El modelo biopsicosocial.

Clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 15,5 KB

 

El modelo biopsicosocial. El ser humano, un ser biopsicosocial: una persona es un ser multidimensional, global, integrado por una estructura física, una serie de funciones psíquicas, comportamientos y emociones e inmerso en diferentes ámbitos en los que se relaciona. Estas tres dimensiones indivisibles e interrelacionadas configuran la persona como un ser biopsicosocial. En el ámbito sociosanitario podremos considerar a cualquier persona que atendamos, ya sea anciana, discapacidad o enferma, como una unidad biopsicosocial, es decir, como miembro de un gripo que presenta unas necesidades físicas, psicológicas y sociales y que posee una serie de derechos y deberes. Las necesidades humanas y su satisfacción: la satisfacción de las necesidades psicosociales del usuario, desde vuestra actuación profesional se orientará en dos direcciones: Atención psicosocial: consiste en las actuaciones que el profesional efectúa para ayudar a la persona usuaria a suplir sus necesidades psicológicas y sociales. Este tipo de intervención se podría considerar que se ejecuta desde el punto de vista asistencial. Intervención educativa: Pretende, mediante una labor pedagógica e instructiva, que la persona usuaria aprenda y consiga, en función de sus posibilidades, satisfacer sus propias necesidades. En este caso estamos ante una intervención eminentemente didáctica. Fundamentos de psicología: Psicología: se ocupa del estudio de la conducta y los procesos mentales de las personas, o dichos de otra manera, de lo que la persona hace, siente o piensa. El análisis pormenorizado de esta definición nos permite concretar mejor algunos conceptos: -Lo que la gente hace se relaciona con la conducta, es decir, con las acciones que las personas llevan a cabo para relacionarse en el medio en que se desenvuelven. –Lo que la gente piensa hace referencia a los procesos mentales como la percepción, la memoria, el pensamiento…- Lo que la  gente siente está relacionado con las emociones y los sentimientos. – La manera en que todos estos componentes se muestran y definen la persona en su conjunto, es decir, la manera de ser, es lo que conocemos como personalidad.

Conducta: Manera particular de comportarse o actuar de una persona en respuesta a una situación. Se puede considerar como la manifestación o observable de la personalidad de cada persona. Su análisis es complejo porqué está influida por multitud de factores como la genética, las creencias, el contexto, las demás personas, la experiencia, etc. Tipos de conductas. Según las consecuencias que acarrean: adecuadas: son aquellas cuyas consecuencias son beneficiosas parala persona y/o los demás. Inadecuadas: Son aquellas que tendrán unas consecuencias negativas para las personas y/o los demás. Según la elaboración de respuesta: estereotipada: es aquella respuesta que se produce de manera repetitiva o mecánica, aparentemente sin un propósito concreto y que se realiza de manera inconsciente. Aprendida: se pone en práctica de manera intencionada una vez adquirida gracias al aprendizaje y supone la eliminación de la conducta estereotipada. Compleja: Son aquellas respuestas derivadas de la capacidad de razonamiento que tenemos los humanos. Según su manifestación: agresivas: Son aquellas que utilizan la violencia, ya sea verbal, física o psicológica. Pasivas o inhibidas: son aquellas que denotan sumisión, pues anteponen los derechos y los intereses de los demás a los suyos propios; de esta manera evitan enfrentamientos y discusiones y mantienen un cierto nivel de estatus y afecto dentro del grupo al que pertenecen. Asertivas: Son aquellas basadas en el respeto propio y ajeno. El estado emocional: Sentimientos y emociones: Sentimientos: son tendencias o estados de ánimo de baja intensidad y larga duración que aparecen como respuesta a la manera en que una persona siente y reacciona ante los eventos de la vida diaria. Emociones: como impulsos o reacciones afectivas que aparecen como respuesta automática ante ciertos estímulos. Son por tanto, estados de ánimo, generalmente de mayor intensidad que los sentimientos, pero de una duración más corta. Inteligencia emocional: capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien nuestras emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones. Aptitud personal: comprende las aptitudes de autoconocimiento, autocorrección y motivación.  Aptitud social: comprende las aptitudes de empatía y las habilidades sociales. La inteligencia emocional es un conjunto de talentos o capacidades organizadas en cuatro dominios. Para percibir las emociones de forma precisa. De aplicar las emociones para facilitare el pensamiento y el razonamiento. Para comprender las emociones. Para dominar las propias emociones y las de los demás.

