. 3. Función ética y política (función práctica): la Idea de Bien es también el fundamento de la ética y de la política. El conocimiento del Bien en sí es necesario para encauzar sabia y rectamente la vida privada, pues sólo aquel que lo haya alcanzado será capaz de conocer en qué consiste el verdadero bien humano al que los hombres llaman felicidad y virtud y, ya en el mundo de las cosas materiales y sensibles, podrá distinguir con mayor claridad lo bueno de lo malo y orientar sus acciones de acuerdo con ellos. En el terreno de la política el buen gobernante necesita haber visto el Bien en sí para tener una visión clara del bien del Estado y gobernar conforme a ello. 4. Principio unificador: la Idea de Bien es también un principio unificador del mundo de las Ideas y de la totalidad de lo real, y, en consecuencia, otorga unidad al mundo. 5. Causa final y causa del orden del mundo: la Idea de bien es la causa final, es decir, el modelo último al que tienden o aspiran a semejarse todas las realidades. Algunos autores han querido ver en la Idea de Bien connotaciones religiosas y teológicas, con lo que añadiríamos una sexta función: la función religiosa o teológicaLa Idea de Bien en Platón es un asunto a veces, oscuro, muy debatido entre los especialistas e intérpretes de Platón. No obstante, parece claro lo siguiente:
-La Idea de Bien no es una esencia, sino la causa de todas las esencias, y por tanto, una realidad superior. - El conocimiento de la Idea de Bien es la meta última de la filosofía del ascenso dialéctico.
-El conocimiento del Bien en sí implica, que hemos visto, un conocimiento global de la totalidad de lo real y una visión completa del orden que preside el Mundo de las Ideas. -El conocimiento de la Idea de Bien parece que es una experiencia incomunicable que uno mismo tiene que realizar, la meta final de un camino de conocimiento que uno mismo tiene que recorrer, sin posibilidad alguna de que otros lo hagan por uno. El conocimiento del Bien en sí parece algo inefable, de ahí que el personaje Sócrates tenga razones en el texto anterior para resistirse a hablar del Bien en sí y por eso, cuando se decide a hacerlo, lo hace echando mano de una analogía.



2. DUALISMO ONTOLÓGICO. LA TEORÍA DE LAS IDEAS Y LA IDEA DEL BIEN.  DUALISMO ONTOLÓGICO: 3.ONTOLOGÍA: MUNDO INTELIGIBLE Y MUNDO SENSIBLE: Podemos decir, por tanto, que Platón defiende un dualismo ontológico: a)Mundo inteligible: es el mundo del ser, de lo estable, de lo eterno y permanente. Es un mundo trascendente, es decir, que está más allá de la esfera de las realidades materiales y visibles. Al mundo inteligible pertenecen no sólo las Ideas, sino también los objetos o enten matemáticos, que también son inmateriales. De ahí que en el mundo inteligible hallamos dos tipos de realidades: los inteligibles superiores o Ideas y los inteligibles inferiores u objetos matemáticos.b)Mundo sensible o visible: Es el mundo del devenir y de la multiplicidad, de lo que cambia, de lo que nace y muere, de lo impermanente. El devenir es una forma de realidad intermedia entre el ser y la nada absoluta, una forma de realidad más inconsistente e inestable que la realidad inteligible.  ¿Qué relación hay entre las dos anteriores esferas de la realidad? Platón explica la formación del mundo sensible mediante el mito del Demiurgo (artesano). Platón la usa para referirse a una Iteligencia suprema de carácter divino que ha fabricado el mundo sensible, tomando como modelo el mundo de las Ideas eternas y perfectas. Platón quiere darnos a entender mediante este mito que el mundo sensible responde un plan racional e inteligente, y que no procede del caos o del desorden. El cosmos visible imita imperfectamente el cosmo inteligible y perfecto. Para Platón la causa de esta imperfección ha de residir en la materia, pues la intención del Demiurgo era hacer lo mejor y lo más bello, y el modelo-el aumento de la Ideas-era perfecto, sólo resta, pues, la materia como causa de la imperfección. Por esta razón el orden, la armonía y la belleza que hallamos en el mundo sensible son sólo aproximativos, pero apuntan a un orden, una armonía y una belleza perfectos y trascendentes, que nunca llega a cumplir.  El mundo inteligible constituye, por así, la estructura profunda del mundo sensible. Gracias a que el mundo visible imita el mundo inteligible, la realidad sensible tiene una cierta consistencia ontológica, una cierta armonía y orden imperfectos que lo hacen parcialmente cognoscible.

Entradas relacionadas: