Tirant lo Blanc

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 30,92 KB

 

Del buen cuenta Guillermo de Vároic
La cuenta Guillermo vivía en Vároic (Inglaterra). De joven fue un excelente caballero y dedicó toda su vida a las justas, los torneos ya la guerra. De gran decidió dejar las armas y peregrinar a la Ciudad Santa (Jerusalén) para obtener el perdón por todos los pecados cometidos. A la vuelta se apears a Venecia e hizo que se extendiera el rumor de que él había muerto. No tardó en llegar este rumor a Vároic. Más adelante volvió a Vároic pero de incógnito, ya que quería acabar allí sus últimos días de vida. Los moros estaban invadiendo la isla de Inglaterra comandados por el rey de la Gran Canaria. El débil rey Inglés, desesperado vahaber de buscar refuig en Gales. Una doncella le recomendó que nombra capitán de sus ejércitos en el primer ermitaño que viera. Coincidió en que era Guillermo de Vároic a quien nombraron. Con granadas de cal viva provocó un gran incendio en el campo de los enemigos ganando así la batalla.Guillem se identificó a su esposa ya sus hombres, pero prefirió mantenerse en el anonimato y mantener una vida ermitaña.
Tirant y el ermitaño
Al cabo de un tiempo el rey de Inglaterra convocó justas y torneos para celebrar su matrimonio. Un gentil bretón, junto con otros jóvenes decidieron acudir para recibir la orden de caballería. De camino a Londres, el joven bretón se extravió y fue a parar al bello paraje donde vivía el ermitaño Guillem de Vároic. El joven se dio a conocer como Tirant lo Blanc, hijo del señor de la Marca de tiranía y de Blanca, una hija del duque de Bretaña. Conversando, Guillermo se dio cuenta de que este joven no tenía ni idea de lo que era la caballería. Decidió darle doctrina a cambio de que una vez acabadas las fiestas volviera a visitarlo para explicarle los buenos hechos de armas que hubieran hecho.
Las caballerías de Tirante en Inglaterra
Tirante, ya sea por vergüenza o por humildad, no tomó la palabra de Guillermo, pero encomendó a su primo Diafebus para que reporta las fiestas londinenses. Le explicó cómo fue su primer combate a caballo, como había hecho su primer combate a pie con el señor de Muntalt y su primer combate por cortesía, por el servicio de una dama.
El combate con el señor de las Vilersemes por el broche de la bella Inés
Los reyes estaban cerca del río y cerca de él había una pariente de la reina, hija del duque de Berri llamada la bella Inés. Tirante, al ver su belleza y otras cualidades, se agenoiar ante él y le pidió su broche, el cual, por desabrocharse el le iba a tocar los pechos, ya que era abrochado con su vestit.Al día siguiente, mientras el Rey estaba en misa, llegó un caballero francés, el señor de las Vilersemes que, muy celoso, le dijo que de buen grado o por fuerza había de dar el broche, que él había destinado toda su cortejado -y que entonces le pertenecía. Entraron en discusión y va haber pelea civil. Llegó la Reina y los separó. Tirant y el señor de las Vilersemes se retaron, con letras de batalla y muerte. Junto con el rey de armas fueron a buscar todas las armas necesarias y el material requirit. Empezaron a discutir debido a que agafaba primero las armas, finalmente el juez lo eligió a shorts. Empezó la pelea, fue muy intensa y ambos perdieron mucha sangre. Va haber un momento en que las cuchilladas fueron tan seguidas que ambos acabaron en el suelo moribundos. El juez ya los creía por muertos y fue a decir al Rey, pero Tirant se recuperó gracias a las atenciones de la bella Inés. Tirante fue a Inglaterra de incógnito. Los reyes de Frisa y Apolonia y los duques de Baviera y de Borgoña, deseosos de pelea terminaron muertos en manos de Tirant.
Se extendió tan lejos su fama que una dama, en Escocia, obligó a su enamorado caballero, llamado Villahermosa, a entrar en combate con él, si no no le dirigiría nunca más la palabra. La noticia llegó a oídos del caballero Kirieleison de Montalbán, que decidió vengar la muerte del señor, el rey de Frisa. Fue antes aveure la tumba de su señor. Fue tal la ira que tomó que le estalló la hiel y murió. Su hermano Tom `paso de Montalbán quería luchar por él. Tirant lo venció, y el extranjero soberbio tuvo que soportar la humillación pública de la retractación. Los jueces lo declararon desleal, porque al no ganar, era él que había hecho perjuro. Tomó el hábito de franciscano. Tirante había sido el mejor caballero de las fiestas.
El orden de la Jarretera
Era un orden de caballería. El Rey hizo construir un monasterio en el que debían haber veinte y seis sillas, una para cada caballero. Tenían unas reglas concretas que, si no se cumplían serían castigadas severamente por su rey de armas.
Tirando a Sicilia y Rodas
Tirante, Diafebus y los otros caballeros se despiden del ermitaño y se van en Nantes donde los recibe el duque de Bretaña. Ruedas es una isla protegida por los caballeros de la orden de San Juan de Jerusalem.El sultán de Alcaire (El Cairo) fue con un grupo para atacar la isla. Unos traidores genoveses se habían encargado de inutilizar las ballestas de los caballeros cristianos. Una dama de la isla se enteró de la traición. La dama, fiel a Rodas explicó a Simón de Far, caballero de la orden de San Juan. Fue corriendo a dis-lo al Maestro de Rodas y aunque fueron a tiempo pr a repararlas. Tirante compró una nave y con unos cuantos marineros fue a socorrer Rodas. Lataquefaràs, un avispado marinero protegió la nave contra cualquier ataque enemigo muy bien y roció los moros con aceite hirviendo. La única nave cristiana salió airosa del ataque naval. Pero más moros y genoveses salen en pos de Tirant y sus hombres a lo largo de la costa de Barbària y el norte de África siempre luchando sin parar. Consiguen llegar a Palermo y apruebe-de ensamblar. Ahora son en Sicilia donde Ricomana, la hija del Rey, se enamora de Felipe.
Felipe y las rebanadas de pan
La infanta había ordenado que los Reyes, Felipe y ella mengèsin a de mesa más elavada los demás y que el duque de Messina y Tirant y todos los demás cuentas y varones y la otra gente, mengèsin más bajo que la mesa del Rey. Por la mañana, Felipe y Tirant y todos sus hombres se vistieron como mejor pudieron. La Infanta hacía ver que le gustaba Felipe por lo que Tirante estaba todo atento para que nada saliera mal y les deja en ridículo. Sentaron todos a la mesa cuando pasaron el pan, jefe tomó rebanadas, cuando llegó a Felipe comenzó a tomar rebanadas y prepararlas, hasta un total de doce. La Infanta y todos empezaron a reír ya hacer burla. De repente, salió Tirant y puso un ducado cada yesca y dijo que eran para entregar a los pobres, que era una tradición cristiana y todos pararon de reír, todos se quedaron boquiabiertos.
Tirante hace quemar la nave del capitán de los genoveses a un avispado marinero
Un avispado marinero ofreció de quemar la nave de los genoveses a Tirante, ya que esta era la nave que más cerca era de tierra. A cambio Tirante le ofreció diners.Ho consiguió y Tirant le dio tres mil ducados y una ropa de seda forrada de martas y un jubón de brocat.El Maestro creyó que el incendio lo había hecho Tirante por un comentario que hizo anteriormente sobre hacer un poco de luminarias entre las naves de los genoveses.
Felipe y los dos camas
Felipe tenía la media rota y pidió aguja e hilo. La infanta, que lo veía todo desde la otra habitación y se dio cuenta y le dio aguja e hilo al paje. Clavó la aguja en la cama ov quería dormir, que era el cauce más sencillo de los dos. Después mandó a dormir a los pajes cuando decidió coser la media. No encontraba la aguja, deshizo la cama buscándola pero no la encontrará, para no volver a hacerlo se acostó en la cama grande. La infanta se dio cuenta de todo y pensó que esto lo hacía porque proviene de una familia real y que despreciaba la cama rústico ya que proviene de una familia de gran LINAJE. Finalmente ambos se acabaron casándose.
Tirando al Imperio Griego
El nuevo Sultán de Alcaire y el Gran Turco han atacado el imperio griego y han tomado muchas tierras, villas y castillos. El emperador de Constantinopla, preocupado, envía una carta al Rey de Sicilia, en la corte del que sabe que se encuentra Tirant lo Blanc, rogando su ayuda para detener la amenaza turca. No lo dudó y se fue con sus familiares y amigos a Constantinopla. Tirante es nombrado Capitán de los ejércitos griegos. Se encontraron con que las mujeres eran todo pristones y llorosas y con hábito de luto a una habitación donde no entraba la luz, debido a la muerte del heredero del imperio. Como Tirante era el Capitán obligó a abrir todas las ventanas y que las mujeres se animen. No tadrar en intercambiar a los papeles y Tirant se puso triste y melancólico.
Tirante es herido de amor por una flecha que le disparó le diosa Venus
Tirante está enamorado de Carmesina, la nueva princesa, hija del actual emperador. Cuando es la hora de comer, Tirant se envían hacia su habitación y se estira en la cama. Pronto llegan a decirle si quería comer y él dice que no. Al ver esta actitud, Diafebus acude a ver qué le pasa. Él dice que es dolor de cabeza pero Diafebus no se lo cree y le sigue preguntando y, llorando, Tirant le confiesa que está enamorado de Carmesina. Por otra parte, Diafebus habla con Carmesina y esta confiesa su enamoramiento, más de oídos que de vista, a su prima Estefanía.
El consejo de varones inicia conflictos y sedición porque hay caballeros partidarios de que el duque de Macedonia (el que mató al Príncipe) fuera el capitán. Pero el Emperador y la princesa son partidarios de Tirante. A más, la princesa advierte Tirante que se guarde del traidor duque de Macedonia.
Tirante declara su amor a Carmesina con la ayuda de un espejo
Carmesina manda a Diafebus que diga a tirando qué después de comer quiere hablar con él. Tirante, viendo lo que pasa, compra un espejo viejo. Cuando terminó el baile fueron a hablar junto a una ventana y Tirant le confiesa que está enamorado. Carmesina, al preguntarle que de quien, este saca de la manga y le dice que es la que sale en la imagen. Ella esperaba ver una mujer dibujada pero no ve nada que no sea su cara. A pesar de que le había gustado la hecha, Carmesina reprende duramente Tirante por la osadía que había tenido y él se fue triste y compungido. Ella se duele de haber-lo regaños tanto y se pemnsa que quiere suicidarse. Por ello envía a Estefanía para evitarlo. Al percatarse de su retraso fue ella personalmente con Placerdemivida, una de sus doncellez, y se dieron cuenta de que no tenía previsto hacer això.Els turcos provocan muchas destrozos a causa de la iniptitud militar del duque de Macedonia . El Emperador propone el consejo de enviar Carmesina en Hungría con su hermana Isabel para, si cae el Imperio que se conservara la heredera, pero la princesa se opone. Carmesina da su camisa Tirant, que vestirá el campo de batalla.
Tirante el campo de batalla
Tirante consigue una rápida victoria contra los turcos. El duque de Macedonia no se alegra nada, pero si que se alegran por llevarse el botín del campo de los enemigos, que roban vilmente e injustamente, ya que el triunfo ha sido de Tirant y sus homes.Vista la derrota, el Sultán pide treguas a Tirante a través de una carta que lleva el sabio Abdak instala Salomón. El duque de Macedonia quiere la tregua pero Tirante no ya que piensa que es una táctica de los turcos para rearmarse se.Torna a comançar la batalla junto al castillo de Malev, el hijo del señor es Hipólito. Tirante emplea la táctica de irritar y cansar a los enemigos. En el campo de batalla, los turcos se ven acorralados y deciden que la única solución es matar Tirante. Intenta hacerlo el Rey de Egipto en combate cuerpo a cuerpo, si no lo consiguiera, entonces lo haría en traición, disparando flechas y dardos desde lejos. Ciprés de Partenón, un siervo cristiano de los turcos, decide actuar como espía para los griegos. Durante la estancia de Diafebus en Constantinopla, él y Estefanía se juran amor etern.En ver la letra de batalla se reúne el consejo y salen todas las envidias y los odios del duque de Macedonia a Tirante. El duque de Macedonia conmina Tirant a depuesto el bastón de la capitanía y Tirant lo acusa públicamente el duque de haber matado al hijo del emperador. El Emperador se ve obligado a ir al campo de batalla y vienen con él Carmesina y Estefanía con un ejército de mujeres y más gente de armas comandados por el señor de la Pantalanea. Los refuerzos vienen de Sicilia, de Felipe de Ricomana ya que son reyes. Hay tanta gente en el frente que es inminente la gran batalla contra los turcos.
La gran batalla campal contra los turcos
Hya había muchísima gente en ambos bandos. Los turcos, incluso, tenían cuatrocientas bombardero con las que pensaban matar al menos, setecientas personas. El Rey de Egipto, mediante un trompetero, amenazó Tirant.L 'escuadra de Titant se desplazó a la montaña donde estaba Diafebus y, cuando los turcos pensaban que habían huido, Tirante fue enviando tropas suyas, de su hermano y de más para, así, conseguir más mortandad. Tirante volvió a atacar, iba de lugar en lugar y ayudaba allí donde hacía falta. El rey de Egipre, de África y de Capadocia vieron que tirando combatía tan bravamente que se salieron un poco de la pelea y pegar Tirant y lo hirieron y cayó al suelo. Hipólito y Pírimus lo vieron y, así, pudieron dar fe de los hechos. El rey de África le dio con la espada en la espalda al duque de Macedonia y le matar.Tirant era mal herido, cuando el rey de Egipto iba para matarlo, el señor de Agramunt le herir en el muslo y cayó al suelo. Consiguió acercarse arrastrándose por el suelo a Tirant y, con una flecha que se encontró en el suelo hirió Tirant en la mejilla y perdió mucha sangre y le cayeron cuatro muelas. Tirante salió de la batalla gracias a Hipólito y logró matar al rey de Capadòcia.Diefebus se cabrear y decidió atacar, cuando el Sultán vio que aún venía más gente se desanimó y decidió huir antes de que morir.Tirant no quiso que nadie hiciera fiesta porque Diafebus no le hizo caso y evitó que seas señor de todo un Imperio.
En el castillo de Malev

Tirante vio que Carmesina se alojaba en el castillo de Malev. Este le pidió un salvoconducto como hacen los prisioneros. La nodriza de la princesa le explica que quiere un salvoconducto de amor. La Princesa no quiere otorgar su cuerpo. Se celebran muchas fiestas por el nombramiento de Diafebus como gran condestable y como conde de San Ángel. El emperador quería para Tirante pero éste se negó. Carmesinahavia abandonar Malev y volver a Constantinopla. Estefanía propone que Tirant y Diafebus por la noche vayan a la cámara de ellas. Lo que sucede nos lo explica Placerdemivida que los espió.
El sueño fingido de Placerdemivida
Contó que Estefanía fue a la cámara de las doncellez con una vela encendida para ver si dormían. Después entró en su cuarto y cogió de la mano a Diafebus. Tirante cogía en brazos Carmesina y le daba besos en la boca y pechos, la dejó en la cama y empezaron a hablar. Más tarde, le empezó a deshacerse en cordoncillos los pechos y la besaba las tetas. Después puso la mano debajo la falda para buscar las pulgas pero ella no lo consentir.Plaerdemavida, pues, se dio cuenta de su amor por Hipólito. Cuando llegaba la mañana, la Princesa dijo a Tirante que s'ananès para que nadie los viera. Tirando la suplicó que le dejara salir victorioso como su cuerpo pero ella no voler.L 'Emperador abandona el castillo y regresa a Constantinopla con su hija y las otras doncellas. Tirant se despide de Carmesina, la cual se levanta el velo y le dice: serà.Els turcos se han reforzado por mar reuniendo un gran ejército bajo el almirantazgo del gran caramany y el rey de la soberanía India ayudados por los genoveses.
La gran batalla naval contra los turcos
Cuando llega a puerto, el Capitán se encuentra todas las naves descargadas. Galanzón, un avispado marinero, le dice que debería enviar dos galeras en alta mar y que una siguiera la nave del gran caramany y que obtuviera la nave, que le daría mucha riqueza y honor. Puso dentro de las dos galeras mucha gente de armas y ballesteros. Las naves no eran muy grandes pero iban bien armadas de gente buena y diestra. Decidieron colocar muchas luces en las naves, hasta un total de setenta y tres y, cuando fue de noche las encendieron todas y los turcos huyeron pensando que había muchísimas naves. La galera de Caramany hizo la ruta de Chipre de vuelta a Turquía, con la galera de los hombres de Tirante que los seguían, ya que querían tomar tierra en los mares de Alejandría. Tirante, cuando se hizo de día no vio ningún de las naves pero si la de Caramany. Cuando fue mediodía se acercó y se embistieron la una a la otra. Fue una batalla muy intensa y agotadora. Tiraban muchas piedras los turcos y los hombres del Capitán se defendían con las ballestas. Finalizada la primera batalla descansaron una hora para comer y descansar un poco y después volver hi.Els turcos tiraban mucha cal y aceite hirviendo y pega. No pararon día y noche, murió tanta gente y rompieron tantas flechas, llacçes y pasadons que la gente que caía de los barcos no se hundía en el agua. En aquellas batallas Tirante fue herido en un brazo con un pasador y muslo con una flecha. El gran caramany al ver disminuir su gente tomó su hija y la enganchó todas las joyas, dinero y ropa y la tiró al mar.
Treguas. Fiestas en Constantinopla
Tirante llega a Constantinopla con el gran caramany y el rey de la soberanía India como prisioneros y los metió en una gàbia.La Viuda Reposada atiende Tirante que está herido y tendrá que pasar en la cama algunos días. No porque le guste la enfermería si no porque está enamorada de Tirante, incluso para intentar separar a los jóvenes enamorados y hacerse suyo el Capità.Abdal instaló Salomón vuelve a Constantinopla con una nueva embajada del Sultán. Los turcos quieren comprar, literalmente a peso de oro, los dos prisioneros mediante treguas de tres meses.
Juegos amorosos entre Tirante y Carmesina
Tirante, de repente, entró en la cámara de Carmesina y ésta le reprende y le dice que se vaya. Él no la hizo caso, la cogió y la comenzó a dar besos en los pechos y en la cara. Carmesina se tenía que ir porque el emperador la estaba esperando. Las doncellez cogían Tirante de las manos porque, con sus juegos, no despeinarse la princesa. Semilla cuando Carmesina se iba, con el pie tocó bajo la falda en lugar coto y ella salió corriendo. Tirante hizo bordar joyas muy caras en el lugar donde había tocado bajo la falda.Arriben en Constantinopla caballeros franceses, entre ellos el vizconde de Branches, primo hermano de Tirante.
La burla que la emperatriz hizo a Tirante
La Emperatriz vio que Tirante, después que izar las velas, se puso en una barca. Esta dijo a su hija ya las doncellez de gastar una broma a Tirante. Hacer que un esclavo moro haz como si cae al agua y que le moje el zapato donde lleva bordadas las joyas. Cuando el maíz fue cerca del suelo, el moro tomó Tirant al colli, al querer mojarse el pie haciendo como si caiès, se cayó de verdad en el agua y se mojó todo entero. Cuando vio que las damas hacían mucha risa se dio cuenta que todo era una burla. Tirante retomó el moro pero no lo hizo nada ya que oveía la emperatriz. Tirante, cuando vio que todos sus parientes hacían votos por su amor, tomó todas las joyas del zapato y las dio al cautivo moro junto con una rica capa que llevaba. Fue a desnudarse y le envió toda su ropa, hasta la camisa, pero no quiso darle ni la media ni el zapato. Acabadas las fiestas, el Emperador vuelve la respuesta a los embajadores: su hija no se casará, de ninguna manera, con un moro renegado. Tirante respira tranquilo. Estefanía y Diafebus, finalmente, se casan y se convierten en duques de Macedonia. Estos intentaron ayudar a reunir nuevamente Tirante y Carmesina. Pero es Plaerdemevida quien da el paso definitiu.Li puerta, a escondidas, en la cámara de Carmesina mientras que esta se baña.
Tirante es invitado por Placerdemivida a contemplar el baño de la Princesa
Tirante entró en la cámara de la mano de Placerdemivida. Lo metió en una caja con un agujero para respirar. Esta estaba junto donde habían preparado el baño en la Princesa.L 'Emperador, cuando terminó de cenar y danza se fue a su cuarto y todas las doncellas dejaron sola a Placerdemivida con la princesa y con las doncellez que el ayudarán. Placerdemivida dejó en la caja una sábana ila dejó, de paso, un poco abierta para que Tirante veiès.La Princesa se empezó a desnudarse y Placerdemivida la tocaba diciendo que lo hacía en nombre de Tirante. La Princesa dijo que Placerdemivida se metiera con ella al baño y esta le respondió Aue con una condición: que comparta cama con Tirant durante una hora. Finalmente, Placerdemivida entró completamente desnuda con unas medias y un sombrero dentro del baño. Cuando terminaron de bañarse se fue a su cuarto en la cama para dormir.Totes las doncellez menos dos fueron a dormir. Placerdemivida fue silenciosamente a sacar Tirante de la caja y le hizo desnudarse, le temblaba todo el cuerpo. Esta introduce Tirante el lecho de la princesa mientras ésta duerme.
