Unión dinástica:integración de las coronas de Castilla y de Aragón

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 1,5 KB

 
Los Reyes Católicos y la uníón dinástica: integración de las Coronas de Castilla y Aragón. En la guerra por el trono de Castilla, la batalla de Toro (1476) dio el triunfo a los Reyes Católicos, en contra de las pretensiones de Juana la Beltraneja, ayudada por el rey de Portugal. Poco después, en 1479 se firma el Tratado de Alcaçovas con Portugal, que reconoce a Isabel I como reina de Castilla. En este mismo año muere Juan II de Aragón, heredando dicho reino Fernando II, casado con Isabel I de Castilla. Se produce la uníón política de Castilla y Aragón, que inicialmente sólo fue personal (cada reino seguía manteniendo sus instituciones, régimen aduanero, moneda, leyes, Cortes…). Sólo el Consejo de Inquisición era común a los dos reinos. Ya anteriormente, en la Concordia de Segovia (1475), Isabel tomó el gobierno interno de Castilla, dejando a Fernando la política exterior; la administración judicial era compartida. En último término, quedaba establecida la igualdad de poderes entre ambos reyes (“tanto monta, monta tanto…”). Tras la uníón de Castilla y Aragón, quedaba la tarea de asimilar e integrar Navarra, el reino nazarí de Granada y América (1492) para lograr la unificación de España.

Entradas relacionadas: