Doctrina Truamn y Plan Marshall

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,93 KB

 

5- DOCTRINA DE TRUMAN Y PLAN MARSHALL:
Como ya hemos visto el telegrama de Kenan recomendaba que la política debía ser de contención no la de agresión. No obstante el objetivo de todos los grupos políticos de EEUU era la de hacer desaparecer o debilitar el régimen comunista de Stalin. Se dará a partir de 1946 la ofensiva política dura, prácticamente la agresión. Tras éste objetivo está claramente implicado el lobby armamentístico americano que cada vez tiene mayor peso. En esa política tiene un papel fundamental también la derecha europea y sobre todo los ingleses, es aquí cuando se inicia la ofensiva que liga la política interior británica con la americana. Churchill no tardará en hacer campaña en EEUU para forzar que se establezca militarmente en Europa y que no se repliegue política, económica y militarmente, y para ello agitará constantemente el fantasma de una agresión sobre la Europa occidental de la URSS. El problema fundamental para estos sectores conservadores es el auge que tuvieron los partidos comunistas desde los años 30, que serán vistos como los caballos de Troya de la URSS fuera de sus fronteras. Por tanto se pondrá en marcha toda una política de créditos que se ofrecen a toda Europa especialmente a Europa oriental que tiende a obstaculizar la influencia de la URSS, ya que tiene poco que ofrecer, y a la propia URSS se le niegan sino es a cambio de contrapartidas políticas. Al mismo tiempo se producirá un apoyo decidido a los nacionalistas griegos y turcos frente a los comunistas.
Fue justamente ésta cuestión griega y turca la que precipitó un doble movimiento de la administración americana, que estuvo a caballo entre la doctrina Truman y el Plan Marshall. La Doctrina Truman es fruto de la petición de éste presidente al Congreso de una partida presupuestaria extraordinaria para apoyar económicamente a esos dos países. En el discurso de defensa de esa petición, Truman ya plantea una idea que aún no es realidad: el mundo estaba dividido en dos, el libre y el comunista, y una Europa abandonada por los americanos sería una Europa comunista. Por tanto plantea que lo urgente es ayudar a griegos y turcos pero para que funcione esa ayuda habría que extenderse a todos los países europeos y lo justificaba en función de la Carta Atlántica. Por tanto esta doctrina, este discurso, constituyó un punto de inflexión clave que llevó inevitablemente ya a la Guerra Fría. Poco después el General Marshall anunciaría en Harvard la parte económica de todo esto, el conocido como Plan Marshall, que no es más que la financiación de la doctrina Truman. El plan Marshall consistía básicamente en un entramado de préstamos a bajo interés, ayudas a fondo perdido, ventajosos acuerdos comerciales, hasta un total inicial de más de 12.000 millones de dólares que afectarían a 16 países durante 5 años. Por una parte esa ayuda respondía a las necesidades perentorias de la máquina productiva americana que había crecido durante la guerra, y por la necesidad de disponer de mercados y de un socio leal y competitivo como era Europa