Tirante comparte cama con la princesa
Se metió y Placerdemivida también entre los dos. Él comenzó a tocarla y cuando ésta se despertaba avisaba a Tirante y Placerdemivida la decía que ella estaba allí en nombre de Tirante y que le gustaba tocarla después de salir del bany.Tirant se fue corriendo por una ventana hacia en el huerto, con la ayuda de una cuerda que Placerdemivida había colocado, a causa del escándalo que se había formado en despertar la princesa. La cuerda no llegaba al suelo y en la caída se rompió una pierna.
Ratas en palacio
Al oír este escándalo, la emperatriz y las doncellez entraron en la cámara de la princesa y le pidieron explicaciones. Ella dijo que había una rata en su cama y que por eso llamó. Rápidamente, Placerdemivida sacó la cuerda de la ventana para que el emperador también se había despertado y estaba buscando por toda la cambra.Finalment, Tirante fue rescatado del huerto por Hipólito y el vizconde de Branches, después de misteriosas confusiones.
Tirante, alma en pena
El vizconde y Hipólito fueron a ver qué pasaba. Quedaron en que el vizconde fuera por la puerta grande y que Hipólito por la puerta del huerto. En ir oyó una voz llorosa como de una mujer o doncella y fue a decir al vizconde que no era su señor Tirante. Decidieron ir al huerto a ayudar a la mujer que hacía estos gritos. Dieron golpes fuertes de hombros y la puerta se abrió. Hipólito se acercó y descubrió que era Tirante. El vizconde, por miedo, no quiso acercarse. Cuando supieron, finalmente con certeza, que se trataba de Tirante le ayudaron a salir del huerto. Tirante sentía un dolor tan fuerte que quería la ayuda de un médico, pero sin que se enterara del emperador. Hipólito fue siggerir que fuera en los establos de Bellestar y coges uno de sus caballos y dijera que se ha caído. Porque esa lesión no se podía ocultar con el revuelo que había en palau.L 'Emperador requiere la presencia de Tirante el campo de batalla y, con Hipólito y un médico que ha sobornado viaja en una caja y en andas. Diafebus no se está de cortar el cuello al médico que ha consentido un tal viaje. Tirante vuelve a Constantinopla y Hipólito y la emperatriz intercambio cartas de amor.
Los amores de Hipólito y la Emperatriz
La Emperatriz hizo redecorar y perfumar su cuarto a los camareros porque eia que quería dar una sorpresa al emperador. Cuando terminaron de cenar la emperatriz se retiró a la cama porque se encontraba mal. Eliseo pidió ayuda a un médico sin que el Emperados se enterara a petición de la emperatriz. Cuando estaba en la cámara y todas las doncellez eran en la cama, la emperatriz entró en su recámara donde estaba Hipólito y entrar juntos en la cámara. Al día siguiente, Eliseu entró en la cámara y vio a un hombre con la mama de la emperatriz en la boca de éste. Pero no llamó ni dijo nada. Cuando se acercó a la cámara del emperador, Eliseu entró en la cámara para advertirla. La Emperatriz rogó Hipólito que huyera por recámara y que salvara su vida.Finalment el Emperador y los médicos entraron en la cámara y se acercaron a la cama preguntándole por su enfermedad. Ella les dijo que casi-aunque no ha dormido nada en toda la noche. Los médicos recomendaron al emperador de dejarla sola en su cama y se fueron. Hipólito pasó quince días de incógnito en la cámara de la emperatriz. Tirante ya está recuperado del todo. Carmesina coge Tirante de la mano y pronuncia las palabras que sellan el matrimonio. Tirant y Carmesina se han casado en secreto. La Viuda Reposada lleva a cabo su última astucia para separar a los enamorados.
