Intensidad del Ejercicio

Clasificado en Física

Escrito el en español con un tamaño de 4,73 KB

 

EL UMBRAL ANAERÓBICO. DEFINICIONES Y MODOS DE ESTIMACIÓN

 

El umbral anaeróbico se conoce generalmente como “la intensidad de ejercicio o de trabajo físico por encima de la cual empieza a aumentar de forma progresiva la concentración de ácido láctico en sangre, a la vez que la ventilación se intensifica de una manera desproporcionada con respecto al oxígeno consumido”.

Es el punto o zona de transición entre el metabolismo aeróbico y el metabolismo anaeróbico, intensidad a partir de la cual el metabolismo anaeróbico se hace predominante ya que hay que recurrir a él cuando el metabolismo aeróbico es insuficiente para satisfacer las demandas energéticas derivadas de la contracción.                                                                                                            

La estimación del umbral anaeróbico se hace mediante procedimientos variables que proporcionan resultados ligeramente diferentes.                  Tenemos el umbral anaeróbico láctico. Éste a partir de una determinada intensidad de trabajo, empieza a aumentar la lactacidemia. Éste parámetro no es estable, por eso es conveniente utilizar como valor de referencia del umbral niveles ¨standard¨.                                                                                   

Llega un momento que no se puede realizar ejercicio de forma eficiente si la concentración de ácido láctico en sangre excede más o menos los 4 m. M/L (umbral anaeróbico de 4 mini moles).                                                                       

Durante la adaptación respiratoria al ejercicio físico, aparece una relación de proporcionalidad directa entre la potencia del esfuerzo y la ventilación pulmonar. Pero si la intensidad es elevada, esta correlación se pierde y se manifiesta una relación exponencial. Al valor de intensidad de trabajo en el que se inicia el cambio del modelo de respuesta se le denomina umbral ventilatorio.                                                                                                             

Al recurrir a fuentes anaeróbicas, el cociente respiratorio supera el valor de 1, por lo que éste puede ser un parámetro estimativo del umbral. Aunque se pueda utilizar cualquiera de estos procedimientos para la estimación del umbral anaeróbico, se trata de formas indirectas sujetas a error.                                          

Tampoco debe pensarse que una vez superada la intensidad en la que se encuentra el umbral anaeróbico, toda la energía que se forma procede del metabolismo anaeróbico, ya que el consumo de oxígeno todavía no ha tocado techo (a la intensidad del umbral), y según aumenta la intensidad de trabajo por encima del umbral, también aumenta el consumo de oxígeno, por lo que cabe pensar que aumenta la producción de energía por vía aeróbica igualmente; sin embargo, una vez sobrepasada la intensidad correspondiente a la Potencia Máxima Aeróbica (es la Potencia que se desarrolla cuando se alcanza el Consumo Máximo de Oxígeno), todo aumento de intensidad va a ser debido a un aumento de formación de energía por vía anaeróbica exclusivamente.

Para desarrollar la resistencia los entrenamientos deberán hacerse en base al umbral anaeróbico, para determinar por ejemplo el ritmo más elevado posible sin que la excesiva concentración de ácido láctico limite la duración del ejercicio.                                                                                                                  

 

Entradas relacionadas: