1

Clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 4,62 KB

 
La pertenencia a una comunidad política que se asienta de un modo permanente en un territorioEl disfrute efectivo de unos derechos que deben ser protegidos por la ciudad o el Estado---Entre estos derechos se incluye la posibilidad de participar en las tareas de gobierno de la propia comunidad política, de manera directa o indirectaLa ciudanía en el Antigüedad grecolatinaEl término “ciudadano” procede del latín civis (civitas)---Según el derecho romano, el término civis estaba reservado para los miembros de la comunidad que cumplían ciertos requisitos como ser varón, no esclavo, mayor de edad, nacido de padre romanos, etc---El resto de la población (mujeres, esclavos, extranjeros...) no eran considerados ciudadanos y tenían menos derechos---Anteriormente en la Grecia clásica se utilizaba el término polités para referirse al ciudadano---Un ciudadano griego reunía los mismo requisitos que el romano pero podía llegar a tener gran importancia en la vida política de la polis gracias a la democracia (el gobierno del demos)La ciudadanía en la democracia griega: la tradición política La Grecia antigua estaba organiza en ciudades-estado llamadas polis---Los ciudadanos griegos (polités) debían participar activamente en la política, en las tareas de gobierno de las polis---Independientemente del nivel económico, el ciudadano debía acudir a la Asamblea y tomar parte en los debates públicos---La mayor parte de los cargos políticos se asignabas por sorteo y se ejercía durante un año.
Estas reuniones se celebran unas cuarenta veces al año en el ágora, un espacio público preparado para albergar a los ciudadanos---Ser ciudadano significaba ocuparse de las cuestiones públicas mediante la deliberación---Los ciudadanos daban sus opiniones y argumentos y razonaban para llegar juntos a un acuerdo que se culminaba mediante la votación.

La pertenencia a una comunidad política que se asienta de un modo permanente en un territorioEl disfrute efectivo de unos derechos que deben ser protegidos por la ciudad o el Estado---Entre estos derechos se incluye la posibilidad de participar en las tareas de gobierno de la propia comunidad política, de manera directa o indirectaLa ciudanía en el Antigüedad grecolatinaEl término “ciudadano” procede del latín civis (civitas)---Según el derecho romano, el término civis estaba reservado para los miembros de la comunidad que cumplían ciertos requisitos como ser varón, no esclavo, mayor de edad, nacido de padre romanos, etc---El resto de la población (mujeres, esclavos, extranjeros...) no eran considerados ciudadanos y tenían menos derechos---Anteriormente en la Grecia clásica se utilizaba el término polités para referirse al ciudadano---Un ciudadano griego reunía los mismo requisitos que el romano pero podía llegar a tener gran importancia en la vida política de la polis gracias a la democracia (el gobierno del demos)La ciudadanía en la democracia griega: la tradición política La Grecia antigua estaba organiza en ciudades-estado llamadas polis---Los ciudadanos griegos (polités) debían participar activamente en la política, en las tareas de gobierno de las polis---Independientemente del nivel económico, el ciudadano debía acudir a la Asamblea y tomar parte en los debates públicos---La mayor parte de los cargos políticos se asignabas por sorteo y se ejercía durante un año.
Estas reuniones se celebran unas cuarenta veces al año en el ágora, un espacio público preparado para albergar a los ciudadanos---Ser ciudadano significaba ocuparse de las cuestiones públicas mediante la deliberación---Los ciudadanos daban sus opiniones y argumentos y razonaban para llegar juntos a un acuerdo que se culminaba mediante la votación.