La ficción maliciosa de la Viuda Reposada
La viuda mandó que, con la ayuda de una escalera, Tirant pujas en la ventana de la princesa para observarla y, con la ayuda de espejos, también se entera de la Viuda. Esta fue a la cámara de la princesa para decirle que no durmiera que que le sentaría mal y que abran las ventanas para que ella no duerma. Lo habían preparado para que la princesa bajas en el huerto con sus doncellez. Placerdemivida llevaba una careta de hortelano moro. Tirant se pensó que era él porque se puso a cavar con una azada. Se acercó al supuesto moro a la princesa y comenzó a tocarla ya besarla las tetas y hacerle declaraciones de amor. Tirante, vio que su mujer le engañaba con el hortelano, y que además es negro. La viuda quiso aprovechar la situación, pero Tirante huyó y mató al hortelano negro Lauseta.
Tirante el norte de África
Los turcos han vuelto a la ofensiva y Tirant debe partir sin tardanza hacia el campo de batalla. Ya, después de lo que había pasta, no tenía motivos para Atras su viaje.Las naves estaban en el puerto de Constantinopla y Tirant recibe a bordo la visita de Placerdemivida que quiere explicarle las maquinaciones de la Viude Reposada y quiere reconciliar a los enamorados. Mientras Hipólito busca la Disfraz del hortelano negro. Con la fuerte mar que hay, la nave a la deriva y naufragan en las costas de Barbària. Se salvaron Placerdemivida, Tirant y un marinero. Rápidamente un viejo moro acoge Placerdemivida a casa con su hija en Rafal, cercano a Tunis.Tirant recibe noticia de la grave situación que pateé su pueblo y también de Carmesina. Tirant se dispone a reunir un importante ejército en la ciudad de Conestina para eliminar definitivamente los turcos.
La aventura y la buena aventura del caballero Espercius
Desde aquí él se dirigió hacia el canal de Rumania, pero el cogió una fuerte tormenta que lo lanzó a la isla del Lango. La galera chocó contra las rocas y desapareció toda la tripulación, exceptuando el caballero Espercius y diez de sus homes.Espèrcius acabó sin sentidos cuando, de repente, una bellísima mujer y daba besos para que se recuperara. Al retomar los sentidos, ésta le llevó a una cueva donde tenía una cámara para su servicio donde hya había muchos tesoros y se les ofreció junto con su persona. Él empezó a dar besos y la puso en la cama. Es aquí donde se dieron las últimas metas de amor. Se casaron y vivieron como señores de la isla y tuvieron hijos y vivieron tranquilamente.
Tirante libera al Imperio Griego

Cuando el estolancora el puerto de Troya, Tirant envía un mensaje a Constantinopla avisando de su llegada. La Viuda Reposada, al oír la noticia, toma un veneno y muere. Los turcos, antes de suicidarse como la Viuda, por el gran ejército que había logrado Tirante pidieron la paz definitiva a cien años. El emperador no sabe que hacer y reclama a Tirante a Constantinopla. Este va a ver a Plaerdamevida que ya hacía días que estaba allí. Esta le ayuda a subir a la cama de Carmesina y consumen finalmente el matrimonio. El emperador acepta la paz en cien años a cambio de que el Sultán y el Gran Turco sean prisioneros de los cristianos y que sus hombres se desarman. Éstos lo aceptan porque eso es mejor que morir a manos del Capitán de los griegos. Tirant entra triunfante en Constantinopla y el emperador le concede el título de César del imperio y la mano de Carmesina.
Muerte de Tirante y Carmesina
Como en el Imperio Griego todavía hay muchas ciudades en manos de los turcos, Tirant emprende una ofensiva para liberarlas. A más hay que rescatar Diafebus que se encuentra asediado por el enemigo y lo lleva a buen término. De repente, en Adrianópolis, coge una pulmonía y ve venir su muerte. Pero antes se confiesa y hace testamento a favor de Hipólito y escribe una carta a Carmesina. Finalmente muere de camino a Constantinopla. El emperador no puede resistir el trasiego de su hija y muere. Carmesina, al ver la muerte de su marido vertida sobre el cadáver, con innumerables lágrimas y dolorosos lamentos siente que ha llegado la hora final. Confiesa públicamente sus pecados y hace testamento a favor de su madre. Carmesina muere sobre el cuerpo de Tirante. El Imperio sigue en manos de la Emperatriz y de Hipólito que, con el visto bueno del consejo se casan. Al cabo de tres años la emperatriz muere y Hipólito se casa con la hija del rey de Inglaterra. El primogénito del nuevo matrimonio se convierte en un excelente caballero.


Entradas relacionadas: