Xddddd

Clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 2,75 KB

 
El racionalismo y el empirismo coinciden en que 1) el sujeto es el centro y el fin de toda actividad y quien decide sobre la verdad o falsedad de cualquier enunciado, 2) comienzan por un análisis del conocimiento para determinar su alcance. Pero mientras el racionalismo pone el criterio de verdad en la autonomía de la razón y construye el conocimiento deductivamente a partir de unos principios innatos, independientes de la experiencia sensible, el empirismo parte de la experiencia y, por inducción, llega a hipótesis explicativas de los fenómenos.

Descartes influye en toda su época y posteriormente su influencia ha sido muy grande. Se inserta en un marco filosófico, entre Platón y la escolástica. Podríamos compáralo con Platón, con quien se asemeja en su concepción dualista de la realidad, aunque para Descartes, las sustancias pensante y corpórea son independientes la una de la otra. Además, el sujeto no es una realidad trascendente. Ambos coinciden también en rechazar los sentidos, aunque en un caso sea porque nos muestran el mundo sensible, cambiante, y en otro porque a veces nos engañan. La razón es la única facultad capaz de conocer la verdad, para Descartes por que se atiene a verdades evidentes, indudables.
De Aristóteles se diferencia radicalmente en su teoría del conocimiento. Y lo mismo puede decirse respecto a Santo Tomás, con quien difiere en la demostración de la existencia de Dios y que en Santo Tomás parte de hechos del mundo, mientras que en Descartes se basa en la idea de infinito.

En general, se diferencia de la filosofía antigua y medieval en la relación entre nuestras representaciones y la realidad externa. Ya en la Edad Moderna, el racionalismo (Descartes), y el empirismo polemizaron en torno a este problema. Puesto que el sujeto no conoce la realidad directamente, solo puede acceder a ella mediante dos caminos: la razón o los sentidos. Los racionalistas afirmarán que es la razón la vía correcta y los empiristas sostendrán que todo conocimiento comienza y se justifica por la experiencia.

Kant conjugó, en cierta medida, ambas posturas al afirmar que el conocimiento empieza por la experiencia, pero que el entendimiento del sujeto aporta las categorías que ordenan esa experiencia.

Para finalizar, en la época contemporánea, Husserl ha retomado la propuesta cartesiana y, rechazando el naturalismo y el psicologismo, ha puesto entre paréntesis la existencia de la realidad para centrarse en el estudio de la estructura de la conciencia.