Fds

Clasificado en Matemáticas

Escrito el en español con un tamaño de 5,91 KB

 
El Modernismo
Movimiento general de la época (y que, por lo tanto, engloba a la Generación del 98), el Modernismo supuso la reaparición de la angustia propia de la literatu­ra romántica europea, sentimiento que pareció declinar gracias a la fe del XIX en el racionalismo experimental, pero que renace nuevamente una vez demostrado que no todo puede basarse en la razón. Se acude a la poesía para rememorar los felices momentos pasados: la niñez, los paraísos perdidos, los jardines. . .
Principales tendencias del Modernismo
La estética modernista halla su momento de máximo esplendor a comienzos del siglo xx. Iniciado «oficialmente» por Rubén Dado en 1888 con la publica­ción de Azul, el Modernismo supone la integración de diversas tendencias que se habían desarrollado a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, en especial del Simbolismo y del Parnasianismo, de origen francés. Las raíces estéticas del Modernismo son, pues, variadas, y encuentran su punto de unión en el de­seo evidente en los escritores de habla hispana de crear un lenguaje nuevo.

Para ello se acude a fuentes diversas: la poesía de los estadounidenses Walt Whitman y Edgar Allan Poe, el Prerrafaelismo británico, el Decadentismo de D'Annunzio... Tampoco se pueden obviar las fuentes hispánicas: Berceo, Man­rique, los cancioneros. .. El Modernismo es un movimiento envolvente que acu­mula elementos de distinta procedencia y los hace suyos. Considerando esta cuestión, estableceremos las principale's tendencias del Modernismo.
Modernismo canónico o parnasiano
El Modernismo canónico deriva del Parnasianismo, movimiento liderado por Leconte de LisIe. Nace cuando un grupo de poetas franceses se une en 1866 para imponer en el arte un sentido de disciplina, equilibrio y objetividad,
cuya última finalidad es el arte por el arte, la belleza.
Los temas más cultivados por estos autores son los siguientes:
- Escapismo. Implica la evasión del mundo real por medio del ensueño.
El poeta escapa y nos sitúa, bien en espacios lejanos y exóticos o bien en otra época (el Medievo, por ejemplo, o la niñez). Hay también referen­cias a la mitología clásica. Abundan elementos propios de un mundo elegante y exquisito: dioses, ninfas, centauros, caballeros, odaliscas, pa­godas y viejos castillos, salones versallescos, jardines perfumados, cisnes y camellos, flores de loto, marfiles y piedras preciosas. .. Subyace la idea de que el arte (imaginación, magia) supera a la vida (vulgar y despre­ciable) y ésta debe imitado.
- Cosmopolitismo. Es un aspecto más del deseo de evasión. Además, aporta a los modernistas un sentido aristocrático. París, símbolo del cos­mopolitismo y la bohemia, se convierte en la capital del Modernismo.
- Desazón romántica. Se exaltan las pasiones y lo irracional: el misterio, lo fantástico. No faltan manifestaciones de tedio y de profunda tristeza, de lo otoñal, de lo crepuscular, de la noche. La melancolía es un senti­miento muy característico.
- Amor y erotismo. Se escriben poemas de amor delicado, pero también otros de intenso erotismo: los primeros, de amor imposible; los segundos, de desenfreno.
- Temas americanos. Complementarios del cosmopolitismo, son una mues­tra más de la tendencia a la evasión hacia el pasado legendario, hacia los mitos indígenas. En Hispanoamérica esta línea será capital.
- Lo hispánico. Este tema se acentúa (sobre todo en Hispanoamérica) al advertir el protagonismo de los Estados Unidos. Se reivindica lo español
frente a los valores culturales norteamericanos.
En cuanto a la forma, la estética modernista se plasma en:
-la búsqueda de efectos sensoriales que provoquen el goce de los sentidos.
La sinestesia es la principal manifestación de esta preocupación formal;
- el lenguaje poético se enriquece y la palabra adquiere significación vi­tal. Se cuida el sonido, el ritmo, la referencia histórica o cultural, los va­lores simbólicos. Se intenta renovar el significado de las palabras usuales y crear un léxico específico de la poesía. La métrica también se renueva.
Modernismo simbolista

La segunda línea del Modernismo deriva del Simbolismo francés y enlaza con poetas como Baudelaire, Rimbaud, Mallarmé o Vedaine. Lo esencial es la sugerencia (de ahí la importancia de la música) yel poder evocador de las pa­labras. El didactismo queda totalmente desterrado (Edgar Allan Poe hablaba de la «herejía del didactismo»).
Ahora la evasión no se dirige hacia mundos lejanos, sino hacia el mundo inte­rior del poeta. Después de la interiorización, el escritor vuelve sus ojos al mundo exterior. Se descubre el paisaje, en realidad símbolo de la Historia o del poeta.
Los autores españoles, influidos por el simbolismo de Verlaine y por el in­timismo becqueriano, suelen pertenecer a esta línea del Modernismo, más sim­bolista que la hispanoamericana.
Métrica modernista
La métrica modernista se caracteriza por la experimentación y la renovación: - Uso de los versos alejandrinos, dodecasílabos y eneasílabos, escasos en la
tradición poética anterior.
- Introducción de novedades en las estrofas clásicas:
. Sonetos en alejandrinos, con serventesios en lugar de cuartetos.
. Sonetillos (sonetos de arte menor).
. Silva: además de los clásicos endecasílabos y heptasílabos, se emplean
también pentasílabos y eneasílabos.
. Romances en versos heptasílabos, eneasílabos y endecasílabos.
. Aparición del verso libre en las últimas etapas del Modernismo por in­
flujo del norteamericano Walt Whitman.
. Intentos de crear una poesía basada en pies métricos al estilo de la
poesía latina. .