Funciones cognitivas. Son aquellos procesos a través de los cuales una persona adquiere, procesa , almacena , transforma y recupera la información del entorno. Percepción. Es la función que permite a una persona, a través de los sentidos, recibir, interpretar y elaborar la información proveniente de su entorno. Consite en la interpretación de esas sensaciones, en el acto de darles significado. Este proceso supone la interpretación de los estímulos y comporta la participación  no solo de los órganos sino también del celebro. Características: subjetiva: en el sentido de que cada persona reacciona de manera diferente ante un mismo estímulo. Selectiva: Es consecuencia de la subjetividad, como una persona no puede percibir todos los estímulos al mismo tiempo, selecciona solo los que no son más significados para ella. Relativa: En cualquier caso, la percepción dependerá del contexto en que se produzca, es decir, el mismo estimulo e situaciones diferentes va a ser percibido de manera diferente.  Depende de la experiencia: del número y calidad de las ocasiones en que se han encarado diversas circunstancias. Atención: es la capacidad que nos permite focalizar la percepción en aquellas cosas que necesitamos en casa momento. Memoria: que es y para que sirve: es la capacidad de codificar la información extraída de nuestra experiencia con el medio, almacenarla, recuperarla y utilizarla posteriormente. Sin memoria no habría aprendizaje, ya que todo aprendizaje implica retención. Si las experiencias que adquirimos no permanecen, nos sería imposible aprender. Funcionamiento: Adquisición de la información: el proceso de adquisición consiste en la entrada de la información a través de lo sentidos. Gracias a los procesos de atención y percepción la filtramos, dejando pasar solo aquellas informaciones que nos significativas y haciendo caso omiso de las demás. Almacenamiento: la información que entra en el cerebro se tiene que almacenar con el objetivo de poder recuperarla cuando sea necesario. En este sentido se pueden considerar tres niveles de almacenamiento o tipos de memoria. /Memoria inmediata o sensorial: es el recuerdo inmediato en formato sensorial que sigue a la presentación de un estímulo. /Memoria a corto plazo: en este caso su capacidad de almacenamiento es mas limitada pero podemos retenerla durante más tiempo. /A largo plazo: La información que se contiene en este nivel es relativamente permanente, aunque  a veces nos resulte inaccesible, por lo que se le puede considerar como el almacén de la información bien aprendida. –Episódica: hechos concretos y experiencias personales. –Semántica: información relacionada con nuestro conocimiento del mundo, con el lenguaje. –Procedimental: información relacionada con las habilidades que, una vez ejecutados de manera casi inconsciente. Recuperación: Consiste en la extracción de la información almacenada. La orientación espacio-temporal: corresponde a la capacidad de una persona para saber situarse con respecto a otras, a objetos, al lugar y al tiempo en un momento determinado. Se puede dividir en: orientación temporal : que sería la capacidad de situarnos en el tiempo y conocer la cronología de los eventos que se dan en las partes del día, la hora, el día de la semana, el mes, el año, la estación, así como las rutinas. Orientación espacial: que se refiere a la capacidad para saber en qué lugar nos encontramos. Pensamiento: es la función cognitiva, sumamente compleja por la cual procesamos y ordenamos ideas y conceptos para generar conclusiones. Razonamiento: es el proceso mental mediante el cual se extraes conclusiones a partir de premisas más o menos explicitas. Creatividad: es la capacidad de que se dispone una persona para llegar a enfoques novedosos, originales, incluso geniales, a los que no pueden acceder otras, a través del pensamiento. Accedemos a la solución de problemas a partir de dos tipo de pensamiento: convergente: está orientado a encontrar una solución convencional a un problema. Divergente: busca solucionar los problemas por medio de propuestas y soluciones originales, que no todas las personas tienen capacidad para descubrir. Lenguaje: es un código simbólico y estructurado de signos orales y escritos dotados de un significado comprensible para todas las personas que pertenecen a una comunidad lingüística.

La personalidad: Que es? La personalidad o manera de ser: es el con junto de características emocionales, de pensamientos y conducta que una persona manifiesta y que la definen en su conjunto. Dicho de otra manera, la forma en que una persona piensa, se siente, se comporta e interpreta la realidad. Está determinada por elementos hereditarios y moldeados por circunstancias ambientales. Los rasgos de la personalidad.se encuentra integrada por una seria de atributos previsibles que llamamos rasgos y que cada persona posee en mayor o menor grado. Se puede considerar varias categorías básicas de rasgos y generalmente se presentan como factores bipolares. Autoestima y autoconcepto:  Autoconcepto: es la percepción que una persona tiene en si misma. Autoestima: es el valor que concedemos a la imagen que tenemos de nosotros mismos.  Características de la baja autoestima.  Muestra alta dosis de inseguridad y falta de credibilidad en si misma. No suele alcanzar las metas propuestas y lo achaca a su propia incapacidad, lo que repercute en proyectos y actuaciones futuras. No dispone de habilidades sociales adecuadas para resolver situaciones conflictivas. Suele inhibirse en su relación con el grupo por el temor a no estar a la altura y al rechazo social, lo cual dificulta su participación. Es fácilmente influenciable por lo demás. Autoestima positiva. Defienden los valores y principios en los que creen, incluso su  encuentras fuertes oposiciones. Se sienten orgullosos de sus éxitos y afrontan nuevas metas con optimismo. Confían en su juicio cuando toman una decisión, sin importarles su a los demás les parece mal lo que han hecho. Son responsables de sus actos. No se dejan manipular por los demás, aunque están dispuestos a colaborar y viven esta colaboración como una aportación,  no como una sumisión. Tienen capacidad para disfrutar de actividades de todo tipo, ya sean profesionales, sociales, lúdicas… a pesar de que se consideran iguales a los demás, reconocen su superioridad en determinados aspectos. Adaptación e inadaptación:  la disonancia crea un estado de ansiedad que resulta intolerable pata la persona, por lo que tiende a eliminarla, compensarla o reducirla inmediatamente. La reducción de esta disonancia puede conseguirla a través de varias vías: Activando unos mecanismos de defensa. Modificando la creencia o el deseo para adaptarlos a la realidad. Modificando la realidad para adaptarla a sus intereses. Mecanismo de defensa:  aquellos procesos psicológicos automáticos que protegen al individuo de la ansiedad y de la conciencia de amenazas o peligros externos o internos. Trastornos de la personalidad: son unos patrones de pensamiento, comportamiento y emotividad muy rígidos e inadaptados que suelen perturbar la vida personal, profesional y social de la persona que los padece. Paranoide: las personas que presentan este trastorno se caracterizan por mostrar una desconfianza y suspicacia desmesurada e injustificada. Esquizoide: muestran una gran dificultad para establecer relaciones sociales. Antisocial: presentan un comportamiento antisocial permanentemente, basado en una violación continua de los derechos de los demás, sin que se sientan culpables por ello. Histriónica: muestran un patrón expresión emocional y búsqueda de la atención exagerada que se corresponde a lo que conocemos como conducta teatral. Narcisista: presentan una exagerada sensación de importancia de si mismas y sentimientos de grandiosidad.