Lirica barroca + autores

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 2,81 KB

 
Lírica barroca
Siguen presentes algunos de los temas renacentistas:
-El amor, mucho más desesperado y apasionado. Frecuente unión de amor y muerte.
-La naturaleza
-La mitología
-El desengaño
-La brevedad de la vida
-La muerte
Lírica culta y popular
-Culta: se dan las características anteriores aplicadas en el culteranismo y el conceptismo. La métrica es italiana.
-Popular: temas amorosos y satíricos con lenguaje asequible y métricas tradicionales (romance y letrilla)
Luis de Góngora y Argote
Máximo representante del culteranismo, que en honor a el también se le llama gongorismo. Dos etapas:
-Primera etapa: composiciones de fácil compresión y de carácter más popular que las culteranas. Los elementos barrocos que aparecen no son los característicos. Letrillas y romances.
-Segunda etapa: marcada por las obras de, el Panegírico al duque de Lerma, la Fabula de Polifemo y Galatea y las Soledades. Poesía más difícil que reúne las características culteranas, de las que destacan:
-Uso de cultismos léxicos, sintácticos y semánticos
-Empleo de perífrasis
-Alusiones mitológicas
-Figuras retóricas procedentes del Renacimiento
-Empleo de la paradoja, la dilogía y la paronomasia



Francisco de Quevedo y Villegas
Altera géneros entre la gravedad y la angustia con el desenfado y la burla despiadada, refleja el desengaño. Representante del conceptismo se caracteriza por emplear figuras que estimulen intelectualmente al lector. Temas muy variados: serias reflexiones sobre la fugacidad de la vida, sobre la muerte, sobre lo engañoso de los bienes terrenos y sobre la decadencia nacional. Magníficos poemas amorosos, sus composiciones burlescas, puros juegos poéticos, sátiras personales, poesías morales y filosóficas.
Lope de vega
Tiene dos estilos: el culto y el popular. Sus obras se recogen en: Rimas, Rimas sacras y Rimas humanas y divinas. Escribió églogas, romances y poemas épicos. Su lírica se considera barroca por tener los contrastes propios del ser humano.