546

Clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 8,11 KB

 
CULTIVO DEL ARROZ: ORIGEN E IMPORTANCIA: El cultivo del arroz comenzó hace casi 10.000 años, en muchas regiones húmedas de Asia tropical y subtropical. Posiblemente sea la India el país donde se cultivó por primera vez el arroz debido a que en ella abundaban los arroces silvestres. En Bolivia las zonas más aptas para el cultivo de arroz están en el Departamento de Santa Cruz, lugar en el que durante 1996 las áreas de cultivo alcanzaron 131 mil hectáreas y la producción fue de 344 mil toneladas INVESTIGACIÓN Y CULTIVO DE ARROZ. EN BOLIVIA: Desde 1989, el Ing. Toyozo Tanaka, Ing. Experto de JICA, en cultivo de arroz, ha venido desarrollando un trabajo intenso y dedicado para lograr levantar el cultivo de arroz a niveles de alta expectativa, tanto dentro del interés de los agricultores, así como en los consumidores. Este trabajo que aun se sigue desarrollando ha permitido que el 27 de febrero de 1999, se haya festejado el Primer Día del Arroz en la Colonia de San Juan de Yapacani, con un éxito notable. Esta actividad viene a ser también una parte de la contribución al desarrollo agropecuario en Santa Cruz, y por supuesto de Bolivia. Entre las nuevas variedades puestas a consideración de los interesados por el CIAT, entidad ejecutora y contraparte boliviana de la cooperación, se pueden mencionar las variedades del URUPE, TACU, TUTUMA, JISUNU, y otras más. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA: A nivel mundial, el arroz ocupa el segundo lugar después del trigo si se considera la superficie cosechada, pero si se considera su importancia como cultivo alimenticio, el arroz proporciona más calorías por hectárea que cualquier otro cultivo de cereales. Además de su importancia como alimento, el arroz proporciona empleo al mayor sector de la población rural de la mayor parte de Asia, pues es el cereal típico del Asia meridional y oriental. TAXONOMÍA : El arroz (Oryza sativa) es una monocotioledónea perteneciente a la familia Poaceae. CLIMA,TEMPERATURA. Germinarcion un mínimo de 10 a 13ºC, considerándose su óptimo entre 30 y 35 ºC. Por encima de los 40ºC no se produce la germinación. El crecimiento del tallo, hojas y raíces tiene un mínimo de 7º C, considerándose su óptimo en los 23 ºC. Con temperaturas superiores a ésta, las plantas crecen más rápidamente, pero los tejidos se hacen demasiado blandos, siendo más susceptibles a los ataques de enfermedades. El espigado está influido por la temperatura y por la disminución de la duración de los días. SUELO. Arenosa a arcillosa. El pH óptimo para el arroz es 6.6, ABONADO: Las necesidades medias de nutrientes/tm de producción de arroz son de 21 kg de nitrógeno, 11 kg de P2O5 y 18 kg de K2O. De estos datos podemos deducir que un abonado, pensando en una producción de 7.000 kg, puede ser del orden de: 150 Ud de N, 100 Ud de P2O5, 100 Ud de K2O, PREPARACIÓN DEL TERRENO:Con pendientes que no deben sobrepasar el uno por mil, e incluso es preferible nivelar a cero, lo que permite hacer tablas hasta de 15 ha. Al final del invierno se realiza la labor de alzar con el arado de vertedera o con cultivador de ganchos. Con el fin de dejar el terreno lo suficientemente disgregado puede ser necesario dar dos pases dobles cruzados de escarificador. Según algunos agricultores, no conviene dar la labor de fangueo, porque en la siembra directa parece que se dificulta la nascencia, aunque se va imponiendo, como más práctico, en la mayoría de los casos, dar un ligero pase de fangueo. Este pase se da con tractor provisto de ruedas de jaula, sin dar solape entre las pasadas, como se hacía anteriormente. SIEMBRA: La cantidad de semilla empleada debe dar lugar a un cierto número de tallos/m2, después del ahijamiento, que sea el óptimo productivo para cada variedad, y que produzcan espigas que maduren lo más uniformemente posible. Para las variedades de panícula corta a densa y tallo más bien grueso el número de tallos/m2 más conveniente puede cifrarse en 250-300 mientras que en variedades de panícula larga y abierta, de tallo fino, este número debe estar comprendido entre 300-350 tallos/ m2. La dosis media de siembra sería de 140-180 kg de semilla por ha. En la siembra del arroz, éste no se tapa nada. Las máquinas llevan tubos que pueden ir por encima del nivel del agua. Cuando la siembra se hace con avión, éste no debe volar muy alto, pues en dicho caso penetra demasiado la semilla y no nace. El avión debe sembrar cuando no hay viento. LABORES CULTURALES: Una vez implantado el cultivo, las labores a realizar se redicen al riego y a la aplicación de herbicidas y pesticidas en su caso. En el riego hay que cuidar que el nivel del agua tenga la altura debida en relación con el desarrollo de la planta. En los primeros días, el nivel ha de ser alto, para proteger del frío a la plántula, entorpecer el desarrollo de las malas hierbas, impedir que el movimiento superficial del agua por el viento arranque a las jóvenes plantitas, aún no arraigadas, y si se usan determinados herbicidas, impedir su degradación. Según la planta crece conviene rebajar estos niveles para permitir un mejor desarrollo y respiración de las hojas, que deben “puntear” por encima del agua. Una vez implantado el cultivo se mantiene el nivel de agua con ligeras variaciones, siendo conveniente la renovación de la misma para conseguir la mejor oxigenación y temperatura. RIEGO. El sistema de riego empleado en los arrozales son diversos, desde sistemas estáticos, de recirculación y de recogida de agua. Teniendo en cuenta las ventajas e inconvenientes de cada sistema y de su impacto potencial en la calidad del agua, permitirá a los arroceros elegir el sistema más adecuado a sus operaciones de cultivo, a continuación se describe cada uno de manera breve y concisa: Sistema de riego por flujo continuo. Sistema de recuperación del agua de desagüe por recirculación. Sistema de riego estático. Sistema de riego mediante recuperación del agua. MALAS HIERBAS. La competencia de las malas hierbas en el arroz varía con el tipo de cultivo, el método de siembra, la variedad y las técnicas de cultivo (preparación del terreno, densidad de siembra, abonado, etc.). ARROZ SALVAJE. El arroz salvaje o silvestre es uno de los principales problemas del cultivo del arroz, junto con el control de las malas hierbas, pues dan lugar a grandes pérdidas económicas. RECOLECCIÓN. El momento óptimo de recolección es cuando la panícula alcanza su madurez fisiológica (cuando el 95% de los granos tengan el color paja y el resto estén amarillentos) y la humedad del grano sea del 20 al 27%. Se recomienda la recolección mecanizada empleando una cosechadora provista de orugas. SELECCIÓN MECÁNICA : Una vez finalizadas las operaciones de recolección y secado, de cada partida destinada a semilla, se llevan a cabo las determinaciones de calidad reglamentarias (impurezas, humedad, granos rojos, germinación, etc.), eliminándose las que no reúnen las debidas condiciones. PLAGAS Y ENFERMEDADES: GUSANOS ROJOS Y BLANCOS DEL ARROZ: PUDENTA O CHINCHE DEL ARROZAL: TALADRADOR DEL ARROZ: TIJERETAS DEL ARROZAL: ROSQUILLA: (Mythimna): PULGONES: Rhizoctonia solani :PODREDUMBRE DEL TALLO, Fusarium moliniforme. Sarocladium oryzae),MANCHA MARRÓN, Cochliobolus miyabeanus. Drechslera oryzae ,TUNGRO: NEMÁTODOS: