Suelos

Clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 20,2 KB

 

El suelo es un cuerpo natural que constituye un sistema dinámico como tal, tiene su origen y su desarrollo. Sustebta la biomasa. Determina la vegetación.. La Edafología, la cual lo define como "ente natural organizado e independiente, con unos constituyentes, propiedades y génesis que son el resultado de la actuación de una serie de factores activos (clima, organismos, topografía y tiempo) sobre un material parental (la roca madre)"
Los suelos se originan a partir del material que se encuentra bajo éstos. A este material se le denomina material parental. De acuerdo a esto, un suelo puede originarse a partir de la roca existente, pero no es el único ni el más tradicional de los materiales parentales. Muchos suelos (en Chile la gran mayoría) se originan de depositaciones de material que fue trasladado por ríos, por el hielo glaciar, vientos, por el mar o simplemente materiales que se desprenden y caen a los pies de cerros o bordes de ríos. Todos estos procesos han modificado y modifican el paisaje

La roca como factor formador:
Las rocas, al intemperizarse, dan origen al material de los suelos. La naturaleza del material parental puede afectar, las propiedades físicas y químicas de los suelos, y la velocidad de desarrollo del perfil. La roca representa la fuente de los materiales sólidos. Generalmente, los minerales del suelo proceden directamente o indirectamente de la roca madre.
Son muchos los parámetros de la roca que inciden en la formación y evolución de los suelos, pero de ellos podemos destacar claramente a tres: Composición mineralógica; aquellas rocas que contengan abundantes minerales inestables evolucionarán fácil y rápidamente para formar suelos, mientras que aquellas otras, como las arenas maduras, que sólo contienen minerales muy estables, como el cuarzo, apenas si llegan a edafizarse aunque estén expuestas durante largo tiempo a la meteorización. Permeabilidad; regula la penetración y circulación del aire y del agua, lo que va a condicionar de un modo decisivo la fragmentación, alteración y translocación de los materiales. Granulometría; los materiales de granulometría gruesa, los arenosos, van a presentar una gran estabilidad frente a la alteración. Cuanto mayor sea el tamaño del grano menos representará la superficie frente al volumen total del grano y por tanto menos superficie de ataque presentarán a la agresión del medio. La granulometría gruesa da lugar a materiales muy porosos, con espacios lo suficientemente grandes como para la rápida circulación del agua (al ser grandes los granos dejan al empaquetarse huecos de tamaño también grande). Los materiales arcillosos tienen un comportamiento opuestos a los arenosos, mientras que los materiales de granulometrías equilibradas dan resultados intermedios. Las características más influidas por el material parental son la textura y el contenido de nutrientes del suelo.

El clima como factor formador
El factor aislado más importante que influye en la formación del suelo. Afecta directamente el intemperismo (Contacto entre las sustancias que se encuentran en la superficie terrestre y las que integran el aire) a través de la influencia de la temperatura y de la humedad sobre el ritmo de los procesos físicos y químicos. También ejerce efectos indirectos a través de su influencia sobre la distribución de las plantas y su fauna asociada.
La decisiva acción del clima en la formación del suelo se desprende al considerar que el clima va a regular el aporte de agua al suelo, así como su temperatura. La disponibilidad y el flujo de agua regulan la velocidad de desarrollo de la mayoría de los procesos edáficos. Es por ello que la intensidad de percolación (infiltración profunda) nos va a indicar si en un suelo se produce suficiente exceso de agua como para producir el lavado y la translocación de materiales o si por el contrario el agua queda retenida.
La cantidad de arcilla presente en un suelo aumenta con las precipitaciones y con la temperatura (ambos favorecen la alteración).
La relación entre los elementos climáticos con el contenido en materia orgánica y su grado de evolución. En líneas generales, al aumentar la precipitación aumenta los porcentajes de materia orgánica (aumenta el desarrollo de la cobertura vegetal y, por tanto, sus aportes), mientras que al aumentar la temperatura disminuye el contenido de materia orgánica (prevalece la destrucción frente al aporte). La capacidad de intercambio catiónico (cantidad de iones adsorbidos en las superficies de los materiales coloidales) aumenta proporcionalmente a las precipitaciones, e incluso los iones fijados en las posiciones de cambio también muestran una dependencia. Por otra parte al aumentar las precipitaciones se producirá una progresiva acidificación,
La topografía (relieve) como factor formador
Por la acción de la gravedad, en el relieve se produce el transporte de todo tipo de materiales que se trasladan pendiente abajo. Dependiendo de su posición en el paisaje, el suelo se ve sometido a la acción de erosión o por el contrario puede predominar la acumulación. También el drenaje del suelo se verá influenciado por el relieve, ya que este influye decisivamente en la textura, que a su vez condicionará en gran parte la permeabilidad. La posibilidad de aporte de agua a través de niveles freáticos (aguas subterráneas acumuladas sobre una capa impermeable del terreno) también estará condicionada a la posición del suelo en el relieve.El relieve también modifica las características del clima edáfico, al influir en la temperatura y en la humedad en función de la inclinación
Los organismos como factor formador
Constituyen la fuente de material original para la fracción orgánica del suelo. Restos vegetales y animales que al morir se incorporan al suelo y sufren profundas transformaciones. El tipo y abundancia de la materia orgánica del suelo está directamente relacionada con los organismos del mismo. Favorecen el desarrollo y estabilidad de la estructura( por su circulación…).Aumentan la porosidad del suelo. Favorecen el drenaje. Influyen en el microclima (la vegetación produce sombra y disminuye la evaporación, aunque también consumen gran parte del agua del suelo). Protegen al suelo de la erosión.
Propiedades físicas
Textura: la cantidad o proporción relativa de los diferentes tipos o clases de tamaño de las partículas que constituyen el suelo. Cada fracción tiene un comportamiento diferente, pero su incidencia en el conjunto no es proporcional, . La actividad de la arcilla es mucho mayor que la de las otras fracciones y pequeños contenidos se hacen notar de inmediato. La arena crea una gran porosidad con huecos de gran tamaño, que favorece la aireación y facilita la circulación del agua, por el contrario no es capaz de retener ni a ésta ni a los nutrientes iónicos, para lo que se necesita la presencia de algún coloide. El limo provoca impermeabilidad y mala aireación, no tiene carácter coloidal y no forma agregados estructurales, además sus partículas son suficientemente finas para tupir los huecos dejados por las mayores, no retiene agua.
Estructura: es cómo sus partículas se disponen o agrupan en agregados mayores o terrones (agregados elementales). Estructura laminar: placas horizontales, como hojas. Estructura prismática: forma vertical formando columnas, prismas o pilares, usualmente en el subsuelo y especialmente en regiones áridas y semiáridas con suelos poco o mal desarrollados. Estructura de bloques: forma relativamente uniforme respecto de las tres dimensiones formando bloques de 2 a 10 cm de espesor. Estructura granular: sferas pequeñas, no más allá de 1 a 1,5 cm de diámetro que se encuentran sueltas sin conexión.
Consistencia (grados de de cohesión, según umedad), plasticidad (fuerza requerida para deformar o modelar), densidad (realàcon porosidad), porosidad, drenaje interno, permeabilidad, color, temperatura.

Materia orgánica: concentra el 80% de la energía del ecosistema.
Ñadis: El suelo ñadi es un área pantanosa, de poca profundidad, formada a partir de cenizas volcánicas y otros fenómenos asociados a formaciones lacustres. Mal drenaje. Son suelos muy húmedos en invierno y muy secos en verano, de modo que no tienen buen uso agrícola. Sólo sirven para praderas u hortalizas de primavera. La vegetación que se desarrolla en ellos (canelo,luma, ñirre, coigüe, quila, helechos) está adaptada
a condiciones extremas.
Desertificación: Degradación de las tierras de secano: pérdida de productividad. No hay vuelta. Creado por el/la human@. Desertización es por proceso natural.

Los principales horizontes a saber son: O, A, E, B, C y R
Donde el horizonte O corresponde a un horizonte orgánico, el que se desarrolla sobre la formación mineral. El horizonte A, horizonte mineral que está en contacto directo con la materia orgánica, (el humus está siendo constantemente incorporado à melanización). Más abajo, el horizonte E, se aprecia una zona de lixiviación o lavado de minerales (eluviación), caracterizada por haber perdido arcillas de silicatos, el hierro, el aluminio o combinaciones de ellos y otros elementos especialmente bases, tomando generalmente un color claro. Bajo este horizonte encontramos una zona de acumulación de materiales (proceso conocido como iluviación) entre los que podemos encontrar, arcillas de silicatos, hierro, aluminio o humus, solo o en combinación. Bajo este horizonte se encuentra el horizonte C, que consiste en el material mineral ligeramente intemperizado, pudiendo ser igual o distinto al material formador del suelo. Finalmente tenemos el horizonte R que consiste en roca consolidada, se supone similar al material que deriva el suelo.



Capacidad de uso de Suelo
Ordenación de los suelos existentes, para señalar su relativa adaptabilidad a ciertos cultivos; además, indica las dificultades y riesgos que se pueden presentar al usarlos. Está basada en la capacidad de la tierra para producir, señalando las limitaciones naturales de los suelos.
Clase I, muy pocas limitaciones que restrinjan su uso. Son suelos casi planos, profundos, bien drenados, fáciles de trabajar, poseen buena capacidad de retención de humedad y fertilidad es buena, rendimientos (utilizando prácticas convenientes de cultivo y manejo (simples)) son altos en relación con los de la zona.
Clase II ligeras limitaciones (reducen la elección de los cultivos o requieren moderadas prácticas de conservación). Corresponden a suelos planos con ligeras pendientes, suelos profundos (menos que claes I) o moderadamente profundos, de buena permeabilidad y drenaje (ligera humedad corregible por drenaje) presentan texturas favorables.
Clase III moderadas limitaciones en su uso (restringen la elección de cultivos, aunque servir bien ciertos cultivos). La topografía varía de plana a moderadamente inclinada (dificulta severamente el regadío); la permeabilidad varía de lenta a muy rápida. Limitaciones: Topografía moderadamente ondulada, menos profundidad que el anterior, baja capacidad de retención de agua, humedad que limita el desarrollo radicular. Requieren prácticas moderadas de conservación y manejo.
Clase IV presentan severas limitaciones de uso y restringen la elección de cultivos. Estos suelos pueden ser cultivados, requieren cuidadosas prácticas de manejo y de conservación. Limitaciones: Suelos muy delgados.
Topografía moderadamente ondulada y disectada.Baja capacidad de retención de agua.Drenaje muy pobre.
Clase VTerrenos no arables. Aptos para pastoreo y forestales. Se requiere de buen manejo de la pradera y bosque.
1.-Terrenos planos, demasiado húmedos o pedregosos y/o rocosos para ser cultivados. Están condicionados a inundaciones frecuentes y prolongadas o salinidad excesiva.
2.- Terrenos planos o de piedmont (plano inclinado) que por factores climáticos no tienen posibilidad de cultivarse, pero poseen buena aptitud para producción de praderas naturales todo el año o parte de él. Como por ejemplo se puede mencionar: Turbas, pantanos, mallines, ñadis, etc., es decir, suelos demasiados húmedos suceptibles a ser drenados, por lo tanto cultivados.
Clase VI corresponden a suelos inadecuados para los cultivos y su uso está limitado para pastos y forestales. Los suelos tiene limitaciones continuas que no pueden ser corregidas, tales como: pendientes muy pronunciadas, susceptibles a severa erosión a severa erosión, efectos de erosión antigua, pedregosidad excesiva, zona radicular poco profunda, excesiva humedad, baja retención de humedad, alto contenido de sales.
Clase VII Suelos con limitaciones muy severas que la hacen inadecuada para los cultivos. Su uso fundamental es forestal y para pastos resistentes.
Clase VIII Suelos sin valor agrícola, ganadero o forestal. Su uso está limitado solamente para la vida silvestre, recreación y protección de hoyas hidrográficas (VII y VIII 98% territorio Chile)

Profundidad.
Símbolo Profundidad efectiva (cm)1 ProfundoMás de 90 cm.2 Moderadamente profundo70 - 90 cm.3 Ligeramente profundo40 - 70 cm.4 Delgado20 - 40 cm.5 Muy delgadoMenos de 20 cm.

Textura del suelo:
(Basado en el triángulo textual del Departamento de Agricultura de los EE.UU. de Norte América).

Agrupamiento textural.Símbolos cartográficos y subdivisión del agrupamiento textural.Textura. Fina A Muy fina B Fina C Moderadamente fina Arcillosa Arcillosa limosa Franco arcillo limosa Franco arcillosa Franco arcillo arenosa (A) (AL) (FAL) (FA) (Faa)MediaD MediaLimosa Franco limosa Franca Franco arenosa muy fina(L) (FL) (F) (Famf)GruesaE Moderadamente gruesa F GruesaFranco arenosa fina Franco arenosa Areno francosa fina Areno francosa muy fina Areno francosa Areno francosa gruesa Areno muy fina Areno fina(Faf) (Fa) (aFf) (aFmf) (aF) (aFg) (amf) (af)Muy gruesaG Muy gruesaAreno media Arenosa gruesa(am) (ag)
Pedregosidad. Las piedras presentes en un horizonte constituyen un elemento inerte del mismo por lo que actúan como diluyente de sus propiedades.

La erosión podría poner en peligro la alimentación de la humanidad (para producir cierta cantidad de alimentos, se requiere cierta cant. de hectáreas arables).
*Uso de suelos no agrícolas en actividades agrícolas: Lo suelos de aptitud agrícola están siendo ocupados por las ciudades o están siendo urbanizados y los que no tienen aptitud agrícola están siendo usados en agricultura.

Ante la masacre edáfica asumir que es una realidad y que es necesario actuar en forma inmediata para detener el daño. Uno de los caminos que se pueden considerar para materializar estas acciones concretas y efectivas es contar con una legislación técnicamente adecuada que a la vez cuente con herramientas de control que le permitan ejercer acciones punitivas y ejemplificadoras. El suelo es un recurso natural finito, tan valioso como el aire, su deterioro no es problema del dueño de la tierra, sino de la sociedad toda. Culturas se murieron por eso, que no nos pase.

Factores climáticos
El clima, directa o indirectamente influye en la erosión, pero entre los factores meteorológico, el que tiene más relevancia es la precipitación. En ella se debe tomar en cuenta, la cantidad de agua caída; la época del año en que ésta cae; su intensidad y la duración.
B) erosión por zanjas: Al socavar el suelo, en el tercio inferior, se origina un sector de mayor pendiente que aumenta el poder erosivo del agua en escurrimiento, lo que hace que más material se desprenda y la zanja comience a retroceder.
C) erosión por viento: Actúa donde el suelo se encuentre seco (por ello actúa en zonas áridas o semiáridas) La velocidad mínima es de 14 km/hr.
El porcentaje de suelo erosionado depende de la altura crítica del viento a una velocidad dada y la distancia entre las partículas no erosionadas.
Suspensión: partículas inferiores a 0.1 mm. diámetro, son transportadas por el viento en suspensión. La velocidad de caída es más baja que la velocidad de ascenso del viento. Son transportadas a mayores distancias.
Transporte superficial: son partículas mayores de 0.5 a 1 mm. de diámetro, son empujadas sobre la superficie del suelo por el impacto de las partículas en saltación y por la presión directa del viento. El depósito es en forma de duna.
Deterioro de los suelos
El suelo existente en un área determinada depende de los valores relativos de sus tasas de formación y degradación. En la naturaleza estas tasas son lentas, especialmente la de formación; los factores climáticos tienen relevancia en la formación y degradación de los suelos.
Conservación de suelo: uso y manejo del recurso a fin de mantener y/o mejorar su capacidad productiva, en función de sus aptitudes, limitaciones y potencialidades, de manera de evitar su pérdida y/o degradación, para el beneficio de las generaciones presentes y futuras.
La degradación es un proceso que provoca la pérdida de la capacidad productiva por deterioro físico, químico y biológico de los suelos. Causas: naturales o antrópicas (ej: mala utilización d la tierra arable). En el mundo sólo el 11% de las tierras son aptas (sin limitaciones) para cultivo y no necesitan mejora alguna (FAO,1995).
Expertos sostienen que para la formación de 1 cm de suelo, en profundidad, transcurre en no menos de mil años; algunos suelos chilenos manejados con malas prácticas(causas sociales, económicas…) han sufrido procesos de degradación que han llevado a perder ese centímetro en 5años.
Según estudios de CONAMA y MINAFRI,2002 de un total de 34.5 millones de hectáreas, en su gran mayoría de secano, correspondiente al 2.4 millones (6.4%) están erosionados muy severamente;9.2 millones (26.6%)en forma severa; 15.5 millones (45%) con daños moderados, y 7.4 millones (21.4%) están levenmente afectados. Se aprecia que laerosión en elpaís es un problema de envergadura, cuyos efectos son de gran relevancia.
** Servicios ambientales. Los ecosistemas naturales proveen una serie de valiosos servicios ambientales que, debido a una deficiente administración o a la carencia de incentivos económicos para preservarlos, con frecuencia acaban perdiéndose. Los servicios ambientales son aquellos que brindan- fundamentalmente, pero no exclusivamente- las áreas silvestres (sean bosques, pantanos y humedales, arrecifes, manglares, llanuras, sabanas), las áreas que en su conjunto conforman ecosistemas, eco-regiones, y las cuencas hidrográficas y benefician a la sociedad en su integridad.