Ciencias para la tierra y el mar

Clasificado en Química

Escrito el en español con un tamaño de 3,2 KB

 

1.- La atmósfera es uno de los componentes del sistema Tierra que mantiene un intercambio continuo de materia y energía con los demás subsistemas, esto le confiere un carácter dinámico y cambiante.

La atmósfera impide la llegada a la Tierra de ciertas radiaciones solares nocivas y es responsable de la existencia de una temperatura adecuada para la presencia de vida. También redistribuye la energía solar recibida, ayudada por las corrientes oceánicas.

El aire es un elemento imprescindible para los seres vivos, es un bien común y su utilización en actividades humanas está produciendo unas alteraciones con consecuencias graves a nivel global. Será necesario un control de las emisiones de gases, así como el uso de tecnologías más limpias y un cambio de actitudes sociales y económicas para evitar  estas alteraciones en el futuro.

Componentes de la atmósfera:

-N2: Gas químicamente inerte, cuyo valor relativo ha ido creciendo.

-O2: Utilizado en procesos de oxidación y biológicos, se ha mantenido su valor en equilibrio. Absorbe radiaciones ultravioletas entre 120-200 nm.

-Gases nobles: Son inertes y se han mantenido constantes.

-CO2: Destaca su capacidad de absorber radiaciones infrarrojas (12000-20000 nm), disminuyendo así la pérdida de calor de la Tierra. Influye en la transferencia de energía a través de la atmósfera.

-Ozono (O3): Absorbe las radiaciones ultravioletas de 200-300 nm

2.- Distribución latitudinal de la energía

La cantidad de energía que recibe un lugar sobre la Tierra depende de dos factores:

- el ángulo de incidencia de los rayos solares.

- el tiempo de exposición.

Movimientos verticales y horizontales de la atmósfera

Muchos de los movimientos verticales que tienen lugar en la troposfera son debidos a las diferencias de temperatura que presenta con la altura.

A medida que aumenta la temperatura del aire disminuye su densidad y a la inversa. En conclusión, el aire cálido es ligero y tiende a ascender, mientras que el aire frío es más pesado y tiende a bajar.

Las variaciones de presión en superficie implican un movimiento horizontal que desplaza el aire desde los anticiclones hacia las borrascas. El viento se puede definir como el aire que se desplaza para compensar las diferencias de presión.

Circulación general atmosférica

El aire que está en contacto con la superficie de la Tierra en la región ecuatorial, más caliente y ligero, asciende, siendo sustituido por aire frío y denso del polo.

Como consecuencia de la circulación atmosférica se producen cuatro zonas climáticas en cada hemisferio: ecuatorial, tropical, templada y polar; pero estas no explican toda la variedad y tipos de climas que existen sobre el planeta. Para ello hay que considerar otros factores como la altitud, orografía y continentalidad o proximidad al mar.

Entradas relacionadas: