Generacion del 27

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 10,18 KB

 

7. LA GENERACIÓN DEL 27

A principios de los años 20 dominaban la poesía española de Juan Ramón Jiménez y las ideas vanguardistas del creacionismo y el ultraísmo. Aunque estos movimientos entran en decadencia, comienzan a surgir poetas jóvenes que consolidan su presencia en la lírica española hasta constituirse, en los años 30, en un grupo poético importante, la Generación del 27.

Algunos poetas persiguen por entonces los ideales novecentistas de poesía pura. A estos poetas les influye Juan Ramón Jiménez, Ramón Gómez de la Serna, el ultraísmo y el surrealismo.

Generación del 27 es la denominación de un conjunto de poetas que en apenas dos lustros de actividad creadora se convirtieron en el más notable grupo literario.

Las características de estos poetas son:

-Veían a Góngora como un precursor adelantado de la estética vanguardista y revalorizaron, a través de éste, las formas métricas tradicionales. Comprobaron en la poesía gongorina la importancia de la metáfora y la imagen.

-Influencia de Juan Ramón Jiménez y la importancia de la poesía pura: supresión de la anécdota, eliminación de todo patetismo y tendencia a la intelectualización.

-Es importante el uso por parte de algunos poetas del 27 de formas y ritmos y de diversos recursos estilísticos propios del folclore y de la poesía tradicional (Alberti, Lorca, Diego)

-El neopopularismo era la corriente literaria viva desde el posromanticismo y conectaba ahora con los ideales de perfección estética de la época por su simplicidad, estilización y capacidad de sugerencia.

-El vanguardismo: se aprecia en muchos autores la huella surrealista y ecos futuristas al escribir sobre nuevos espectáculos deportivos, coches, aviones,…

-Una de las características básicas de esta poesía es el papel central de la metáfora y la imagen, entendidas al modo ultraísta y creacionista.

-La poesía busca el equilibrio entre tradición y vanguardia.

Se pueden diferencias tres etapas hasta la Guerra Civil:

-Una etapa de juventud, hasta 1925, con poetas como Gerardo Diego. Se aprecia el deseo de depuración que aprenden de Juan Ramón Jiménez.

-El segundo periodo (ultima mitad de los años veinte), cuando todos los poetas, a excepción de Miguel Hernández, han publicado importantes libros, consolidándose como generación de los poetas jóvenes. Se percibe el afán integrador de los poetas del 27: exploración de las novedades vanguardistas, uso de los elementos neopopularistas y de la tradición literaria culta, etc.

-En la tercera etapa (años treinta), durante la república, poetas como Alberti o Prados, adoptan una abierta posición de compromiso político. Pablo Neruda funda la revista Caballo Verde para la Poesía, en donde aparece el manifiesto Sobre una poesía sin pureza.

Autores y obras principales

-Pedro Salinas. Seguidor de la poesía de Juan Ramón Jiménez. En su obra  lirica se distinguen tres etapas. Una etapa inicial donde cultiva una poesía en la línea de la pureza estética juanramoniana con abundantes elementos futuristas (Presagios, Seguro azar y Fábula y signo). La segunda etapa compuesta por un ciclo amoroso: La voz a ti debida, Razón de amor y Largo lamento. La tercera etapa sería la de la época del exilio: El contemplado, Todo más claro y Confianza. Su poesía busca ahondar en las emociones profundas, pero más como una experiencia intelectual que pasional.

-Jorge Guillén. Reúne sus tres primero libros, Cántico, Clamor y Homenaje, en Aire nuestro, con lo que culmina su idea de que toda su poesía constituye una obra única perfectamente concebida y estructurada. Compone dos libros más: Y otros poemas y Final. Ha sido siempre considerado el más fiel representante dentro de los poetas del 27 del ideal de la poesía pura. Sus obras se caracterizan por un alto nivel de exigencia estética, rigor en la composición, lenguaje elaborado y perfección tipográfica.

-Gerardo Diego. Su extensa obra poética se caracteriza por su variedad formal y temática. Alterna simultáneamente tradición y vanguardia. De su poesía vanguardista destacan: Imagen, Limbo y Manual de espumas.  Su poesía tradicional cuenta con: El romancero de la novia, Soria y Versos humano. La métrica es ahora clásica

-Vicente Aleixandre. Su obra está influida por Juan Ramón Jiménez y en su etapa final por el surrealismo. Suele dividirse en tres etapas: en la primera publicó 4 libros, Ámbito, Pasión de la tierra, Espadas como labios y La destrucción o el amor. En su etapa de madurez, tras la guerra civil, publicó importantes poemas: Historia del Corazón y Sombra del paraíso. En la poesía de senectud (3ª etapa) publicó: Poemas de la consumación y Diálogos del conocimiento.

-Federico García Lorca. Los temas centrales de su poesía: la frustración, el amor, la muerte y la rebeldía, aparecen en su primera obra, Libro de poemas. Compone: Poema del cante jondo, Suites, Canciones y un Romancero gitano. Con la publicación de Poeta en Nueva York, denuncia  la sociedad capitalista, en la que todo queda subordinado al poder del dinero. La influencia del surrealismo se advierte en la libertad expresiva, en la desinhibición erótica, en la utilización de imágenes visionarias y metáforas audaces y alucinantes. También compuso una elegía, Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, en donde combina la tradición popular y la culta para plasmar con gran acierto la desolación del poeta por la muerte del torero amigo.

-Emilio Prados. Pueden distinguirse tres etapas: sus primero libros (Canciones del farero, Cuerpo perseguido), su poesía de los años treinta (El llanto subterráneo, Llanto en la sangre), y la obra del exilio  mexicano (Jardín cerrado, La piedra escrita). Sus primeros libros muestran la influencia de Juan Ramón Jiménez y la del neopopularismo andaluz, en los años treinta esta influida por el surrealismo, y en el exilio se distingue una poesía de gran densidad filosófica e intensidad emotiva.

-Rafael Alberti. Pueden distinguirse cuatro etapas: libros iniciales (Marinero en Tierra), época vanguardista (Cal y Canto), poesía durante la República (Con los zapatos puestos tengo que morir), y el período del exilio (Entre el clavel y la espada).

-Luis Cernuda. Reúne sus libros bajo un mismo título, La realidad y el deseo, que se desglosa en: Primera poesías, influidas por Juan Ramón Jiménez y el clasicismo; Égloga, elegía y oda; Un río, un amor, influido por el surrealismo; Los placeres prohibidos, influido por el surrealismo, donde reivindica la libertad frente a una sociedad castradora; Donde habite el olvido, vuelta al clasicismo posrromántico de Bécquer; e Invocaciones.

-Manuel Altolaguirre. Es característico el anhelo de comunión con la Naturaleza (Las islas invitadas)

-Miguel Hernández. Es un poeta de transición. El estilo gongorino caracteriza su primer libro, Perito en lunas, donde hay un deseo de emular la ingeniosidad barroca. En El rayo que no cesa, la expresión del erotismo desinhibido se conjuga con la presencia de elementos religiosos que se transforma para expresar un amor vital y desgarrado. Cancionero y romancero de autores, refleja la angustia existencial de quien se encuentra al límite de la nada.

Entradas relacionadas: