Cristianismo

Clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,79 KB

 

Edad Media:
La disolución del imperio romano que tan vivamente describe San Agustín en su libro llamado La ciudad de Dios señala el fin de la época antigua para dar paso a la Edad Media.
Ante la crisis del mundo antiguo se van configurando nuevos principios y valores de orden político y social. La actividad intelectual se desarrolla en iglesias y conventos en donde surge la escuela o corriente filosófica llamada ESCOLASTICA, es una filosofía íntimamente vinculada a la preocupación religiosa.
La Edad Media se extiende aproximadamente desde el siglo V al siglo XV, comprende 10 siglos de historia de la humanidad. La idea de que este periodo de la historia representa una época oscura o de tinieblas ha sido superada desde el romanticismo y posteriormente con estudios críticos de historiadores y filósofos del siglo XX. Particular interés reviste el siglo XIII cuando se desarrolla plenamente la ESCOLASTICA (que tiene que ver con un saber teológico y filosófico). La ESCOLASTICA suele relacionarse con tal filosofía de San Tomás de Aquino que nació el 1225 y murió el 1274 d.c. Santo Tomás logra establecer la conciliación definitiva entre el cristianismo y la filosofía griega, basándose principalmente en el pensamiento de Aristóteles. Santo Tomás sostiene que la filosofía es el estudio de las razones últimas y universales de todas las cosas. Es la ciencia por excelencia porque investiga los últimos fundamentos de la realidad (en la metafísica de la que habla Aristóteles). Según Santo Tomás la filosofía se distingue de las ciencias particulares porque las ciencias particulares estudian solo parte de la realidad en cambio la filosofía por ser una ciencia universal estudia la totalidad y la esencia de todas las cosas.
Santo Tomás dice que la relación entre la filosofía y la teología es que la filosofía sirve, ayuda, es una esclava de la teología porque como es una ciencia inminente racional ayuda a la teología en la fundamentación y esclarecimiento de las cosas.



El Cristianismo:
Trae consigo una profunda transformación una nueva idea sobre el mundo, el ser humano, la historia, que va contrastar con la anterior cultura pagana, los griegos se basan fundamentalmente en la razón, en el logos en cambio los cristianos descubren en la fe su principal dimisión humana, ¿cómo lograr reconciliar estos 2 puntos de vista?, estos 2 modos de vida aparentemente tan distintos, al principio parecían ser totalmente incompatibles la fe y la razón, tertuliano, un autor cristiano se niega rotundamente a aceptar a la razón como único camino para aceptar el conocimiento. Sin embargo el primer intento de conciliación entre la cultura griega y el cristianismo se encuentra en San Agustín, que nació el 354 y murió el 430 d.c.
San Agustín es uno de los filósofos cristianos más importantes, formó una escuela filosófica llamada PATRISTICA, esta escuela se impone la tarea de fijar en un solo cuerpo todos los dogmas cultos y disciplinas relativas al naciente cristianismo, San Agustín trata de armonizar la fe con la razón y sostiene la necesidad de creer para entender. San Agustín considera que la filosofía es muy válida en su búsqueda del conocimiento y de la verdad pero que se ha equivocado porque pretende encontrar todas las respuestas basándose únicamente en la razón y en las cosas materiales y se ha olvidado de Dios.
San Agustín mantuvo toda una lucha en contra de las sextas paganas de la época, fue sacerdote y también obispo de la ciudad HIPONA en el año 391 d.c., este filósofo cristiano se esfuerza por establecer la unidad de la doctrina y la iglesia cristiana.
Particularmente funda su dogmatica en la lucha que emprende contra las diversas sextas paganas de su época. San Agustín considera que si bien es cierto la filosofía es muy válida en su búsqueda de la verdad en su afán por buscar el saber, también es cierto que se ha equivocado porque piensa la filosofía que todas las respuestas se encuentran únicamente en las cosas materiales o en las ideas y se ha olvidado de que el ser humano no solo es mente y cuerpo sino que además es alama (espíritu), la filosofía ha dejado de lado esta parte del ser humano, según San Agustín el objeto primordial de la filosofía se centra en Dios y en el alma por eso para él la filosofía es afán de Dios.